Zaragoza

Ayuntamiento de Zaragoza

PP, Cs y Vox frenan el intento de la izquierda de que los ediles no asistan a los actos religiosos

La vicealcaldesa, Sara Fernández, se muestra dispuesta a que un grupo de trabajo reforme el reglamento de protocolo.

Pedro Santisteve, en el centro, conversa con la socialista Lola Ranera.
Pedro Santisteve, en el centro, conversa con la socialista Lola Ranera.
José Miguel Marco

El bloque PP, Cs y Vox ha impedido este miércoles en el pleno municipal que prosperara una moción de ZEC que contaba con el apoyo de los tres grupos de izquierdas y que pretendía modificar el reglamento de protocolo para que los ediles no tengan que asistir a los actos religiosos, salvo su participación en la Ofrenda de Flores y en los actos festivos de San Valero. La vicealcaldesa y portavoz de Cs, Sara Fernández, ha defendido la creación de un grupo de trabajo para reformar la normativa, pero ZEC la rechazó.

Era uno de los puntos de interés de la sesión, dado que recordaba la polémica que se produjo nada más llegar ZEC al gobierno en 2015, que quiso lograr el mismo objetivo. En aquella ocasión no hubo acuerdo, pese a que PSOE y Cs eran proclives a profundizar en el laicismo de la institución, suprimiendo la obligatoriedad y dejando de asistir a actos como el Corpus Christi, la procesión del Santo Entierro o la del Rosario de Cristal. Pero en esta ocasión ha sido más sencillo entre los grupos de izquierda.

El portavoz de ZEC, Pedro Santisteve, ha incidido en "la necesaria separación de religión y Estado", además de subrayar la necesidad del Ayuntamiento de ser "neutral". "Lo contrario sería ofender las creencias religiosas, el principio de igualdad y amenazar la convivencia pacífica", ha declarado. Ha dicho que es "absurdo" que un concejal acuda con la banda de la institución a la misa de San Valero, por poner un ejemplo.

ZEC ha contado con el apoyo de PSOE y Podemos-Equo. La socialista Lola Ranera ha recordado que en 2015 casi se llegó a un acuerdo y ha incidido en la necesidad de que no haya obligatoriedad y se respetase San Valero y La Ofrenda (esos dos aspectos fueron aceptados por ZEC). Ranera ha atacado a Cs por su "funambulismo político", dado que la formación naranja nunca participa en actos religiosos. Fernando Rivarés, de Podemos-Equo, ha defendido un acuerdo en el que "todo el mundo se sienta cómodo". "Ya va siendo hora de que las instituciones sean aconfesionales", ha señalado.

Sara Fernández, de Cs, ha planteado una transacción para reformar el reglamento de protocolo, no solo los artículos referidos a los actos religiosos. A su juicio, el fracaso del intento de ZEC en 2015 se debió a la "unilateralidad". "Hay que aprender de eso y partir de cero", ha apuntado. La edil de Vox, Carmen Rouco, ha respaldado la transacción de Cs.

El debate lo cerró el alcalde, Jorge Azcón, que ha defendido su "libertad" para hacer uso de la banda de concejal y ha cargado contra el PSOE y contra Podemos-Equo para salir al paso de las críticas a Cs por "cambiar de chaqueta". A Rivarés le ha atacado por el pacto de su partido con el PAR en la DGA y también dijo que el ejercicio de "funambulismo" es de los socialistas. "Si el reglamento de protocolo no se cambio en cuatro años es porque el PSOE lo impidió durante cuatro años", ha afirmado. Estas críticas ha enfadado a los partidos aludidos.

Azcón se ha referido a la sentencia judicial que en Huesca ha avalado la participación de concejales en los actos religiosos con la banda del Ayuntamiento. También ha dejado claro que el gobierno va a poner en marcha el citado grupo de trabajo para reformar el reglamento, tal y como ha anunciado Sara Fernández.

Etiquetas
Comentarios