Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

A debate el plan urbanístico del hospital privado con el apoyo del PSOE en el aire

PP-Cs inicia este lunes la modificación del PGOU de la mano de Vox mientras los socialistas piden que las plusvalías repercutan en la ciudadanía.

Vista de los suelos de la prolongación de Gómez Laguna, donde el Ayuntamiento de Zaragoza proyecta un hospital
Vista de los suelos de la prolongación de Gómez Laguna, donde el Ayuntamiento de Zaragoza proyecta un hospital
Laura Uranga

El Ayuntamiento de Zaragoza afronta una nueva modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para sacar adelante, en este caso, la construcción de un nuevo hospital privado en la prolongación de la avenida de Gómez Laguna. El gobierno PP-Cs encara el proceso con la mayoría necesaria garantizada gracias al apoyo de Vox, pero busca el respaldo del PSOE para dar estabilidad política al proyecto, una vez conocido el rechazo tajante de ZEC y Podemos. Los socialistas piden al alcalde, Jorge Azcón, más información sobre la operación y, sobre todo, que esta repercuta en el «interés general de la ciudadanía».

El expediente llega este lunes a la comisión de Urbanismo, donde los grupos debatirán sobre una modificación del PGOU que contempla una venta de suelo público que podría reportar entre 12 y 15 millones de euros a las arcas municipales, según las estimaciones del gobierno municipal. Ese será, precisamente, uno de los puntos clave de la sesión, ya que el principal partido de la oposición quiere conocer a qué se destinarán esos ingresos.

«Si repercuten en la ciudadanía, valoraremos dar el sí», señalan fuentes de las filas socialistas, que se muestran dispuestas a negociar pero piden para ello mayor concreción por parte del gobierno. «En el contexto actual de crisis sanitaria y económica, esos ingresos podrían destinarse a paliar los efectos del coronavirus, por ejemplo, en materia social o de ayudas a pymes y autónomos», proponen.

En cualquier caso, el apoyo del PSOE no garantizaría una tramitación urbanística sin sobresaltos, a tenor de cómo han discurrido las modificaciones del PGOU más recientes, como el plan del ‘outlet’ de Pikolin o el del parque de Pignatelli, ambos judicializados. En este sentido, el portavoz de ZEC y exalcalde, Pedro Santisteve, cargó contra la iniciativa y defendió apoyar la sanidad pública en lugar de «favorecer negocios privados sanitarios». En la misma línea, Podemos-Equo criticó el proyecto y afirmó que «es una gran mentira». «No va a beneficiar a la ciudadanía zaragozana, sino a sectores privilegiados», afirmó Fernando Rivarés, al igual que la Federación de Barrios, que también ha mostrado su rechazo.

Los plazos

La operación urbanística prevé trasvasar 30.000 metros cuadrados edificables que hay en un solar de Valdespartera para posibilitar la construcción del complejo hospitalario, que estará situado entre la cooperativa del taxi y la trasera del estadio Miralbueno-El Olivar. PP-Cs prevé lograr en el pleno del viernes la aprobación inicial del expediente, y la definitiva en el de septiembre, de cara a poder licitar el proyecto a finales de año.

En este sentido, el Grupo Quirón, que siempre ha querido ampliar sus instalaciones en Zaragoza, ya ha mostrado su interés por el proyecto. En cualquier caso, el Ayuntamiento quiere que el Gobierno de Aragón conceda la declaración de interés autonómico, para agilizar los plazos, aunque desde el Pignatelli recuerdan que tiene que ser el promotor quien pida el trámite.

Etiquetas
Comentarios