Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

San José reclama partidas específicas para el arreglo de sus plazas y parques

La asociación de vecinos del barrio ha presentado varias alegaciones al proyecto de presupuestos en las que piden más inversión para la zona de los depósitos de Pignatelli y para el Plan de Barrio.

Jardín de la Memoria, en San José.
Jardín de la Memoria, en San José.
C.A.

Nunca llueve a gusto de todos. Y cuando se trata de los presupuestos de una ciudad, resulta todavía más complicado. Y es que, crear unas cuentas que contenten a todos los colectivos y entidades se antoja prácticamente imposible. Con todo, el lunes, decenas de asociaciones sociales de vecinos y consumidores, entre otras, se dieron cita frente al Ayuntamiento para reclamar al equipo de gobierno que los presupuestos de 2020 tengan en consideración al tejido social de la capital aragonesa.

Durante la concentración demandaron que las cuentas municipales favorezcan la inclusión, tengan en cuenta la emergencia climática, promuevan el bienestar social y faciliten la participación de la ciudadanía. Pero más allá de estas reivindicaciones generales, las asociaciones también han presentado sus propias alegaciones para conseguir mejoras en los barrios. Es el caso de la Asociación Vecinal de San José, que ha registrado cuatro alegaciones que tienen que ver con el estado de los parques de la zona, la creación de vivienda social o una partida específica para impulsar el Plan de Barrio, entre otras.

“Creemos que los presupuestos no tienen en cuenta a los barrios”, considera Juan Carlos Crespo, responsable del área de Urbanismo, Vivienda y Medioambiente de la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ) y la Asociación Vecinal de San José.

Peces muertos en el estanque del Jardín de la Memoria, en San José.
Peces muertos en el estanque del Jardín de la Memoria, en San José.
C.A.

El proyecto de presupuestos recoge una partida denominada GUR 1511 60003 Actuaciones de urbanización y otros gastos en el área G33/2 –antiguos depósitos de Pignatelli- que asciende a 18.000 euros, una cantidad que desde el colectivo consideran que es insuficiente. “El proyecto de reparcelación lo hizo el anterior gobierno. Lo dejó preparado para que se hiciese el proyecto de urbanización, que todavía está pendiente, pero con 18.000 euros no se puede hacer nada”, apunta Crespo.

Además, afirman sentirse “decepcionados” por la ausencia de partidas para la implementación del Plan de Barrio de San José, ya redactado y aprobado por unanimidad en 2019 por la totalidad de grupos políticos que conforman la Junta de Distrito de San José. “Sin una dotación presupuestaria, el Plan de Barrio es papel mojado. Queremos que haya partidas presupuestarias igual que las hay para el PIBO o el PICH”, señala Crespo. El Plan de Barrio es un documento técnico elaborado por las entidades asociativas del barrio, junto a los jefes de los servicios municipales, que estudia “cómo sería la planificación a medio y largo plazo de San José, a unos diez años vista”.

La vivienda es otra de las cuestiones que preocupa al colectivo. El aumento del precio del alquiler está dificultando el acceso a la vivienda a muchos ciudadanos y, por este motivo, la asociación apuesta por la construcción de viviendas municipales tuteladas o vivienda pública en régimen de alquiler.

Por otra parte, y aunque reconocen que se trata de una petición complicada, reclaman al equipo de gobierno que retome el proyecto de la segunda línea del tranvía, cuyo trazado iba a discurrir por a avenida de San José. “Entendemos que, en este momento de emergencia climática, la movilidad de Zaragoza pasa por los transportes de alta capacidad. No entendemos por qué se ha caído, más aún cuando el anteproyecto estaba redactado”, señala Crespo.

El Ayuntamiento descartó el pasado mes de agosto el proyecto por considerar que su coste, de 234 millones, lo hacía inviable. Aunque la asociación continuará insistiendo en la necesidad de contar con la línea este-oeste. “Conseguir la línea 1 tampoco fue fácil, pero el movimiento vecinal la reivindicó, salió adelante y el tiempo nos ha dado la razón”, añade.

Reformas de sus plazas y parques

La cuarta alegación tiene que ver con el estado de las plazas y zonas verdes del barrio, ya que según el colectivo, necesitan de una reforma. Algunas de esas actuaciones salieron de los presupuestos participativos 2018-2019, aunque nunca se han llegado a ejecutar. Es el caso de las mejoras en la plaza de Utrillas, la plaza Reina Sofía, el Paseo del Canal o el Jardín de la Memoria, cuya conservación ha sido criticada por el colectivo en varias ocasiones.

La suciedad de esta zona verde, las pintadas y la presencia de excrementos en las zonas ajardinadas y de peces muertos en el estanque son las principales quejas de los vecinos sobre este lugar, construido hace más de 25 años.

Etiquetas
Comentarios