Despliega el menú
Zaragoza

sucesos 

La juez cita a otro implicado en el caso del taxista que murió de un puñetazo en Zaragoza

La acusación particular pidió que se le interrogara como investigado porque los testigos aseguran que fue quien inició el altercado que se produjo en la madrugada de San Valero en la plaza de España.

La agresión se produjo en la esquina de la plaza de España con la calle de los Mártires de Zaragoza.
La agresión se produjo en la esquina de la plaza de España con la calle de los Mártires de Zaragoza.
Guillermo Mestre

La jueza que investiga al militar José W. D. P., de 32 años, por la agresión que se produjo en la madrugada del 29 de enero en la plaza de España –junto a la entrada al Tubo– y que costó la vida al taxista Cristian F. S., de 41 años, ha citado como investigada a una segunda persona. Se trata de Antonio M. T., amigo del autor del puñetazo mortal e identificado por varios testigos como el hombre que inició el altercado al pegar primero a un acompañante del fallecido.

Los hechos se produjeron sobre las 2.30 a las puertas del Gran Café Zaragozano, donde los cuatro estaban tomando algo en diferentes grupos esa noche, festividad de San Valero. En un momento dado, unos y otros empezaron a discutir y el personal de seguridad los expulsó del local. Una vez en la calle, el militar del Regimiento de Pontoneros de Zaragoza asestó un fuerte puñetazo en la cara al taxista.

43 días en coma inducido

La víctima sufrió un severo traumatismo craneoencefálico y pasó 43 días en coma inducido. Cuando parecía mejorar y empezaba a responder a los estímulos, Cristian F. S. sufrió una complicación pulmonar que provocó su muerte. De ahí que ahora se investigue a su agresor por un homicidio imprudente.

Al saber de la implicación de un amigo del militar en los hechos, la acusación particular, que ejerce el letrado José Luis Melguizo, solicitó a la jueza que llamara a declarar también como investigado a Antonio M. T. Sobre todo, porque hay dos testigos que afirman «sin ningún género de dudas» que fue él quien propinó el primer puñetazo. No al taxista, sino al amigo de este, A. P. A., que quedó aturdido.

El hombre al que ahora ha citado la instructora ya compareció en comisaría y en sede judicial, pero lo hizo como testigo. Por eso el empeño de la acusación particular en que conteste a las preguntas de la jueza y el resto de partes como investigado, asistido por un abogado. El interrogatorio será la próxima semana.

Etiquetas
Comentarios