Zaragoza

piscinas

Chapuzones a mitad de precio este fin de semana en Zaragoza

Las piscinas de El Oliver, Casetas, Garrapinillos, Monzalbarba, Movera, Peñaflor y San Juan de Mozarrifar reducen también este domingo el coste de sus entradas por las alertas de calor.

Una familia disfruta de un buen chapuzón este sábado en la piscina del Oliver
Una familia disfruta de un buen chapuzón este sábado en la piscina del Oliver
Guillermo Mestre

"Señora, aquí tiene el cambio que la entrada está a mitad de precio". La taquillera de la piscina del Oliver repetía este sábado una y otra vez esa frase a quienes han acudido a darse un chapuzón al barrio zaragozano y que se han llevado una agradable sorpresa al ver que la entrada de adulto costaba 2,30 (en lugar de los 4,70 euros habituales) y que mantener a los pequeños de la casa entretenidos en un día de agobiante calor les salía por el módico precio de 1,50 euros.

Los chapuzones al 50% también serán este domingo una realidad en otros barrios zaragozanos como Casetas, Garrapinillos, Monzalbarba, Movera, Peñaflor y San Juan de Mozarrifar, ya que el Ayuntamiento de Zaragoza ha impulsado esta medida para intentar que los ciudadanos pasen lo mejor que se pueda el sofocante calor que castiga a la capital aragonesa.

En la piscina del Oliver, encontrar un hueco a la sombra ha sido casi misión imposible, ya que pocos han apostado por tostarse al sol a riesgo de derretirse. William Camilo y su amigo Didier Cárdenas han sido de los afortunados que disponían de su pequeño espacio a la sombra y aseguraban que era su primera vez en el recinto. 

"Llevamos viviendo en el barrio unos seis meses y nos enteramos de que la entrada estaba a mitad de precio así que no nos lo pensamos. Solemos ir a la de Valdefierro, ya que la zona de baño es más grande, aunque ahora el número de piscinas que haya nos da igual", ha relatado William entre risas, ya que la escayola que le ocupaba gran parte de la pierna le impedía darse el baño que tan apetecible resultaba para la gran mayoría de los usuarios.

Aguadillas en una piscina tranquila

Entre resbalones, alguna que otra zambullida y las clásicas aguadillas ha transcurrido una tarde en la que la piscina del Oliver ha estado concurrida (sobre todo por los más jóvenes), "aunque tampoco mucho, al menos, no tanto como el fin de semana pasado", según ha contado uno de los técnicos de mantenimiento, que añadió que "la gente ha acudido a la piscina por el calor y no tanto por la mitad de precio porque la mayoría lo desconocían".

Quien sí que se había informado era Susana Corrales, que ha disfrutado de la tarde del sábado junto a su pequeña y su marido "porque con el calor que hace o te quedas en casa con el aire acondicionado o vienes a la piscina, que es mejor opción para aprovechar el fin de semana", reconocía esta zaragozana que ha alabado la "tranquilidad" de las instalaciones deportivas del Oliver. Las cifras lo confirman ya que habitualmente es una de las que menos usos registran, junto a, por ejemplo, la de Movera que en junio recibió a 4.071 bañistas o la de Peñaflor que tuvo 4.556 frente a los casi 40.000 que registró la de La Granja o los 30.000 del Actur en el mismo mes.

Las temperaturas darán una tregua a partir de mañana ya que las lluvias previstas refrescarán el ambiente y harán que los termómetros desciendan notablemente. No obstante, para este domingo todavía queda por delante una jornada donde se rozarán los 40 grados en la que las piscinas (más aún a mitad de precio) volverán a llenarse.

Etiquetas
Comentarios