Despliega el menú
Zaragoza

coronavirus

Protesta en el hospital de Calatayud por el material recibido mientras Sanidad insiste en que es el adecuado

Una treintena de trabajadores se ha concentrado en la recepción del Ernest Lluch para quejarse por los EPI recibidos y el Salud defiende que todo está homologado.

Imagen de la concentración en la recepción del hospital de Calatayud. HA
Imagen de la concentración en la recepción del hospital de Calatayud. HA
Heraldo.es

Una treintena de trabajadores del Ernest Lluch de Calatayud se han concentrado este miércoles por la mañana en la recepción del centro y ante miembros de la dirección del mismo para protestar por la falta de acceso a los equipos de protección individual (EPI), por las dudas que les genera su calidad y por las declaraciones realizadas este martes por Javier Marión, gerente del Salud, que aseguraba que solo tenían que pedirse los EPI, ya que había reservas en el almacén. Según ha podido saber HERALDO, la convocatoria ha partido por iniciativa individual de los empleados, al margen de los órganos de representación como la junta de personal.

Fuentes internas consultadas por esta redacción, que siguen pidiendo el anonimato, insisten en que “hemos llegado a pedir mascarillas FFP3 para entrar en urgencias –donde están los pacientes con covid- y me dieron una que no estaba homologada, y eso fue ayer (por el martes)”. Las mismas personas insisten en que las nuevas batas verdes que se han entregado recientemente no se pueden atar y que el material es atravesado por partículas lanzadas con pulverizador, y que actualmente se colocan cuatro pares de guantes.

Este martes, el propio Departamento de Sanidad insistía en que todo el material repartido pasa por los servicios de prevención de riesgos laborales, donde ser realizan los controles pertinentes antes de repartirse en los centros hospitalarios y de salud. Al mismo tiempo que recuerdan que de las 15.000 mascarillas defectuosas que se repartieron por el Ministerio en la Comunidad, el Salud fue de los primeros en dar la voz de alarma y remitió una instrucción para que quienes las utilizaron se dirijan a servicios de prevención y se les hagan pruebas PCR.

Marión insistió el martes en que “el material está en los centros, los responsables de suministro o coordinadores lo tienen”, que desde la Dirección del Ernest Lluch se le comunicó que no había desabastecimiento y apeló a que los trabajadores solo tenían que reclamarlo por los cauces internos. Al mismo tiempo insistieron en que los materiales se reparten en función del riesgo de los servicios que se desempeñan. Por su parte, precisamente ese mismo día a primera hora y una vez que trascendieron las quejas de los trabajadores, se retiraron las batas hechas con bolsas de basura y que servían como primera capa y se suministraron otras de color verde.

Asimismo, los trabajadores incidían en que también el martes les llegaron gorros y calzas que hasta el momento no habían tenido disponibles. A su vez, ayer la plataforma Más que un aplauso hizo llegar al servicio de Interno 50 batas compradas con el dinero de donaciones. Al mismo tiempo, los trabajadores insistían en que las últimas semanas han tenido materiales gracias a las donaciones de vecinos particulares y de empresas, que les dieron pantallas o monos que habitualmente se usan para sulfatar.

Por su parte, los últimos datos ofrecidos por el Gobierno de Aragón contabilizan 24 personas ingresadas en el centro bilbilitano con Covid-19 o con cuadros que están a la espera de ser confirmados. Según confirman fuentes del Salud desde el inicio de la pandemia 8 personas han fallecido en el Ernest Lluch, dos de ellas este martes, y otras dos fallecieron con sospecha. En cuanto a traslados, a las UCI de hospitales de Zaragoza apuntan que desde el inicio han sido 7 en las primeras semanas de la epidemia.   

Consulta toda la información sobre el coronavirus. 

Última hora sobre la enfermedad Covid-19. 

Regístrate en la newsletter de HERALDO y tendrás cada día toda la información sobre el coronavirus. 

Etiquetas
Comentarios