Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Los vecinos de la zona Pignatelli vuelven a exigir soluciones ante los últimos robos

Solicitan tanto al Ayuntamiento como a la Fiscalía que pongan los medios #que permita la ley para acabar con la violencia y la ocupación ilegal de edificios.

Un coche patrulla de la Policía Local, en la zona de Pignatelli.
Un coche patrulla de la Policía Local, en la zona de Pignatelli.
José Miguel Marco

Los últimos robos con violencia cometidos en el entorno de las calles de Ramón Pignatelli, Agustina de Aragón, Cerezo y adyacentes han llevado a sus vecinos a denunciar de nuevo la inseguridad y el riesgo que supone la gran cantidad de edificios y pisos ocupados por personas ligadas a la delincuencia y al tráfico de drogas.

La asociación vecinal Calles Dignas recordó este martes que el pasado 11 de septiembre presentaron ante la Fiscalía Provincial de Zaragoza una denuncia sobre la situación de esos inmuebles. En el escrito se solicitaba que, en colaboración con el Ayuntamiento de Zaragoza, se determinara quiénes son sus actuales propietarios, ya que con la crisis la mayoría pasaron a manos de bancos, fondos buitre o también a la Administración del Estado mediante embargos. El 24 de octubre la Fiscalía contestó a su petición y les comunicó que habían abierto diligencias de información.

Durante un tiempo los conflictos bajaron, pero en los últimos días tres robos prácticamente seguidos -dos de ellos a dos mujeres mayores vecinas del barrio, como informó HERALDO- han vuelto a poner de relieve que los problemas están latentes.

Por esa razón, a través de un comunicado, la asociación lanza una nueva llamada de "auxilio" tanto a la Fiscalía como al Ayuntamiento de la ciudad para que "aceleren esos trámites» y pongan «todos los medios que la ley les permita para acabar con la violencia". También solicitan que se tenga en cuenta su petición de que los Servicios Sociales den una solución a los casos de necesidad de vivienda que «nada tienen que ver» con la delincuencia.

Niños rodeados de traficantes

"Sabemos de una familia con niños que vive en un edificio rodeada de traficantes de droga y a la que habrá que dar una solución habitacional más justa y digna que la que ahora les permite la desidia y abandono de los propietarios del inmueble", manifestó el presidente de la asociación, Carlos Blanco.

Añadió que el colectivo vecinal es consciente de que es un problema muy complejo que no se resuelve solo con acciones judiciales y policiales. Pero confían en que las promesas de regeneración expresadas por la Administración a través de planes urbanístico específicos permitan soluciones a corto plazo (acabar con la violencia y la inseguridad), medio plazo (rehabilitar edificios y construir en los solares) y largo plazo (generar actividad comercial o social en la zona, unida a la rehabilitación urbanística).

Por su parte, el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, haciéndose eco de estas quejas, aseguró este martes que mantendrán las "medidas efectivas"  adoptadas desde hace unos meses para evitar los problemas de inseguridad.

Azcón anunció que se reunirán con los colectivos vecinales de la zona "lo antes que se pueda", además de las que ya se han producido. Recordó que el concejal delegado de los planes integrales, Víctor Serrano, se ha citado con varias asociaciones y se han tomado "medidas efectivas". Precisó que estas no solo atañen a la seguridad, como el refuerzo de la Policía Nacional, sino que se ha aumentado la presencia de la Policía Local y se han adoptado otras medidas urbanísticas.

Etiquetas
Comentarios