Despliega el menú
Zaragoza

Ayuntamiento de Zaragoza

Cs tendrá la llave de la alcaldía de Zaragoza y podría sumar con el PSOE o con PP y Vox

La derecha tiene la opción de un pacto de gobierno en el Ayuntamiento de Zaragoza por primera vez en 16 años.

Varios militantes fecilitaron anoche a Pilar Alegría tras su victoria en las elecciones municipales
Varios militantes fecilitaron anoche a Pilar Alegría tras su victoria en las elecciones municipales.
Oliver Duch

Después de una corporación convulsa bajo el gobierno de ZEC, la izquierda ha perdido su mayoría y por primera vez en 16 años se abre el escenario de un acuerdo entre las fuerzas de la derecha. Pero todo quedará en manos de Cs, formación que con seis concejales tendrá la llave: podría sumar con el PP y Vox o podría cerrar un acuerdo con el PSOE o incluso permitirle gobernar en minoría.

El escenario político municipal da un vuelco. El PSOE se dispara de 6 a 10 ediles gracias al desplome de ZEC, que pasa de 9 a 3 representantes y la falta de fuelle de Podemos, que entra en el Ayuntamiento con solo 2 concejales. La izquierda por tanto se queda con 15 escaños, a uno de la mayoría absoluta.

Por contra, el bloque de derechas suma 16 ediles. El PP, aunque cae, se sobrepone al resultado de las generales y evita el sorpaso de Cs. Pierde dos ediles, pero hay que tener en cuenta que Cs gana otros dos y Vox se estrena con otros tantos. La entrada de la formación de extrema derecha explica también la suma del bloque conservador, que aprovecha sus votos mejor que el progresista: el hundimiento de CHA tira más de 15.000 votos a la basura por no superar el límite de 5% y desbarata la suma de la izquierda.

En este contexto, la socialista Pilar Alegría tiene solo dos opciones para ser alcaldesa: alcanzar un pacto de gobierno con Cs o lograr al menos que el partido naranja no llegue a un acuerdo para investir a Jorge Azcón como alcalde. Hay que tener en cuenta que en la sesión de investidura solo hay una votación: o se elige al alcalde por mayoría absoluta de 16 concejales o la vara de mando se la queda la fuerza más votada. En cualquier caso, un escenario de Alegría en la alcaldía sin un pacto de mínimos con Cs abocaría al Ayuntamiento a una etapa de inestabilidad, con un pleno con mayoría de derechas.

Pacto a la andaluza

Con los números en la mano, un gobierno con Azcón en la alcaldía apoyado por Cs y Vox sería la opción más viable, al estilo del pacto en Andalucía. El candidato popular ha mostrado su disposición a llegar a un acuerdo con la formación naranja, con Sara Fernández como vicealcaldesa.

Está por ver el papel que jugaría Vox y si decide entrar al gobierno o quedarse en la oposición con pactos puntuales. El candidato de Vox, Julio Calvo, es un ex del PP y fue compañero de grupo de Azcón en la corporación 2011-2015. También habrá que ver si hay vetos, dado que Cs en Andalucía rechazó la opción de negociar con Vox, aunque admitiera sus votos para la investidura.

La opción de Sara Fernández

Otra posibilidad, aunque más compleja, es que fruto de un pacto global, la candidata naranja Sara Fernández obtuviera la alcaldía bien con el apoyo del PSOE, bien con el del PP.  Ese escenario sería a cambio de la DGA o incluso fruto de un acuerdo entre las direcciones nacionales. Pero el resultado de Cs quizá sea demasiado corto como para exigir la vara de mando municipal.

ZEC y Podemos quedan fuera de juego, sin números que le den capacidad de influencia. Solo les quedará disputarse entre sí la izquierda del tablero.

Etiquetas
Comentarios