Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

La juez procesa por homicidio frustrado al pistolero del bar El Cubetazo de Zaragoza

Efectuó cuatro disparos al aire cuando el local estaba lleno y uno de los clientes resultó herido en la cabeza por el rebote de una bala. También se le procesa por el arsenal de armas que tenía en casa.

Marca que dejó, junto a la máquina registradora, uno de los cuatro disparos en la pared del bar Cubetazos, en Las Delicias.
Marca que dejó, junto a la máquina registradora, uno de los cuatro disparos en la pared del bar.
José Miguel Marco

El pasado 9 de febrero, Pablo F. B. desató el pánico en el bar El Cubetazo de Las Delicias al presentarse armado con dos pistolas y efectuar hasta cuatro disparos. A esa hora, dentro del local había una treintena de personas, la mayoría jóvenes que tras pasar la noche del sábado de fiesta habían acudido allí a tomar la última. El susto fue tremendo, pero, afortunadamente, solo un cliente resultó herido. Uno de los proyectiles le provocó una lesión inciso contusa de unos 3 centímetros en la cabeza.

La titular del Juzgado de Instrucción número 2 acaba de dar ahora por concluidas las pesquisas, y lo hace recordando que la herida que sufrió la única víctima –el joven de 28 años E. F. P. S.– fue "muy superficial". En cualquier caso, aclara que "una leve desviación o profundización del trayecto" podría haber resultado letal. Y ello le lleva a procesar al pistolero por un delito de tentativa de homicidio y otro de tenencia ilícita de armas. Porque además de las dos armas que llevó al bar, la Policía descubrió después que en su casa almacenaba un arsenal de revólveres y pistolas manipuladas, así como cientos de cartuchos de distintos calibres.

El auto de procesamiento le ha servido a la magistrada para ratificar la prisión provisional, situación en la que se encuentra Pablo F.B., de 54 años, desde el pasado 11 de febrero. Su abogada, Carmen Sánchez, ya solicitó en abril su salida de Zuera. Pero la jueza se negó entonces a concederle la libertad y lo ha vuelto a hacer ahora. Para esta, la "naturaleza y gravedad de los hechos" justifican el mantenimiento de la medida. Entre otras cosas, porque dada la elevada pena a la que se enfrenta el encausado existe un "evidente" riesgo de fuga.

Cabe recordar que el Código Penal castiga el homicidio frustrado con penas de entre 5 y 10 años, y la tenencia ilícita de armas manipuladas con entre uno y tres años. Y teniendo en cuenta que en el domicilio del procesado se hallaron nueve armas cortas modificadas, todo apunta a que la Fiscalía se decantará por la mitad superior.

Declarará ante la juez el día 18

Como último trámite, antes de pedir a la Fiscalía y la defensa que presenten sus respectivas calificaciones para dictar auto de apertura de juicio oral, la jueza ha citado el próximo 18 de noviembre al pistolero para practicar la declaración indagatoria. Durante su primera comparecencia en los juzgados, Pablo F.B. fue breve y se limitó a declarar que había consumido drogas y alcohol y no recordaba nada. Ahora, el encausado tendrá una nueva oportunidad para intentar justificar su temerario comportamiento. De momento, la juez ha exigido al pistolero que deposite una fianza de 10.000 euros para garantizar el pago de la indemnización.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión