Despliega el menú
Zaragoza

Ayuntamiento de Zaragoza

Zaragoza abre el sábado sus piscinas con un aforo inferior al permitido

El Ayuntamiento apuesta por estrenar la campaña al 50% por cautela pero no descarta alcanzar el 75% que ampara la DGA.

La campaña de piscinas municipales de verano se estrena el sábado con un aforo máximo del 50% pese a que el Gobierno de Aragón permite alcanzar el 75%. La decisión del Ayuntamiento se basa en la “cautela” y la “precaución”, según ha detallado la concejal de Deportes, Cristina García, en una visita al CDM Actur para comprobar los últimos preparativos de una temporada que llega marcada por la crisis sanitaria del coronavirus.

La edil ha explicado que no se descarta aumentar la capacidad de las instalaciones conforme vaya avanzando el verano y las circunstancias así lo permitan, pero de momento, apuesta por “preservar la seguridad” de los bañistas. “Preferimos empezar con un aforo más bajo y poder ampliarlo conforme pasen las semanas”, ha señalado.

“Preferimos empezar con un aforo más bajo y poder ampliarlo conforme pasen las semanas”

Para facilitar la gestión del aforo, el Ayuntamiento ha lanzado una aplicación para que los usuarios puedan conocer en tiempo real el número de personas que hay en cada instalación y evitar así que se desplace a centros saturados.

El sábado se abrirán 21 instalaciones municipales, es decir, todas salvo la de Gran Vía (la antigua Hípica), que no ha podido culminar a tiempo por culpa de la pandemia la reforma integral a la que está siendo sometida. En cualquier caso, para evitar la propagación del virus, el Ayuntamiento ha establecido un completo plan de seguridad que no solo se centra en el control del aforo.

Una de las principales novedades radica en el horario, ya que este año se cerrarán todas las instalaciones al mediodía durante una hora para su limpieza y desinfección. De esta forma, las puertas estarán abiertas de 10.30 a 15.00 por la mañana y de 16.00 a 21.00 por las tardes. En este sentido, el Consistorio estudia algún tipo de compensación para los bares de las piscinas, ya que serán los más perjudicados en el horario de las comidas.

Además, los vestuarios permanecerán clausurados para evitar focos de contagio, aunque los aseos sí estarán habilitados. La mascarilla será obligatoria para entrar al recinto, al igual que respetar la distancia de seguridad. Entre otras medidas, tampoco habrá alquiler de hamacas ni se podrán usar las zonas de juego infantil.

Más personal

Por otro lado, el gobierno PP-Cs ha invertido medio millón de euros adicionales para el refuerzo de personal en las instalaciones, ya que habrá que hacer un trabajo extra en desinfección, limpieza y control de aforos, en especial en los vasos. “Buscamos alcanzar cuanto antes la mayor normalidad posible”, ha destacado García.

De momento, la venta de abonos parece que va despacio -en torno a un tercio de lo que era habitual otros años-, aunque apenas hace dos días que se han habilitado los canales de compra. Desde el área de Deportes confían en que conforme los bañistas vayan comprobando las medidas de seguridad se acelerará la venta de abonos.

En este sentido, el Ayuntamiento ha aplicado una importante rebaja de todas las tarifas, para compensar que la campaña empieza este verano un mes más tarde, y que el aforo será más reducido. En concreto, el principal descuento se hará en el abono de temporada para adultos, que pasará de costar 77 euros a 30. Por su parte, el de jóvenes se reducirá de 46,30 a 20 y el de la tercera edad, de 35 a 20.

En cuanto al bono que permite el acceso diez días, el precio para los adultos será de 15 euros frente a los 29 de 2019, mientras que para los jóvenes y los mayores pasará de 15 y 11 euros respectivamente a 10. Las entradas individuales también verán reducido su coste. En este caso, el precio para los adultos será de 2,5 euros frente a los 4 del año pasado y para los jóvenes y mayores pasará de 2,70 y 2,60 euros a 2.

Etiquetas
Comentarios