Despliega el menú
Zaragoza

servicios públicos

Basura, hojas, parques infantiles sucios… Estos son los efectos de la huelga de jardineros de Zaragoza

Las movilizaciones de los empleados de FCC duran ya 24 días, por lo que las consecuencias en las zonas verdes se empiezan a notar. De las 91 labores que se deberían hacer en esta época, solo se hacen 30.

Montaña de hojas acumuladas en el Parque Bruil de Zaragoza.
Montaña de hojas acumuladas en el Parque Bruil de Zaragoza.
Heraldo

“Claro que se nota la huelga, esto está el doble de sucio”, comenta Juan Valdemoro mientras pasea a su perra Vilma. “Está horrible, hay porquería porque las basuras están llenas y aquí no viene nadie”, añade David Imaz mientras columpia a su hija Nadia, de 2 años. Ambos estaban este martes en el parque Bruil de Zaragoza, uno de los afectados por la huelga de los jardineros, que dura ya 24 días.

Los efectos de estas movilizaciones se dejan ver en todas las zonas verdes de la margen derecha de Zaragoza. Los jardines de la ciudad acumulan basura, montañas de hojas y setos a medio cortar, desde que el pasado 20 de enero los trabajadores de FCC Parques y Jardines convocaran unos paros indefinidos que la plantilla está secundando mayoritariamente.

Esta época invernal es especialmente propicia para que las consecuencias de una huelga de estas características pasen algo más desapercibidas, ya que la vegetación apenas crece y el riego está detenido casi por completo. Sin embargo, hay efectos que sí son visibles. Otros lo serán a medio o largo plazo.

Los servicios mínimos decretados por el Ayuntamiento, de poco más del 20%, dan para lo que dan. Así que muchas de las labores que habitualmente hacen estos trabajadores se están quedando sin ejecutar. Según datos de la propia empresa, en esta época del año se efectúan 91 operaciones o labores de jardinería. Durante estos días solo se están haciendo 30, y encima se ejecutan a medio gas.

Se han intentado priorizar los trabajos relacionados con la salud pública y la seguridad, como la limpieza o la poda de las ramas de los árboles con riesgo de caída. Sin embargo, no se llega a todo, y la acumulación de basura se ha convertido en uno de los efectos más evidentes de la huelga. En muchas zonas, tanto las papeleras como los contenedores están llenos, por lo que sus alrededores están llenos de porquería. Es el caso, por poner solo algunos ejemplos, de la plaza de Reina Sofía, de las glorietas de Goya, de la glorieta Esperanto, de los jardines de la Aljafería o del parque Bruil.

Además, las hojas secas se amontonan en muchos parques. Con efecto del viento, se arremolinan en determinados lugares, creando auténticas montañas que se quedan sin recoger. También en algunos lugares, como en el parque Bruil, hay restos de poda acumulados en medio de las praderas.

Desde el 20 de enero, día en el que empezó la huelga, han llegado hasta la empresa 145 quejas ciudadanas por problemas detectados en mobiliario y parques infantiles, diez incidencias relacionadas con la limpieza, siete avisos de riesgo de caída de árboles, 57 incidencias con el sistema de riego… Muchas de ellas se han solucionado gracias a los servicios mínimos, pero otras muchas se han quedado sin arreglar.

Fuera de las labores de esos servicios mínimos se han quedado acciones que los jardineros acometen normalmente estos días, como la poda de los arbustos en parques, rotondas y medianas, el mantenimiento de los caminos, la limpieza del caucho y la sustitución de arena de los parques infantiles, la eliminación de pintadas, el mantenimiento de los desagües de las fuentes… Se trata de trabajos que ya no se van a hacer, o que si se hacen cuando acabe la huelga obligarán a que otras labores se queden sin ejecutar.

Desde el comité de empresa también alertan de que estos días se hacen labores de preparación del sistema de riego, que se activará antes de que llegue la primavera. Esos trabajos “no se están haciendo” por lo que, señalan, puede que haya parques que no se puedan regar cuando empiece la época.

La huelga, de momento, no tiene visos de finalizar, por lo que todos estos problemas se irán agravando conforme pasen los días. Cuanto más se acerque el periodo de primavera, más se notarán, por lo importante que es esa estación para el crecimiento de la vegetación y porque los parques, con el buen tiempo, cada vez serán más frecuentados por los ciudadanos.

Etiquetas
Comentarios