Despliega el menú
Zaragoza

La Policía cree saber quién es el hombre hallado muerto en una maleta en Zaragoza, pero falta el ADN

La autopsia confirma que la víctima recibió varios golpes en la cabeza con un objeto contundente. Todo apunta a que el crimen se produjo en la vivienda donde hallaron el cuerpo, donde los vecinos dicen que vive de alquiler un hombre que "parece iraquí".

Un vecino del número 1 de la calle Vía Verde, donde se encontró la maleta con el cadáver, explicaba ayer que no escucharon ruidos extraños.
Un vecino del número 1 de la calle Vía Verde, donde se encontró la maleta con el cadáver, explicaba ayer que no escucharon ruidos extraños.
José Miguel Marco

El Grupo de Homicidios de la Jefatura Superior de Policía de Aragón intenta poner nombre y apellidos al cadáver hallado el pasado sábado oculto en una maleta que alguien abandonó en un piso del número 1 de la calle Vía Verde, en el barrio Oliver de Zaragoza. Según ha podido saber HERALDO, las primeras pesquisas apuntarían a que se trata de un hombre de nacionalidad española que habría muerto como consecuencia de los fuertes golpes que recibió en la cabeza con un objeto sólido y sin aristas. En cualquier caso, el juez instructor ha decretado el secreto de las diligencias y el nombre de la víctima todavía no ha trascendido.Además, habrá que esperar a que las pruebas de ADN confirmen oficialmente las averiguaciones de los investigadores.

Del que tampoco se sabe aún la identidad ni el paradero es del autor del homicidio, de ahí que la Policía Científica dedicara el sábado toda la mañana a buscar huellas y cualquier otro vestigio de interés en el escenario del crimen. Porque aunque no se descarta ninguna hipótesis, todo apunta a que a este hombre lo mataron en el 4º D y casi de inmediato lo colocaron en posición fetal y lo metieron en la maleta. El rigor mortis comienza a aparecer a las tres o cuatro horas del deceso, por lo que tuvieron que hacerlo antes.

Tratándose de un cuarto sin ascensor, tampoco tendría sentido que el crimen se hubiera producido en otro lugar y que el homicida cargara luego con la maleta escaleras arriba. ‘El Periódico de Aragón’ informaba ayer que el fallecido es un hombre corpulento al que encontraron desnudo.

Según explicaban ayer los propios vecinos, la Policía se presentó a primera hora de la mañana en el edificio y no fue hasta pasadas las dos de la tarde cuando la Hermandad de la Sangre de Cristo se llevó el cadáver al Instituto de Medicina Legal de Aragón (IMLA), donde ayer se le practicó la autopsia. En un principio, parece que el cuerpo de este hombre no presentaba heridas de arma blanca o de fuego y que fueron los fuertes golpes encajados en el cráneo los que le provocaron la muerte.

Habitaciones subarrendadas

Por la vivienda donde se produjo el macabro hallazgo pasan "cuatro o cinco inquilinos" cada año. Así lo explicaba ayer Miguel García, uno de los vecinos más veteranos del inmueble. "El dueño lo tiene alquilado desde hace ya algún tiempo y fuimos nosotros quienes tuvimos que llamarle para contarle lo que había pasado, porque no tenía ni idea", explicaba en uno de los descansillos. Según este hombre, "desde el pasado verano" el inquilino del 4º D sería un extranjero con el que el trato ha sido siempre "correcto". Pero la Policía no descarta que hubiera alguna habitación del piso subarrendada, ya que parece que fue una persona alojada en una de ellas la que llamó al 091 tras descubrir el cadáver en la maleta.

Lejos de lo que pudiera parecer, los residentes del edificio hablan de una convivencia "tranquila y sin sobresaltos". "Es verdad que los dos cuartos están alquilados y por ellos pasa bastante gente, pero nunca ha habido ningún problema con ellos", explicaba Miguel García. Ni este vecino ni ninguno de los que hablaron ayer con este diario dijeron haber escuchado o visto nada extraño en los dos últimos días.

Al parecer, con anterioridad al actual inquilino, en el 4º D estuvo viviendo un hombre que podría dedicarse al trapicheo."Pero eso es lo que dice la gente, yo solo sé que entraba y salía durante la noche y que durante el día las persianas estaban siempre bajadas", comentaba otro residente que prefirió no identificarse.

De la instrucción del caso se ha hecho cargo el magistrado Rafael Lasala, titular del Juzgado de Instrucción número 7, que ahora aguarda la identificación oficial de la víctima para hacer el ofrecimiento de acciones a su familia

Sin pistas de los autores del tiroteo mortal de Movera

Pasado más de un mes del tiroteo mortal de Movera, la Policía Nacional todavía no ha conseguido tampoco dar con los responsables de la muerte de María Marian, de 28 años. Los investigadores creen que los homicidas podrían ser dos hombres –se baraja que un tercero condujera el coche en el que huyeron tras disparar contra la joven– del entorno más cercano al compañero sentimental de la fallecida, José N. T., de 70 años, en prisión por tráfico de drogas.

Sobre lo sucedido el 21 de noviembre en Movera, las pesquisas parecen apuntar más a un fallido intento de secuestro que a un asesinato planificado, cometido por personas que pensaban obtener del hombre algún tipo de rescate, ya que la pareja había recibido en los últimos tiempos unos ingresos extras.

Etiquetas
Comentarios