Despliega el menú
Zaragoza

Movilidad 

Cabify rechaza la polémica de su llegada a Zaragoza y dice que "puede tener un efecto positivo"

La empresa se va a reunir con la DGA y el Ayuntamiento mientras que el sector del taxi se opone a su implantación.

Tanto Urber como Cabify dejarán la capital catalana
Cabify tiene interés en operar en la capital aragonesa
Reuters

La empresa de alquiler de coches con conductor Cabify rechazó este lunes la polémica que está suscitando en los últimos días su posible llegada y se mostró convencida de que en el caso de que se produzca no va a generar problemas. "Estamos convencidos de que la propuesta de movilidad multimodal, eficiente y sostenible que ofrecemos puede tener un efecto positivo", explicaron fuentes de la compañía a este diario.

Cabify hizo estas declaraciones ante la controversia generada por las 80 nuevas autorizaciones de VTC que va a tener que aprobar el Gobierno de Aragón en aplicación de una sentencia judicial. La adjudicataria de esos permisos es Ares Capital, una intermediaria de la que Cabify quiso desmarcarse de momento, aunque en otras ciudades han hecho uso de sus licencias.

La citada empresa destacó "el interés" que su aplicación provoca en distintas ciudades, entre ellas Zaragoza. "Junto a Bilbao y Granada es una de las tres ciudades en las que más se consulta la aplicación de Cabify a pesar de no tener operación activa en ninguna categoría. A nivel insular, destaca el ratio de apertura de nuestra aplicación en Palma de Mallorca", indicaron fuentes de la compañía, que tiene previstas sendas reuniones con responsables de la DGA y del Ayuntamiento para explicar sus planes.

Los que están en guardia son los taxistas, que exigen el cumplimiento de la regulación de las VTC ante las 80 nuevas autorizaciones. "Pedimos que se cumpla la ley y que la Policía actúe. Que los pare, los orille y les pida la documentación", declaró Miguel Ángel Perdiguero, vicepresidente de la Asociación Autotaxi. El temor de los profesionales del taxi es que "pase como en Madrid y Barcelona, donde no se cumplen las normas".

Perdiguero reclamó que se desarrolle el régimen sancionador del denominado el ‘decreto Ábalos’, que "quedó colgado" por el cambio de gobierno. Entre otras cuestiones, añadió, se previó la retirada de la licencia en algunos casos. El dirigente de la asociación del taxi dijo que el sector en Zaragoza "no tiene ningún miedo a las licencias VTC". "Somos más y contamos con la calidad del servicio, pero se tienen que cumplir las normas", afirmó. Esto significa que las empresas deben respetar un periodo de 15 minutos entre la reserva y el viaje, que no pueden captar clientes en plena calle o que no pueden estar geolocalizados.

ZEC pide protección al sector

Por su parte, ZEC reclamó "protección" al sector del taxi. "Es muy negativa la posibilidad de la llegada de Uber o Cabify, que traen una desregulación de la economía, así ha pasado en otras ciudades. Reclamamos a la DGA que haga todo lo posible por impedir estas 80 licencias", declaró el edil de la formación de izquierdas Alberto Cubero. El concejal exigió que "en caso de que finalmente las otorgue, se les controle de una forma muy estricta". "Se deben cumplir todos los criterios en materia laboral", declaró.

Etiquetas
Comentarios