Despliega el menú
Zaragoza

La fiscal pide que el acusado del crimen de Ricla vuelva a la cárcel hasta que se repita su juicio

Fue condenado por matar de un disparo en la cabeza a un joven de La Almunia, pero el TSJA anuló la sentencia por no estar motivado el veredicto del jurado.

Francisco Canela Grima, este miércoles, en una sala de vistas de la Audiencia Provincial de Zaragoza.
Francisco Canela Grima, este miércoles, en una sala de vistas de la Audiencia Provincial de Zaragoza.
José Miguel Marco

El vecino de Ricla Francisco Canela Grima, de 47 años, podría volver a prisión de manera provisional hasta que sea juzgado el próximo mes de abril por matar de un disparo a Robert Racolti, de 23 años. Así se lo han pedido este jueves tanto la Fiscalía como la acusación particular a la magistrada Esperanza de Pedro, quien presidirá el jurado encargado de juzgar de nuevo al acusado. Ambas partes argumentan que el delito que se le atribuye es muy grave (asesinato), la pena muy alta (de 19 a 25 años) y existe, a su juicio, riesgo de fuga.

No opina lo mismo la defensa del acusado, que ha resaltado que desde que el pasado mes de enero fuera puesto en libertad ha cumplido todas las medidas cautelares impuestas (se presenta los días 1 y 15 de cada mes a firmar al juzgado), está en tratamiento para curar sus adicciones y la depresión, ha empezado a rehacer su vida y ha comenzado a trabajar. Por eso, su abogada Soraya Laborda ha solicitado a la juez que lo mantenga en libertad.

La situación de Francisco Canela Grima es atípica pues fue juzgado por un tribunal popular, declarado culpable de un homicidio por imprudencia y condenado a cuatro años de cárcel, la máxima pena que recoge el Código Penal para ese delito. Sin embargo, la sentencia fue recurrida y la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) anuló tanto el fallo como el juicio y el veredicto al considerar que este último no estaba motivado. Los magistrados señalaron entonces que los jurados no habían explicado qué medios de prueba habían tenido en consideración para declarar probado, entre otros hechos, que Canela disparó accidentalmente y no de manera deliberada.

El pasado 9 de enero, en el segundo aniversario de la muerte de Racolti y cuando el acusado llevaba cumplida la mitad de la condena impuesta, la Audiencia lo puso en libertad. Quince días después el TSJA anulaba el juicio. Para la acusación particular, ejercidas por los letrados Cristian Adrian Anghel y Mariano Montesinos, la decisión del tribunal cambiaba la situación y volvían a pesar las mismas razones que hubo en su día para enviarlo de manera provisional a prisión. Es decir, la gravedad del delito y la pena y el riesgo de fuga ante la perspectiva de un nuevo juicio.

La fiscal ha coincidido con los anteriores en que "sigue habiendo motivos para asegurar su presencia"en la vista oral. Pero, su abogada defensora incidió en que su cliente siempre ha estado a disposición del tribunal y no tiene intención de eludir la acción de la justicia. "Sabe perfectamente a la pena que se enfrenta y nunca ha hecho nada por incumplir las medidas impuestas", señaló Soraya Laborda.

Antes de terminar la vista, la magistrada ha dado la palabra a Francisco Canela y este ha dicho  que está intentando trabajar y hacer una vida normal. "Estoy intentando ser responsable hasta el final con lo que ha pasado y trabajar para pagar todo lo que tengo que pagar. No puedo hacer más", ha manifestado.

Etiquetas
Comentarios