Despliega el menú
Zaragoza

crimen de los tirantes

El abogado de Rodrigo Lanza espera que salga en libertad la próxima semana

Ha explicado que, al ser un veredicto de homicidio imprudente, el magistrado-juez "tiene un margen de aplicación de la pena de uno a cuatro años. El 10 de diciembre se cumplen los dos años de prisión preventiva.

Endika Zulueta
El abogado de Rodrigo Lanza, Endika Zulueta.
Guillermo Mestre

El abogado Endika Zulueta, que representa a Rodrigo Lanza en el caso de la muerte del zaragozano Víctor Láinez, espera que su defendido salga en libertad la semana próxima. "Rodrigo Lanza no tenía que estar preso y se va a poder conseguir su libertad", ha opinado.

Ha explicado, en declaraciones a los medios de comunicación, que al ser un veredicto de homicidio imprudente el magistrado-juez "tiene un margen de aplicación de la pena de uno a cuatro años, bajo nuestro punto de vista de uno a dos años". Precisamente, el 10 de diciembre se cumplen los dos años de prisión preventiva de Lanza, de ahí que Zulueta espere una pronta excarcelación.

En declaraciones a los medios de comunicación, Zulueta ha dicho que "nadie puede salir contento de un juicio celebrado por la muerte de una persona; ni aunque hubiera resultado absuelto mi cliente yo estaría contento" porque "Láinez no tenía que haber muerto y, lamentablemente, no podemos recuperar su vida".

Para Zulueta, "es una buena noticia que el jurado no haya tomado en consideración los juicios y prejuicios emitidos en la calle que consideraban a mi cliente un asesino y han dado por buenas, en su gran mayoría, las tesis de la defensa, y de eso sí nos tenemos que alegrar", añadiendo que "la ciudadanía ha sabido dictar un veredicto justo, pero contentos no estamos en cuanto que esa persona ha muerto".

El abogado ha considerado que "nadie en su sano juicio podía pensar que una persona que no tiene ninguna patología iba a matar a otra por una cuestión estética y ha quedado acreditado que no es cierto".

Zulueta ha indicado que las acusaciones "solo han planteado una tesis, asesinato o nada; no ha sido asesinato y la tesis de lesiones dolosas las mantiene solo la defensa", por lo que "no hay agravantes que puedan aplicarse".

"Él sí quería lesionar, pero en legítima defensa, y ha habido miedo insuperable e influencia del alcohol", ha continuado Zulueta, quien ha dado por seguro que "todos vamos a recurrir".

Etiquetas
Comentarios