Despliega el menú
Zaragoza

coronavirus en aragón

El Ayuntamiento de Zaragoza aprueba, sin ZEC ni Vox, el dictamen con las 286 medidas para afrontar la crisis

El gobierno se ha mostrado abierto a que estos partidos "recapaciten" y se sumen a la iniciativa. 

Partidos y entidades ha sellado el dictamen para la reactivación de Zaragoza en el palacio de Montemuzo
Partidos y entidades ha sellado el dictamen para la reactivación de Zaragoza en el palacio de Montemuzo
Daniel Marcos Ayto

Zaragoza ya tiene, de forma oficial, su paquete de medidas para afrontar la crisis social y económica generada por la pandemia del coronavirus. El Ayuntamiento ha aprobado este viernes en un pleno extraordinario el dictamen obtenido de la comisión por el futuro de la ciudad, y lo ha hecho con el apoyo de todos los grupos menos ZEC y Vox, que han optado por abstenerse en la votación. De esta forma, la rubrica en el documento de PP, Cs, PSOE y Podemos-Equo pone punto y seguido a un mes de negociaciones y reuniones que han transcurrido con la predominante intención de la búsqueda de consenso. Ahora, llega el momento de ejecutar las 286 medidas que se desprendieron finalmente de las reuniones de los partidos con numerosas entidades sociales, vecinales y del tejido económico de la ciudad.  

El pleno no ha traído ninguna sorpresa más allá de que la crispación que cabía, quizá, esperar después de que dos partidos se desmarcaran del dictamen ha brillado casi por su ausencia. Ha servido para dar el sí definitivo a las medidas y volver a dejar claras las intenciones de la comisión: reconstruir económica y socialmente Zaragoza. Los grupos de la izquierda han vuelto a mostrar una vez más su unión pese a la abstención de ZEC y el gobierno ha asegurado estar "abierto" a que todos los partidos se sumen a la iniciativa. El alcalde, Jorge Azcón, ha querido recordar a las personas fallecidas por la covid-19 y ha mostrado su agradecimiento a entidades, instituciones y partidos, incluso a los que "legítimamente" no han suscrito el documento. "Sin ningún tipo de reproche", ha señalado. 

"Sigo pensando que habrá grupos que si recapacitan podrán llegar a acuerdos", ha asegurado la portavoz popular y concejal de Hacienda, María Navarro. "Si algo nos han pedido los ciudadanos es que nos pongamos de acuerdo para hacer lo mejor para ellos", ha incidido.  Además, Navarro ha vuelto a pedir que el Ejecutivo central habilite un fondo de ayudas para las ciudades, dotado con 6.300  millones de euros, para poder hacer frente a todos los gastos generados por la crisis y cumplir, asimismo, con las medidas del dictamen. 

Por su parte, la portavoz de Cs y vicealcaldesa, Sara Fernández, que además ha presidido durante este tiempo la comisión, ha explicado que las reuniones se han guiado por la máxima de "compromiso, participación y transparencia". Ambas han lamentado la abstención de ZEC y Vox. "No sé qué situación más grave necesitan para entender que lo importante no son las siglas, que son las personas", ha enfatizado Fernández. 

Quien más críticas ha recibido ha sido Vox, que se retiró de la comisión antes de llegar a plantear sus propuestas y no colaboró en la elaboración del documento final. Lo hizo, según ha defendido en varias ocasiones su portavoz, Julio Calvo, como muestra de rechazo al pacto alcanzado a nivel estatal entre PSOE y Unidas Podemos y Bildu en referencia a la reforma laboral. Un motivo que para la portavoz socialista, Lola Ranera, se trata únicamente de "una excusa" que sirvió para que la formación diera "la espalda a la ciudadanía". Sobre ZEC ha apuntado que el partido ha estado "pedaleando hasta el último momento para sacar adelante" el dictamen. 

Ranera ha asegurado, no obstante, que su voto a favor "no es un cheque en blanco" para el gobierno de Azcón y que desde su partido estarán "vigilantes" para que se cumpla el documento. Por ello, ha anunciado que pedirán la creación de una mesa de seguimiento. Por parte de Podemos-Equo, su portavoz, Fernando Rivarés, se ha manifestado en la misma línea y ha vuelto a mencionar su propuesta de crear un órgano con los cinco partidos de la comisión que se encargue de gestionar la aplicación de las medidas desprendidas de la misma. 

Los partidos que finalmente no ha apoyado el dictamen han vuelto a mostrar este viernes su razonamiento. El portavoz de ZEC, Pedro Santisteve, ha remarcado que el comportamiento de su partido y del conjunto de la oposición durante la pandemia ha sido de "colaboración y lealtad institucional". Sin embargo, ha considerado que el gobierno no ha manifestado una "voluntad firme de ejecución" y ha criticado la, a su juicio, "sobreexposición mediática" del alcalde. "Queremos dejar patente que la confianza hay que sabérsela ganar con hechos", ha incidido. 

Julio Calvo, por su parte, ha lanzado alguna crítica a la gestión del gobierno, pese a ser Vox el aliado de la coalición PP-Cs. Así, ha asegurado que algunas de las medidas que han salido adelante no las habrían podido aceptar "de ninguna manera", aunque muchas otras sí las comparten. "En Madrid gobierna el centro derecha y se nota, aquí no se nota", ha lamentado. El regidor, sin embargo, no ha respondido a ninguna de estas críticas y se ha limitado a resaltar la importancia de la comisión, que ha logrado un resultado "razonablemente satisfactorio". 

Etiquetas
Comentarios