Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Sugerencias para dar una nueva vida a un parque infantil cerrado hace dos años

La Asociación de Vecinos del barrio Jesús pide que la zona de juegos inutilizada se sustituya por un circuito de calistenia o por un potrero.

Parque infantil cerrado en el barrio Jesús.
Parque infantil cerrado en el barrio Jesús.
L. R.

Lleva más de dos años clausurada y los vecinos se han cansado de verla así, rodeada de vallas y completamente inutilizada. Se trata de la zona infantil que hay en el paseo de la Ribera, junto al cruce con la calle Paniza, en el barrio Jesús. Una estructura de toboganes consecutivos en altura que se colocó hace casi dos décadas y que ha quedado obsoleta, por lo que los vecinos piden que se sustituya por otro tipo de instalación

Precisamente la seguridad fue el motivo por el cual el Ayuntamiento de Zaragoza decidió cerrarla al público en 2017 para evitar accidentes. Desde entonces, su perímetro continúa vallado sin que se haya intervenido para demoler o levantar una nueva zona de juegos. “Tiene unas plataformas elevadas con toboganes que no cumplen la normativa vigente, y tampoco tiene pavimento de seguridad, por lo que podrían ser peligrosas”, explican fuentes municipales.

El consistorio también precisa que en el momento de su clausura, se comunicó a la Junta de Distrito que tan pronto hubiera presupuesto disponible, se ejecutaría una nueva zona infantil en ese espacio. Hasta el momento, el Ayuntamiento “no ha dispuesto del presupuesto necesario para ello, ni tampoco para desmontarla”, por lo que permanece cerrada para que ningún niño pueda hacer uso de ella.

La intención del consistorio de construir una nueva zona de juegos no coincide con los planes que la Asociación de Vecinos del Barrio Jesús tienen para dar a este espacio una nueva vida. “Llevamos un año y medio solicitando que se reabra o se sustituya. Hemos escrito al Ayuntamiento diciendo que si es porque está en mal estado lo entendemos, y para saber si van a quitarlo, porque nosotros tenemos muchas ideas”, explica Raúl Gascón, presidente del colectivo vecinal.

“No es una de las zonas más usadas por los niños del barrio y, dada su ubicación, justo al lado de la ribera, pensamos que podría estar bien colocar un circuito de calistenia”, añaden desde la entidad. La otra propuesta que barajan también tiene que ver con la práctica del deporte al aire libre, ya que es construir un potrero con pistas para jugar a fútbol o baloncesto. “Las canchas no generarían molestias, porque no hay viviendas cerca”, considera Gascón.

El Ayuntamiento ha asegurado que no puede estimar una fecha concreta para realizar ninguna actuación en la zona, y dejan la puerta abierta a los vecinos para que soliciten ante la Junta de Distrito la instalación que crean más conveniente y se debata y analice. Además, recuerdan que en función de los elementos que pidan instalar se requiere un informe técnico de otros servicios municipales, además del de Parques. En este caso, como demandan un circuito de calistenia o ‘street workout’, tendría que dar su visto bueno Zaragoza Deporte Municipal, que es quien se encarga de su mantenimiento.

El anhelo de un centro deportivo

La demanda de más lugares para hacer deporte vuelve a poner de manifiesto una de las grandes reivindicaciones de los vecinos del barrio: la construcción de un equipamiento deportivo multidisciplinar, algo que llevan pidiendo desde el año 2004.

“Tan solo tenemos un potrero con una cancha de baloncesto reglamentaria y un campo de fútbol que se cruzan. No se pueden jugar a las dos cosas al mismo tiempo”, comenta Gascón refiriéndose a la pista que hay detrás de la Estación del Norte. Una ubicación con la que los miembros de la entidad vecinal nunca han estado del todo de acuerdo. “Nosotros no queríamos que se colocara ahí. Sabíamos que iba a haber problemas porque las viviendas están muy cerca y, de hecho, han terminado quitando las porterías por el ruido”, lamentan.

Lo que sí ha sorprendido para bien a los vecinos de este barrio es el recorrido de la Carrera de la Mujer 2019 de Zaragoza que se celebrará el próximo domingo día 20 de octubre. Este año, la marcha tendrá un recorrido algo distinto del habitual, ya que partirá desde la avenida Cesáreo Alierta y finalizará en la plaza del Pilar. Además, discurrirá en su totalidad por la margen derecha, lo que disminuirá previsiblemente las molestias de los vecinos del distrito del Rabal, que hace unos meses criticaron la gran cantidad de carreras populares que se celebran en sus calles a lo largo del año. “Ya no nos cerrarán el barrio durante dos o tres horas. Nos quedábamos muy aislados, no solo porque cortaban la circulación a vehículos particulares, sino porque también afectaban a las líneas de autobús”, concluyen.

Etiquetas
Comentarios