Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Llamada de atención sobre los parques infantiles de la margen izquierda

Los vecinos denuncian que el que hay junto al Puente de Piedra tiene el suelo en muy mal estado y que el de la calle Jesús carece de iluminación y papeleras.

Parque de la avenida de Cataluña
Parque de la avenida de Cataluña
L. R.

Con la llegada de septiembre, los parques y las zonas infantiles de la ciudad se llenan de vida tras cada jornada escolar. Miles de niños acuden a ellas a diario para jugar con sus amigos y compañeros de clase, aunque no todos los columpios y zonas de juego están en las condiciones más adecuadas para ello. Es lo que ocurre, según las denuncias de algunos vecinos, en el parque infantil que hay al principio de la avenida de Cataluña, a escasos metros del Balcón de San Lázaro.

En esta zona vallada hay unos columpios, dos toboganes y un par de balancines, y a ella acuden cada día numerosos pequeños y sus padres. Los juegos están en buen estado, pero no el firme. El suelo de caucho multicolor presenta numerosos desconchones que dejan ver el pavimento que hay debajo. Algunos usuarios aseguran que ya ha habido algún que otro niños que ha acabado en el suelo tras sufrir un tropezón, y califican el estado del suelo de “lamentable”.

La Asociación de Vecinos Tío Jorge-Arrabal asegura ser conocedora de la situación, y confirma que han recibido quejas al respecto. Además, Rafael Tejedor, su presidente, explica que es una zona muy frecuentada por tres motivos: “Hay vivienda nueva, y por tanto, niños; hay una residencia de ancianos cerca, y muchas veces acuden ahí con los nietos; y es una zona muy céntrica, y a la gente le gusta estar por allí”.

Fuentes del Ayuntamiento han asegurado a este respecto que el presupuesto para que se lleve a cabo la reparación del firme ya está aprobado, y que la orden ya está dada a la contrata de mantenimiento. “Esta reparación la tiene que hacer una empresa especializada, con la que trabaja habitualmente la contrata de Parques, y está previsto que se repare lo antes posible”, han señalado.

Parque de la avenida de Cataluña
Parque de la avenida de Cataluña
L. R.

El colectivo también asegura que algunos vecinos se han quejado del mal estado de los toboganes de la zona infantil del parque que va desde la explanada de la Estación del Norte a la Azucarera. “Los toboganes están rotos y astillados. Macanaz tampoco está muy allá: faltan sombras y zonas de descanso para las familias”, apuntan desde la asociación, que hace unas semanas también denunció el “abandono” de la ribera.

Otra de las zonas infantiles señaladas es la que se inauguró a principios de este año frente al número 7 de la calle Jesús, en el barrio Jesús. En el solar de titularidad municipal se instaló un gimnasio al aire libre y una zona de juegos para niños, varios de ellos dirigidos a niños con problemas de movilidad. También se colocaron bancos y una mesa de ping pong. El problema allí es que cuando cae el sol, resulta prácticamente utilizarlos debido a la falta de iluminación.

La Asociación de Vecinos del Barrio Jesús ya ha pedido en varias ocasiones al Ayuntamiento de Zaragoza que se instalen farolas, aunque no es lo único que hace falta en este espacio. “También faltan papeleras. Hay un contenedor cerca, pero la gente no sale a tirar los desperdicios”, señala Raúl Gascón, presidente de la entidad, que asegura que esta situación está provocando algunos problemas de limpieza.

Además de la luminaria y las papeleras, han pedido una ampliación de las instalaciones, ya que no ocupan todo el solar. “Queda muy desangelado. Habíamos pedido aparatos de gimnasia para mayores, pero los que pusimos son para gente más joven, y esta es una de las quejas que más nos llegan”, apunta Gascón.

Más de dos meses sin riego en las zonas verdes

Durante las últimas semanas, la asociación del barrio Jesús ha denunciado asimismo la falta de riego en muchas zonas verdes. Fueron los propios vecinos quienes trasladaron su preocupación al colectivo, tras comprobar que los Jardines de Anento, de Tosos y de Cadrete no se regaban en condiciones desde julio.

“Los vecinos funcionan como antenas y nos van haciendo llegar los problemas a través de las redes sociales”, comenta Gascón. Al parecer, lo que ocurría era que una bomba de riego se había estropeado. El colectivo comunicó la situación al Servicio de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Zaragoza, y el problema parece solventado. Los sedientos jardines del barrio Jesús recuperaron el riego el pasado miércoles, aunque los vecinos no saben si el maltrecho césped podrá recuperarse. “Si no lo hace, pediremos que se replante”, afirman desde la asociación.

En estos mismos parques, la asociación también ha reclamado al consistorio que vuelvan a colocar bancos y árboles que sustituyan a los que se han ido quitando por motivos de seguridad.

Etiquetas
Comentarios