Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

El hundimiento parcial del parquin de Salamero se produjo por el exceso de peso de la plaza

El informe técnico dice que los daños no son graves y que se pueden reparar en dos meses.

Vista aérea de la plaza de Salamero después del cierre parcial del parquin.
Vista aérea de la plaza de Salamero después del cierre parcial del parquin.
Guillermo Mestre

El forjado del techo del aparcamiento de la plaza de Salamero se hundió tres centímetros por la sobrecarga que tenía que soportar, aunque los daños causados no son excesivamente graves. La resolución del problema supondrá unos dos meses de obras, después de los cuales el estacionamiento, ahora cerrado parcialmente, podría volver estar en servicio.

Estas son las principales conclusiones del informe técnico solicitado por la concesionaria, Indigo, al Laboratorio de Ensayos Técnicos (Ensaya) y a Pérez Benedicto Ingeniería para analizar las causas del hundimiento de tres centímetros en el forjado del techo, que afectó a tres pilares. Los especialistas descartan en cualquier caso un defecto constructivo y concluyen que se ha producido una «rotura de losa por punzonamiento» que estuvo motivada por el exceso de peso. «El forjado tiene un exceso de sobrecarga respecto a los valores con los que se dimensionó», sostiene el documento, al que ha tenido acceso este diario.

«En la estructura del aparcamiento a lo largo de sus 48 años, no hemos constatado que haya presentado patologías relevantes en relación a los daños del siniestro, ni daños que hayan podido mermar su capacidad resistente», dice el informe, de 131 folios. Concluye que «la plaza tiene en la actualidad unas cargas superiores a las previstas en proyecto». Además, dice que a esta situación hay que sumar que cuando llueve de forma prolongada aumenta el peso en la zona de parterres y en los puntos donde se han plantado árboles, que en la actualidad son de gran porte.

La solución pasa ahora, por tanto, por reducir la carga que tiene que soportar la infraestructura, tanto en la zona de parterres como en la pavimentada. De momento ya se han retirado las zonas de tierra para aligerar el peso. Por otro lado, plantea la reparación mediante «encamisado de hormigón armado de los tres pilares afectados», además de colocar un capitel de refuerzo en los tres pilares.

El informe ahora tendrá que ser evaluado por los ingenieros municipales, pero no se espera que la reparación vaya a ser costosa. Aunque los técnicos no lo determinan, la previsión del Ayuntamiento es que las obras no superen los 150.000 euros. En cualquier caso, los trabajos se quieren acometer lo antes posible. Al margen del futuro de las estacionamiento, cuya concesión expira en 2022, el Área de Urbanismo quiere lanzar un concurso de ideas para definir el nuevo diseño de la plaza, que se espera que sea semipeatonal.Otra cuestión es cómo se financian las obras, dado que podrían incluirse en los pliegos de la nueva concesión del aparcamiento.

Serrano apuesta por el arreglo inmediato

El concejal de Urbanismo, Víctor Serrano, apostó ayer por acometer el arreglo del parquin de Salamero para evitar otro tipo de afecciones, eso sí, con la vista puesta en un proyecto futuro de mayor calado. «Si los informes dicen que hay un problema que se puede resolver, vamos a atenderlo para evitar otros perjuicios», comentó el edil, que dijo no olvidar que «la plaza merece una reforma».

Serrano hizo estas manifestaciones en el transcurso del pleno municipal, que abordó el futuro de esta céntrica plaza de la ciudad. ZEC presentó una moción, a la que se añadió una enmienda del PSOE, para que la reforma de Salamero incluya un porcentaje importante de estacionamientos para bicicletas y vehículos sin emisiones, así como zonas verdes.

Además, se aceptó una enmienda adicional de Cs para estudiar la posibilidad de implantar una zona de bajas emisiones con motivo de la futura reforma después de que el pasado mes de enero se hundiera una parte del techo de la primera planta del garaje que hay bajo la plaza, debido a la presión ejercida por el arbolado y los parterres allí presentes. Pedro Santisteve, de ZEC, defendió que Zaragoza debe ser «una ciudad más saludable y ecológica» y recordó que la plaza de Salamero debe ser zona verde.

Etiquetas
Comentarios