Despliega el menú
Zaragoza

Crece la presión política sobre el PSOE por el bloqueo del presupuesto

Los socialistas se niegan a negociar el borrador del presupuesto por no estar claro si el Ayuntamiento puede endeudarse, mientras que ZEC replica que lo aprobará el día 31 aunque no haya acuerdo.

Los concejales del PSOE, este viernes, en el pleno del Ayuntamiento de Zaragoza. En primer plano, Javier Trívez y el portavoz, Carlos Pérez Anadón.
Los concejales del PSOE, este viernes, en el pleno del Ayuntamiento de Zaragoza. En primer plano, Javier Trívez y el portavoz, Carlos Pérez Anadón.
Guillermo Mestre

El bloqueo del presupuesto del Ayuntamiento de Zaragoza amenaza con dominar el debate municipal en la recta final de la presente  corporación. De momento, ha servido para elevar la tensión entre los grupos de izquierdas a solo cuatro meses de las elecciones municipales. Así ha quedado claro en el pleno de este viernes, que ha tenido un protagonista principal: el PSOE. Tanto el gobierno de ZEC como PP, Cs y CHA han cargado contra los socialistas por su negativa a negociar las cuentas de este año.

El pleno ha dado cuenta del decreto de prórroga presupuestaria, que prevé un volumen de gasto de 702 millones de euros, los estrictamente imprescindibles para que el Consistorio mantenga su actividad ordinaria. Esto supone unos 70 millones menos que lo previsto en el borrador de las cuentas de 2019 que el gobierno de ZEC presentó en diciembre y cuya negociación está bloqueada por las dudas existentes sobre la posibilidad de solicitar créditos a los bancos.

El concejal de Economía, Fernando Rivarés, ha subrayado en su intervención que si la prórroga "dura un poco más" habrá "grandes afecciones" a los ciudadanos. Hay que tener en cuenta que los principales damnificados de la prórroga son las subvenciones y convenios a entidades sociales y vecinales o las inversiones. Además, ha recordado que tampoco se le podrá subir el salario a los trabajadores públicos.

El edil ha sido duro con el PSOE y ha considerado que su negativa a negociar adolece de "una estrepitosa falta de argumentos". A su juicio, los socialistas "vuelven a aliarse con el PP". "Me daría mucha vergüenza si no me diera más pena su actitud", ha dicho. En su opinión, al PSOE "le interesa más su estrategia de partido que la ciudad". Ha dejado claro que el día 31 de enero, aunque no haya acuerdo, el gobierno se reunirá para aprobar inicialmente las cuentas.

No solo Rivarés ha sido crítico. El resto de grupos también ha cargado contra el PSOE. Ante esto, los socialistas han reiterado los argumentos de los últimos días para articular su defensa. El concejal Javier Trívez ha subrayado que su partido no gobierna y ha lamentado que el debate "sea darle al muñeco, todos contra el PSOE".

Ha reiterado que "no se dan las condiciones para negociar", dado que en este momento no está claro en qué grado computa la deuda del tranvía en la contabilidad municipal y si por tanto se respetarán los límites establecidos para que el Ayuntamiento pueda solicitar créditos a los bancos. De esto depende un total de 32,8 millones de euros de ingresos, que condicionan por tanto toda la política inversora municipal.

"Si el PSOE hubiera aprobado este presupuesto, la bancada de enfrente nos estaría llamando irresponsables", ha dicho Trívez. Ha agregado que esos 32,8 millones de euros son "un brindis al sol". El edil ha defendido, a la espera de que llegue un escrito de Madrid que clarifique la situación de la deuda, que se hagan las modificaciones presupuestarias necesarias para salvar el gasto social. Rivarés ha replicado que no es posible. "¿De dónde sacamos el dinero? ¿Del autobús? ¿De la subida a los empleados públicos?", se ha preguntado.

PP, Cs y CHA han atacado al PSOE por no sentarse a negociar. La popular María Navarro le ha recordado a Trívez que su grupo respaldó a Pedro Santisteve como alcalde y que el año pasado, pocos días después del golpe en las sociedades, aprobó las cuentas de ZEC. "Lo hicieron porque Podemos aprobó el presupuesto del Gobierno de Aragón. Esa es la coherencia del PSOE", ha dicho.

Sara Fernández, de Cs, ha señalado que en un año electoral si no se aprueba el presupuesto la prórroga podría prolongarse hasta otoño. "Señores del PSOE, creo que no hay argumento con el que puedan excusarse", ha afirmado. Carmelo Asensio, de CHA, también ha rechazado la opción de hacer modificaciones como plantea el PSOE. "Prorrogar el presupuesto significa dejar fuera de juego 70 millones de euros. Por responsabilidad, hay que hacer todo lo posible por llegar a un acuerdo", ha dicho.

Por otro lado, el pleno ha dado cuenta de 13 millones de euros en reconocimientos de obligación, que son aquellos pagos de servicios que no tienen contrato en vigor. Es todo un récord para una sesión plenaria. Todos los grupos políticos han cargado contra Rivarés por la gestión del departamento de contratación.

Etiquetas
Comentarios