Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

El Ayuntamiento retira las problemáticas tablas del Corredor Verde en el barrio Oliver

Aunque en algunas zonas ya se habían retirado los listones de madera tras las quejas vecinales, el Consistorio está actuando a la altura del campo de fútbol del Atlético Escalerillas.

Obras en el Corredor Verde del barrio Oliver en Zaragoza
Obras en el Corredor Verde del barrio Oliver en Zaragoza
L.P.

Las plataformas de madera de las zonas de descanso del Corredor Verde ya no serán un problema. El Ayuntamiento de Zaragoza está procediendo estos días a su retirada tras acumular numerosas quejas por parte de vecinos y asociaciones del barrio.

En concreto se está actuando en las plataformas que hay a la altura del campo de fútbol del Atlético Escalerillas, en el barrio Oliver. Por el momento, y dadas las circunstancias, los listones de madera tan solo serán retirados “para garantizar la seguridad de los usuarios y mejorar parcialmente la estética de la zona”, según explican desde el Consistorio.

La solución definitiva se adoptará “un poco más adelante”, y serla la misma que ya se ha aplicado en otros andadores de la ciudad, como en las riberas del Ebro. Consistirá en sustituir las pasarelas de madera por arena de recebo compactada, que es el material que se usa habitualmente en el resto de parques de la capital aragonesa.

Esta no es la primera vez que se actúa en la zona para retirar estas conflictivas plataformas. “Empezaron a retirarlas un poco más arriba, en el Corredor Verde esquina con Antonio Leyva, pero pararon. También lo hicieron cerca del Camino del Pilón, pero esta zona estaba pendiente de arreglar”, comenta Lorenzo Barderas, vicepresidente de la Asociación de Vecinos Oliver Centenario.

Tanto esta asociación como otros colectivos y vecinos del barrio habían señalado varias veces el mal estado del pavimento de estas zonas de descanso. Sus bancos están resguardados del sol y son muy utilizados por los viandantes para hacer un alto en el camino.

Muchos listones de madera, ya fuera por el paso del tiempo o las inclemencias meteorológicas, estaban levantados o incluso habían desaparecido dejando a la vista sus sujeciones. A estos factores se sumaba que es un material de difícil mantenimiento, según ha manifestado el consistorio en alguna ocasión. “Son una solución que, como se ha evidenciado en otros puntos de la ciudad, no funciona bien en Zaragoza: dan muchos problemas de mantenimiento y, además, la climatología de la ciudad no favorece en absoluto su permanencia”, señalan fuentes municipales.

El Corredor Verde con las tablas de madera antes de ser retiradas
El Corredor Verde con las tablas de madera antes de ser retiradas
L. R.

Esta no es la única intervención realizada en las últimas semanas en la zona que ha contentado a buena parte de los residentes. Hace aproximadamente un mes, el Ayuntamiento de Zaragoza procedió a retirar los polémicos bloques de hormigón de la calle Antonio Leyva.

El colectivo llevaba un tiempo pidiendo su eliminación tras haberse convertido en un punto de reunión para muchos durante las madrugadas. “No había descanso: había botellón, música alta y muchos problemas. Un porcentaje muy elevado de los vecinos está satisfecho”, asegura el portavoz. A principios de febrero, la Junta Municipal Oliver-Valdefierro aprobó su retirada con los votos a favor de PP, Ciudadanos y PSOE, y el voto en contra de ZEC. Por el momento, las chicanes se mantienen como medida para frenar los excesos de velocidad.

Tras estas dos intervenciones tan demandadas, el colectivo reivindica que se instale de una vez por todas una plataforma de aproximación de autobús en la calle Agustín Príncipe. “Llevamos ocho años trabajando en ello para que la gente mayor o con problemas de movilidad tenga menos dificultades”, comenta.

Y aunque Barderas reconoce que todavía quedan cosas por hacer en el barrio, están “muy contentos” con la “buena disposición” del gobierno actual por tratar de solucionar muchos de los problemas que tiene Oliver.

Etiquetas
Comentarios