Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

SUBEN LOS CONTAGIOS DE coronavirus

La DGA pide limitar las salidas en Zaragoza y su entorno y avisa de que vendrán "días difíciles"

Lambán admite que la situación es "inquietante" porque el contagio va a una "velocidad indeseable". La DGA no descarta más restricciones en el futuro y amplía la fase 2 al municipio de Barbastro.

Policías Locales recuerdan el uso obligatorio de mascarilla en Zaragoza

La DGA instó a limitar la movilidad en toda la Comarca Central, incluida Zaragoza capital, y a reducir "a lo imprescindible" las relaciones sociales. "No es un confinamiento, pero los efectos deberían ser parecidos", resumió la consejera de Sanidad, Sira Repollés, que compareció de urgencia junto al director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo, y al director gerente del Salud, Javier Marión. En las 24 últimas horas, la Comunidad ha sumado 272 positivos más, cifra que seguirá en aumento. El presidente de la Comunidad, Javier Lambán, admitió desde un acto en Gijón que la situación es "inquiertante" porque el contagio se produce a una "velocidad indeseable". Se mostró "preocupado" y expresó su determinación para hacer todo lo posible por atajarlo. Apeló a la responsabilidad de los zaragozanos para que "desde ya" no salgan de su ciudad.

Repollés anunció un dispositivo especial en colaboración con las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado en las entradas y salidas de la Comarca Central para "informar" a quienes crucen a uno u otro lado de la "necesaria" responsabilidad personal. Aunque "por el momento" no habrá sanciones, el Ejecutivo autonómico no descartó endurecer las restricciones a futuro en función de la evolución de los contagios.

La Delegación del Gobierno confirmó que Guardia Civil y Policía Nacional montarán controles informativos para apelar a la responsabilidad de los ciudadanos. Lo que se pretende impedir es un éxodo masivo hacia el Pirineo o la costa durante el fin de semana. Desde la Delegación recordaron que los agentes no podrán multar a quienes decidan continuar su camino, dado que el de ahora es un confinamiento voluntario y no un estado de alarma, como el que se produjo entre 14 de marzo y el 21 de junio. En cualquier caso, confiaron en que las advertencias de los agentes y la responsabilidad de los propios conductores permitan reducir al mínimo la movilidad en los próximos días.

Para entrar y salir no hará falta ningún permiso, ya que la limitación es "voluntaria" y se regirá por la "sensatez y responsabilidad" de cada uno. La situación actual "preocupa enormemente y es "cada vez más complicada", según reconoció Falo, que alertó: "Nos esperan días muy difíciles. Sobre todo a quienes vivimos en la Comarca Central". Lo importante, subrayó, es que desde Atención Primaria se mantiene la capacidad de control de la transmisión. "Podemos identificar el origen del contagio en cerca de un 70% de los casos. Es un porcentaje muy importante que permite albergar posibilidades reales de poder controlar la onda epidémica", manifestó.

Los resultados de estas medidas no se apreciarán hasta dentro de aproximadamente una semana. "¿Podríamos tomar más? Desde luego, pero las ya adoptadas son adecuadas para la situación epidemiológica en la que se encuentra la Comunidad", dijo Repollés.

La DGA no limitará, por ahora, el transporte interurbano. Tampoco ha decretado restricciones para buses urbanos y tranvías. El único cambio que se prevé para las próximas horas se dará en las residencias. El Ejecutivo modificará la normativa actual a fin de blindar aún más estos centros, que desde el inicio de la pandemia han registrado 760 muertos, y "proteger a la población más vulnerable".

La reacción de Barbastro

La consejera descartó endurecer, por el momento, los aforos de la fase 2 flexibilizada, a la que se sumaron desde este viernes los 15.000 habitantes del municipio de Barbastro, que en las últimas horas ha registrado una veintena de contagios. Su alcalde, Fernando Torres, reconoció que la noticia es "un mazazo y un paso atrás" para la ciudad.

Para los empresarios, ha sido un golpe tan fuerte como inesperado. "Pensábamos que habría rebrotes, pero no tan pronto", reconoció José Antonio Pérez, presidente de la Asociación de Empresarios. A este respecto, el hostelero y presidente de la asociación del polígono Valle del Cinca, Adrián Beroz, consideró que el cambio de fase podría provocar cancelaciones. "Teníamos muchos turistas de fuera de Aragón que igual ahora se van a pensar venir", dijo.

Este retroceso hace que sean ya 885.000 los aragoneses en fase 2, que afecta a la Comarca Central, la ciudad de Huesca y las comarcas de La Litera, Bajo Cinca, Cinca Medio y Bajo Aragón-Caspe.

Capacidad de detección

El Ejecutivo espera que limitar la movilidad permita controlar la situación, frene la transmisión comunitaria y evite que el virus se extienda a otros puntos de Aragón. Pese a que la situación no es, según el departamento de Sanidad, "en absoluto comparable" a la vivida en marzo, Marión afirmó que las llamadas al 061 han pasado de 127 a 609 en cuestión de días. Los ingresos también siguen en aumento. El pasado jueves había 25 camas ocupadas y este jueves, 71, con 65 pacientes en planta y seis en intensivos.

En esta línea, Falo recordó que en marzo se detectaban únicamente los casos más graves. "La capacidad de detección es ahora muy alta", reiteró. La Comunidad, según datos de la DGA, realiza actualmente alrededor de 2.000 PCR diarias, una cifra que podría incrementarse si hay necesidad.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión