Aragón
Suscríbete

#YoComproEnAragón

Covid-19

Las capitales miran con incertidumbre a un puente de la Constitución para los de casa tras el desconfinamiento

Los alojamientos rurales del Pirineo prevén una ocupación del 20%, pero en la zona del Moncayo auguran un lleno casi total.

Los exteriores de la oficina de Turismo de la plaza del Pilar, ayer
Los exteriores de la oficina de Turismo de la plaza del Pilar, ayer
Oliver Duch

Las tres capitales salieron ayer del confinamiento perimetral con la vista puesta en un puente de la Constitución incierto que augura un "lleno" en el entorno del Moncayo y una ocupación testimonial en el Pirineo.

Los comerciantes de Huesca aplaudieron el desconfinamiento de la ciudad tras cinco semanas de cierre perimetral, lo que ha impedido que los vecinos de poblaciones cercanas como Almudévar, Ayerbe, Tierz o Quicena pudieran desplazarse hasta la capital oscense con normalidad. La presidenta de la Asociación del Comercio, Susana Lacostena, manifestó su satisfacción por la medida, "sobre todo por las fechas que se avecinan". Tras el positivo balance de ventas del Black Friday, el sector afronta con grandes expectativas la campaña de Navidad. "Hay comercio en los que el 20% de la clientela procede de la provincia", comentó la portavoz de los empresarios, quien añadió que "lo bueno sería que los establecimientos de hostelería también pudieran estar abiertos". 

No obstante, la restricción que todos aquellos que tienen una tienda abierta esperan que se levante es la de la limitación de aforo al 25%, que en muchos comercios supone solo la presencia de un cliente como máximo. "La gente espera y hace cola, pero si hace frío se van a su casa", apuntó Lacostena. 

El alcalde de Tierz, Jesús Alfaro, también se mostró muy contento, sobre todo por lo que supone moralmente, ya que esto refleja que, día a día, "se va ganando terreno a la pandemia". Según dijo, la localidad, a cuatro kilómetros de distancia, se siente parte de la capital oscense. Durante estas semanas, los vecinos han podido desplazarse entre ambas para trabajar (con pases), ir al médico o a hacer compras de primera necesidad. "Pero también hay ganas de disfrutar del ocio, de los veladores y del ambiente y colaborar en la reactivación de la economía, sobre todo en estas fechas", comentó el alcalde. Alfaro no olvidó hacer una llamamiento a la prudencia y la responsabilidad para evitar la propagación de la covid.

Coincidiendo con el final del confinamiento, en el que la Policía Local ha impuesto 33 sanciones por saltarse las ‘fronteras’ marcadas, el Ayuntamiento de Huesca reabrió ayer las zonas de juegos infantiles de la ciudad, precintadas desde el 22 de octubre como medida técnica ante la imposibilidad de garantizar la limpieza diaria de estas áreas, colocadas sobre todo en los parques, que sí han estado abiertos.

Las asociaciones turísticas del Pirineo, por su parte, esperan que sea el peor puente de la Inmaculada que recuerdan, ya que otros años, aunque no hubiera nieve y la temporada de esquí empezara más tarde, había un flujo de visitantes. Sin embargo, esta vez la falta de reservas por las restricciones de movilidad hará que solo abran un 10% de los hoteles, aproximadamente. El resto retrasarán su reapertura hasta vísperas de Navidad al menos. Por ello, Anabel Costas, vicepresidenta de Hospedaje de la Asociación Provincial de Hostelería, aconsejó llamar con antelación antes de viajar.

También hay una "gran preocupación" en el turismo rural, dado que de momento solo hay una ocupación del 20%. "Otros años a estas alturas estarían llenos los tres puentes hasta final de año y esta vez, aunque hubo un adelanto de reservas, estamos teniendo más cancelaciones", aseguró Paco Parra, de Turismo Verde.

Tampoco favorecen las previsiones meteorológicas para el puente, ya que se espera un encadenamiento de borrascas que dejarán más de un metro de nieve en el Pirineo más occidental y mínimas de hasta 14 bajo cero.

Mucho más optimismo hay en el entorno del Moncayo. "Las casas rurales van a estar prácticamente llenas", apuntaron los hosteleros. Beatriz Aparicio, del hostal Palacete de los Arcedianos, tiene ya sus 13 habitaciones reservadas para el sábado. "En cuanto dijeron que se levantaba el confinamiento empezaron las llamadas. Pero lo que necesitamos es continuidad. Esto va a ser un espejismo como ocurrió para el puente del Pilar", manifestó.

Los visitantes parecen estar apostando, sobre todo, por apartamentos y casas rurales, y no tanto por hoteles. Lo confirmó Ricardo Calvo, del hotel Gomar, en San Martín del Moncayo. Su previsión es que los 16 apartamentos que gestiona estén llenos, cuando hace unas semanas apenas había uno o dos ocupados. No ocurrirá así con los hoteles. Con el frío y el interior cerrado apenas hay reservas. "La gente se toma un aperitivo o una cerveza en la terraza, pero luego se va", razonó.

Aumento desigual en Teruel

En Teruel, el comercio de la capital registró ya ayer un ligero incremento de ventas en el primer día tras el desconfinamiento y la llegada de compradores procedentes de localidades del entorno. El aumento de la actividad fue desigual porque mientras desde el Centro Comercial Abierto (CCA) cuantificaron la subida de la recaudación respecto al martes de la semana pasada en torno al 20%, empresarios locales como Rosendo López señalaron que las ventas habían sido similares a las de la semana pasada.

El gerente del CCA, Rodolfo Pangua, y Rosendo López coincidieron, no obstante, en que la apertura de la ciudad a la clientela del entorno con el fin del confinamiento perimetral es una buena noticia que se notará en un aumento de la demanda comercial. López señaló que la clientela se hundió con el cierre perimetral y se mostró convencido de que la nueva situación aliviará la caída de ventas, que ronda el 40% respecto a una situación de normalidad. 

El sector turístico, en cambio, es más pesimista sobre el impacto del desconfinamiento al quedar limitada la clientela a los propios turolenses. El vicepresidente de Teruel Empresarios Turísticos, Roche Murciano, se mostró "enfadado" porque no se permita la libre circulación desde la capital aragonesa, un mercado con gran potencial que podría haber revitalizado la demanda en la provincia de Teruel. 

Señaló que hasta que no se permita reabrir el interior de los bares y restaurantes –una medida especialmente importante en una ciudad con el clima frío de Teruel– y se restablezca la movilidad interprovincial ningún establecimiento cerrado se planteará la reapertura. 

A pesar de lo limitado de la demanda, Teruel Empresarios Turísticos lanzará una promoción para el puente de la Constitución a la que se han adherido más de 60 negocios que aplican rebajas y ofertas a clientes con solo demostrar su residencia en la provincia y su DNI. Además, la Comarca de Gúdar-Javalambre abre gratis algunos de sus principales puntos de interés turístico con motivo del próximo puente festivo. Entre los monumentos y centros que serán visitables figuran los castillos de Alcalá de la Selva y Mora de Rubielos, la Escala Santa de Cabra de Mora, el Museo Salvador Victoria de Rubielos de Mora y el museo de la Guerra Civil de Sarrión. 

Para animar a hacer turismo por la provincia, el presidente de la Diputación Provincial de Teruel, Manuel Rando, visitó ayer la laguna de Gallocanta, donde animo a la población turolense a "disfrutar con la debida responsabilidad de las maravillas que ofrece la provincia".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión