Despliega el menú
Zaragoza

caso la muela

El colegio de abogados busca voluntarios para ayudar a Pinilla a recurrir al Supremo

El trabajo desborda ya al letrado que defiende de oficio a la exalcaldesa, que pide colaboración. Eso sí, el bloqueo de cuentas impide garantizar el cobro de honorarios

María Victoria Pinilla este viernes accediendo a la Audiencia Provincial de Zaragoza.
María Victoria Pinilla, accediendo a la Audiencia Provincial de Zaragoza.
Oliver Duch

La exalcaldesa de La Muela María Victoria Pinilla ha anunciado ya oficialmente que recurrirá ante el Tribunal Supremo la sentencia de la repetición del juicio de la Operación Molinos, por la que ha sido condenada a 16 años, un mes y un día de prisión, 56 años de inhabilitación y multas por 8,4 millones de euros, como autora de once delitos de corrupción. Sin embargo, dada la complejidad del caso y el volumen de las diligencias, el colegio de abogados de Zaragoza ha tenido que hacer un llamamiento en busca de voluntarios que quieran colaborar con la defensa de la exregidora, de la que se encarga de oficio el letrado Santiago Palazón. Eso sí, en la circular remitida este miércoles a los colegiados se les recuerda que «por el momento, nadie asume el compromiso de pagarles los honorarios».

El importante patrimonio acumulado por María Victoria Pinilla durante las dos décadas que estuvo al frente de la alcaldía de La Muela llevaron al colegio de abogados de Zaragoza a negarle la justicia gratuita. Aún así, este le asignó al letrado Santiago Palazón para defenderla de oficio, advirtiendo entonces el juez instructor que los abogados, «incluidos los de oficio», también tienen derecho, «aunque a veces lo olvide el legislador», a percibir una «retribución justa por su trabajo». Y lo hizo porque, al tener la exregidora bloqueadas todas sus cuentas y bienes, el cobro de los honorarios de la defensa no estaba garantizado.

A día de hoy, la situación se mantiene, puesto que los jueces se han negado ya varias veces a liberar parte de los ahorros de Pinilla para sufragar el trabajo de su abogado de oficio. La Audiencia de Zaragoza dijo en su momento que los primeros que deben cobrar son los perjudicados por los delitos cometidos por la exalcaldesa, luego el Estado, después la acusación particular –si hay condena en costas– y por último su abogado defensor. Así las cosas, tanto Santiago Palazón como cualquier compañero que ahora se ofreciera a ayudarle estarían trabajando sin saber si llegarán a cobrar.

Los 9 condenados recurren

Como se preveía, María Victoria Pinilla no ha sido la única en anunciar que impugnará esta segunda sentencia del caso La Muela ante el Tribunal Supremo.De hecho, salvo los dos acusados absueltos (el exempleado de Cajalón Alberto Lozano y el empresario Patxi Aramburu), sus otros seis compañeros de banquillo han recurrido también este segundo fallo de la Audiencia Provincial para intentar obtener un pronunciamiento más favorable. Se trata de Antonio Fando García (empresario, condenado a 6 años y 7 meses); Julián de Miguel Ortega (dueño de Aranade, 2 años y 1 día); Ignacio Unsain Azpiroz (empresario, 2 años y 1 día); David de Miguel (Aranade, 6 meses); Julio de Miguel (Aranade, 6 meses); Fernando Barba Marcén (exconcejal, 8 años de inhabilitación).

En el caso de Pinilla, son hasta ocho los motivos que argumenta su abogado para intentar invalidar la sentencia condenatoria. De partida, habla de la infracción de varios preceptos constitucionales, para alegar después vulneración del principio de presunción de inocencia o la denegación indebida de diligencias de prueba. Entiende también esta parte que la sentencia no expresa «de forma clara y terminante» cuáles son los hechos probados, al tiempo que critica que se haya penado un delito de forma más severa de la que se acusaba.

Tanto la defensa de la exregidora como el resto de letrados solo tenían obligación ahora de anunciar de forma escueta su intención de recurrir. De hecho, no será hasta septiembre u octubre cuando se les emplace para comparecer ante el Tribunal Supremo y desarrollar de forma más concreta sus argumentos, de cara a una futura vista.

Etiquetas
Comentarios