Zaragoza

ELECCIONES EN ZARAGOZA

¿Qué partidos preferiría que pactaran para gobernar en el Ayuntamiento de Zaragoza?

De la misma manera que sucede en Aragón, dos escenarios parecen los más factibles: un pacto de centroderecha PP + Cs + Vox o un acuerdo PSOE + Cs. 

Tras las elecciones autonómicas y municipales se abre un nuevo panorama en el que las decisiones de los diferentes partidos pueden configurar un gobierno u otro, así como los ayuntamientos.

Hacía más de una década de la última victoria del PSOE en las elecciones al Ayuntamiento de Zaragoza; este domingo, volvió a suceder. La candidata socialista, Pilar Alegría, incrementó en 4 los 6 ediles cosechados en los anteriores comicios en una noche marcada, sin embargo, por la pérdida de la mayoría absoluta de la izquierda cuatro años después. El líder de los populares, Jorge Azcón, redujo en dos sus hasta ahora 10 concejales; ZEC, por su parte, se desplomó hasta los tres, tras perder 6 de los 9 que alcanzó en 2015. Y tanto Podemos como Vox entraron con 2 representantes. No así CHA, que desapareció del Consistorio. La pelota, como parece que sucederá en la configuración del futuro Gobierno de Aragón, volverá a estar en el tejado de Ciudadanos, que pasó de 4 a 6 ediles para hacerse con las llaves de la ciudad.

En los dos posibles pactos que podrían definir la gobernabilidad municipal, la formación liberal liderada por Sara Fernández jugaría un rol clave. El partido naranja puede pivotar hacia la izquierda para cerrar un acuerdo con el PSOE o virar hacia la derecha para firmar un pacto a la andaluza con el PP acompañado de Vox. Ambos escenarios sumarían 16 escaños, cifra que marca la mayoría absoluta. También existe la posibilidad de que Cs permita un gobierno en minoría de los socialistas, aunque esta opción parece más improbable.

Dos bloques

El bloque de centroderecha -PP (8) + Cs (6) + Vox (3)- suma 16 escaños, mientras que el de centroizquierda -PSOE (10) + Podemos-Equo (2) + ZEC (3)- se queda en 15. En este contexto, las opciones de Alegría para tomar el Ayuntamiento de Zaragoza pasan por dos escenarios: alcanzar un pacto con Ciudadanos o impedir que estos cierren un acuerdo con Azcón. Otra posibilidad, la más complicada, es que Fernández logre la alcaldía con el respaldo de socialistas o populares, en lo que sería un cambio de cromos influido por la gobernabilidad autonómica.

Tras su victoria, la candidata del PSOE apeló a la "responsabilidad" de todos los partidos "dispuestos a que Zaragoza" se gobierne, una posible alusión a Cs, su única opción para llegar a la alcaldía. Fernández, por su parte, no se quiso mojar, aunque sí criticó el populismo que tenía tomada la ciudad desde hace cuatro años. El pacto entre las dos formaciones, similar al que daría resultado en Aragón, permitiría una legislatura de centro con un protagonismo dividido.

Más factible parece la asociación de Azcón con la propia Fernández, un acuerdo que necesitaría además del respaldo de Vox. El líder de los populares quiso dejar claro que "el resultado da al centroderecha legitimidad para gobernar en Zaragoza", un guiño también a Cs en busca de lograr para su formación la alcaldía de una de las grandes ciudades españolas. En este sentido, claro fue también el cabeza de lista de Vox, Julio Calvo, que insistió en que "no dificultaremos el cambio que la ciudad necesita", afirmación que deja clara su apuesta por el pacto del bloque de derechas.

Etiquetas
Comentarios