Zaragoza

elecciones municipales 2019

La Romareda, en campaña: compromisos sobre el estadio y otros recintos

Hay dos corrientes mayoritarias: la que apuesta por una reforma integral y la de los partidos que obvian la cuestión. Los campos de juego del Ebro y del Zaragoza CCF también asoman en los textos.

Vista aérea de La Romareda en una jornada de lleno hasta la bandera.
Vista aérea de La Romareda en una jornada de lleno hasta la bandera.
HA

Una de las primeras polémicas de la recién agotada legislatura fue la decisión unilateral del equipo de Gobierno de tumbar el acuerdo con el Real Zaragoza para la cesión de La Romareda. Zaragoza en Común tomó la decisión frente a la voluntad mayoritaria del Pleno, impidiendo que el sempiterno problema del estadio se desbloquease. Pasados cuatro años, la instalación municipal, por la que concurren más de 20.000 zaragozanos cada quince días, sigue en el mismo punto. No ha experimentado intervenciones de calado y su estado ha dado sustos, como la caída de cascotes en día de partido, e incomodidades de todo tipo: las goteras en aquellas zonas que alcanza la cubierta son un clásico y no es raro ver desprendimientos de los bloques de hormigón que sostienen los asientos en los graderíos bajos.

Varios partidos se comprometen en sus programas electorales a desbloquear el futuro del coliseo. Cuatro de ellos (PP, PSOE, Ciudadanos y CHA) apuestan por una reforma integral de mano del club, mientras el PAR retoma la idea de levantar un estadio en San José y las tres formaciones restantes (ZEC, Vox y Podemos) se alinean en este punto y obvian la problemática.

Partido Popular

En el texto de los populares se aboga por volver al escenario de 2015, alcanzando un entendimiento con la entidad: “Valoraremos e impulsaremos la propuesta que pueda presentar el Real Zaragoza que permita reformar el campo de fútbol desde la colaboración publico-privada, al objeto de posibilitar la existencia de un equipamiento deportivo de la máxima calidad y prestaciones acorde con la categoría de la ciudad y el prestigio del club”.

Zaragoza en Común

La fuerza que actualmente ostenta la alcaldía no recoge en su documento programático ninguna iniciativa relacionada con la mejora de las instalaciones ni con la construcción de otras nuevas.

PSOE

Los socialistas apuntan, como hace cuatro años, hacia la reforma integral: “Se iniciará el proceso de remodelación y recuperación de La Romareda mediante un acuerdo con el Real Zaragoza, vinculado a un proyecto deportivo y económico serio y solvente del club y que permita la utilización del estadio municipal en condiciones adecuadas para otro tipo de espectáculos y eventos”.

No es el único estadio que proyectan: “Para romper el techo de cristal que también se produce en el fútbol”, pretenden impulsar “instalaciones específicas” que permitan al Zaragoza CF Femenino “desarrollarse en la máxima categoría, estudiando la construcción de un nuevo campo de mediana capacidad para la competición femenina y para otras categorías”.

Ciudadanos

También Ciudadanos mantiene la postura de 2015: “Rehabilitaremos y ampliaremos La Romareda y fomentaremos usos terciarios mediante la participación público-privada, extendiendo la actuación a la recuperación para el uso ciudadano de la plaza Eduardo Ibarra”.

Los naranjas indican asimismo que “el CD Ebro y el Zaragoza CF Femenino necesitan de una instalación acorde a su categoría”, por lo que quieren impulsar “un convenio con la DGA y la actual gestora del Parque Deportivo Ebro que permita la creación de un campo de 2.000 localidades para que ambos equipos celebren sus encuentros oficiales, y la cesión y arreglo del campo del Olivar para que el club femenino, junto con sus filiales de categorías inferiores, realicen sus entrenamientos”.

Chunta Aragonesista

CHA es la formación que más está hablando de La Romareda durante la campaña, inclinándose por recuperar la reforma proyectada en 2006. Aspiran a un acuerdo de colaboración con el club para fijar “los derechos y obligaciones como usuario del estadio y su mantenimiento y adecuación a la normativa UEFA” e “impulsar la rehabilitación de la instalación y su entorno urbano, diseñando una continuidad peatonal accesible y funcional desde la plaza de Eduardo Ibarra hasta Isabel La Católica”. El partido quiere incluir en el proyecto la construcción de un museo del deporte aragonés, con espacios expositivos y una biblioteca.

Partido aragonés

El PAR, que aspira a volver a recuperar la representación en el ayuntamiento zaragozano, se desmarca y retoma la aspiración de levantar un nuevo estadio en el barrio de San José. En su texto reconocen que “es preciso afrontar de forma definitiva el problema de la ubicación de un estadio de fútbol digno y atractivo” y señalan que propondrán a la entidad aragonesa “el abordaje de un proyecto conjunto, recuperando la idea en San José, buscando las fórmulas oportunas y cuando las condiciones económicas del Ayuntamiento y el consenso ciudadano y político lo permitan”.

Podemos

Podemos, que por primera vez concurre a los comicios municipales, no dedica ni una línea al futuro de La Romareda. Sí sostiene en su texto que, de llegar a la alcaldía, impulsarán “la construcción de un nuevo espacio deportivo en Valdespartera que incluya un campo de hierba natural de media capacidad, entre 5.000 y 10.000 espectadores, donde puedan competir el Zaragoza CF Femenino, el CD Ebro o el Fénix Rugby entre otros, así como otras canchas y pistas deportivas”.

Vox

La formación se alinea con ZEC y Podemos en lo que al futuro del coliseo zaragozano se refiere. Su programa no aborda esta cuestión ni profundiza en otras propuestas de carácter deportivo más allá de “devolver las competencias de gestión de las instalaciones deportivas del Ayuntamiento que hoy ejerce la sociedad Zaragoza Deporte a la estructura administrativa ordinaria”.

Etiquetas
Comentarios