Zaragoza

Ayuntamiento de Zaragoza

El PSOE gana las elecciones pero la izquierda pierde la mayoría absoluta

Alegría consigue 10 concejales, por los 8 del PP, 6 de Cs, 3 de ZEC, 2 de Podemos y 2 de Vox.

La candidata del PSOE a la alcaldía de Zaragoza, Pilar Alegría, ha dicho este domingo que "mañana comenzaremos a trabajar y a hablar con todos los partidos para que la ultraderecha no entre en el Gobierno de Zaragoza".

Doce años después, el PSOE ganó las elecciones al Ayuntamiento de Zaragoza. Su candidata, Pilar Alegría, llevó ayer a los socialistas hasta los diez concejales, frente a los seis que ostentaba en la última corporación. Sin embargo, los partidos de la izquierda perdieron la mayoría, fijada en 16 de los 31 concejales, por lo que no tiene garantizada la alcaldía. El desplome de ZEC, la desaparición de CHA y la irrupción de Vox dan un vuelco al reparto de fuerzas en favor de la derecha en la capital aragonesa, donde la llave de la gobernabilidad la tendrá Ciudadanos.

Alegría consiguió 91.739 votos, un 27,68% del total en unos comicios municipales que movilizaron al 65,81% del electorado. Los socialistas mantuvieron el viento a favor de las elecciones generales del pasado 28 de abril, que les otorgaron el Gobierno central. Así, la que fuera consejera de Innovación y Universidad de la DGA ganó 30.993 votos respecto a la cita electoral de 2015.

Por su parte, el PP prolongó su caída. De los 15 concejales que obtuvo en 2011, y los 10 de 2015, la candidatura de Jorge Azcón consiguió 8 representantes en el Consistorio. El partido conservador perdió 15.736 votos respecto a los últimos comicios, pero con un 21,67% de las papeletas consiguió amortiguar el golpe del 28-A y de las encuestas, evitar el sorpaso de Ciudadanos y quizá le sirva para gobernar.

En cuanto al partido naranja, mantuvo su tendencia al alza y logró pasar de 4 a 6 concejales. Sara Fernández obtuvo 59.677 votos, 19.631 más que en 2015, hasta alcanzar el 18% de las papeletas. Con estos resultados, Ciudadanos no logra el ansiado sorpaso sobre el PP, pero se convierte en la tercera fuerza política del Consistorio y, sobre todo, tiene la clave para la alcaldía, bien a través de un pacto de derechas, bien mediante una alianza con Pilar Alegría.

Entradas y salidas

Por su parte, el hasta ahora alcalde de la ciudad, Pedro Santisteve, sufre un duro golpe al perder 47.035 votos y dos tercios de su representación: de 9 a 3 ediles respecto a 2015. Los cuatro años de gobierno no han servido a ZEC para convencer a los zaragozanos. Además, la entrada de Podemos-Equo en el escenario electoral les ha restado respaldo social. En este caso, la candidatura de Violeta Barba se estrena con dos concejales y 20.284 votos (6,12%).

La otra irrupción en el Ayuntamiento de Zaragoza es la de Vox. El partido de extrema derecha, con Julio Calvo al frente, logra dos concejales y 20.392 votos (6,15%). En cambio, CHA se queda sin representación por primera vez en 32 años y pierde los dos concejales que tenía hasta ahora. En su caso, 15.511 votos no sirvieron para alcanzar el 5% (consiguió el 4,6%) que marca la barrera de entrada. Lejos de ese límite se quedó Elena Allué (PAR), con el 1,6%.

El candidato a la alcaldía de la capital aragonesa ha sido recibido entre aplausos junto al candidato al Gobierno de Aragón, Luis María Beamonte.
Daniel Pérez Calvo, candidato a la presidencia del Gobierno de Aragón, y Sara Fernández, candidata a la alcaldía de Zaragoza, han celebrado el resultado de su partido en las urnas con sus votantes y han asegurado estar "legitimados para pedir absolutamente todo"
Etiquetas
Comentarios