Despliega el menú
Zaragoza

El PSOE se aleja del pacto presupuestario, pero pide salvar el gasto social

Presenta una moción para que se hagan modificaciones de las cuentas prorrogadas para garantizar las subvenciones y convenios a las entidades.

El concejal de Economía, Fernando Rivarés, conversa con el edil del PSOE Javier Trívez, en el salón de plenos del Ayuntamiento de Zaragoza.
El concejal de Economía, Fernando Rivarés, conversa con el edil del PSOE Javier Trívez, en el salón de plenos del Ayuntamiento de Zaragoza.
Oliver Duch

Sin visos de que haya un acuerdo a corto plazo para que la izquierda saque adelante el presupuesto de 2019 en el Ayuntamiento de Zaragoza, el PSOE ya se pone en lo peor: una prórroga larga o incluso que las cuentas de este año las apruebe la corporación que salga de las urnas en mayo. Ante el bloqueo que esto supondría para las subvenciones y convenios de las entidades vecinales y sociales, con más de 22 millones en el aire, los socialistas han propuesto a ZEC un acuerdo para hacer modificaciones sobre las cuentas prorrogadas y garantizar la mayor parte de estos fondos.

De momento, el PSOE presentará una moción en el próximo pleno en la que se instará al gobierno de ZEC a hacer una propuesta. Lo ha anunciado un día después de que diversas entidades, entre ellas las principales federaciones vecinales de la ciudad, alertaran de las repercusiones que tendría una falta de acuerdo presupuestario. "Que no se ponga nervioso nadie. Se pueden hacer modificaciones presupuestarias", ha dicho el socialista Javier Trívez. La moción llega tras la presentación por parte del PP de una iniciativa en que se insta a ZEC a aprobar las cuentas y se exige a la DGA que abone sus deudas al Ayuntamiento.

El edil, que ha comparecido con la también concejal del PSOE Lola Campos, ha explicado que ya se hizo una consulta al interventor en este sentido para garantizar la viabilidad de la iniciativa. Ha agragado que hay partidas del presupuesto prorrogado que no son tan prioritarias y que podrían retrasarse hasta que se aprobaran las cuentas para así preservar las subvenciones y convenios de carácter social. "Las modificaciones debe proponerlas el consejero y contarán con el acuerdo del PSOE", ha afirmado.

No ha concretado de dónde saldría el dinero para hacer las modificaciones, al margen de citar que se podrían detraer fondos de los gastos financieros o de la sociedad Zaragoza Desarrollo Expo, en trámites de disolución. Ha querido dejar la iniciativa a ZEC. "Es una moción para tranquilizar ante una alarma innecesaria. Ninguna entidad va a tener que hacer un ERE", ha dicho.

Lola Campos ha declarado que el gasto social "no puede ser cautivo ni moneda de cambio". Ha explicado que su grupo ha mantenido contactos con unas 30 entidades, que no entran en la cuestión de si se deben o no aprobar las cuentas, según afirma. "Lo que nos piden es que ganemos el mayor tiempo posible y que los partidos hagan del gasto social una cuestión prioritaria. Es factible atender la urgencia y sofocar la alarma social. Hay que apagar la incertidumbre", ha apuntado.

Pero en la comparecencia ha quedado claro que no será fácil salvar el gasto social por la vía de un pacto presupuestario. Trívez ha insistido en que el borrador presupuestario que ha presentado ZEC "es un brindis al sol", dado que no está garantizada una parte sustancial de los ingresos. Se trata del capítulo de créditos bancarios, que supone 32,8 millones y que está a expensas de que el Ministerio de Hacienda decida en qué medida computa la deuda del tranvía.

"Entiendo la presión que los grupos le quieren echar al PSOE, que es el que va a decidir. Pero seguro que si el PSOE hubiera apoyado el presupuesto en estas condiciones, los mismos grupos de la derecha nos llamarían irresponsables. Es un acuerdo imposible que parte de una información falsa. No se dan las condiciones para negociar", ha afirmado Trívez.

Respecto a la decisión del gobierno de ZEC de aprobar el presupuesto inicialmente a finales de mes, sin negociar previamente con el PSOE, Trívez ha señalado que "no es una buena salida". Pero al menos ha exigido que se aclare antes el grado de endeudamiento que puede asumir Zaragoza si finalmente computa la deuda del tranvía.

El edil socialista ha puesto en evidencia que "el margen de tiempo" para que en esta corporación se aprueben las cuentas "es muy reducido". Si se iniciara la tramitación mañana, la aprobación definitiva no llegaría hasta finales de marzo o principios de abril, ha avisado.

Etiquetas
Comentarios