Zaragoza

Zaragoza

Cascos de bici, ¿un quebradero de cabeza?

Constituyen un elemento de seguridad propuesto por la DGT para su uso en ciudad. No son obligatorios, aunque hay modelos que muchos querrían lucir.

Cascos de bici, ¿un quebradero de cabeza?
P. Z.

El borrador del nuevo Código de Circulación de la DGT propone el uso del casco para ciclistas en ciudad. La medida ha sido rechazada por la Red de Ciudades por la Bicicleta, el Ayuntamiento del Zaragoza, Izquierda Unida y la asociación Huesca en Bici. 

El uso del casco en ciudad es, por el momento, una opción libre para los ciclistas que sí tienen la obligatoriedad de llevarlo en carretera. En Europa, solo Eslovenia contempla esta normativa, rechazada en el resto de ciudades del viejo continente. En las ciudades australianas de Melbourne y Brisbane el uso obligatorio de este elemento de seguridad, así como  los servicios de alquiler que pusieron a disposición de los usuarios cascos de bici desincentivaron el uso de la bicicleta.

Algunos colectivos e instituciones  también señalan que esta medida resulta antihigiénica y afirman que no existe un motivo justificado para aplicar esta normativa. Afirman que no se producen más accidentes de bici en ciudad por no llevar casco y coinciden en que las ciudades que menos accidentes ciclistas registran son, precisamente, las que tienen mas tráfico ciclista, ya que existe una mayor concienciación en educación vial .

Para todos los gustos

En el mercado existen muchos modelos de cascos homologados para la práctica del ciclismo profesional, pero también hay modelos urbanos, con características diferenciadas y con diseños verdaderamente atractivos.

Un casco homologado cuesta a partir de 12 euros y según marcas y modelos pueden llegar hasta los 90 euros. Lo diseños urbanos de Nutcase imitan los cascos de patinaje y hasta existe uno plegable, de la marca Dahon, que ronda los 90 euros. David Arribas, de la Asociación Recicleta explica que los más demandados son los de uso en carretera y montaña: "Su diseño es deportivo, con más ventilación para el deporte de carretera o montaña". Los de uso urbano son más cerrados, con menor ventilación, "ya que en ciudad no se requiere tanto esfuerzo físico", añade.

Un casco, un golpe

Arribas recuerda que estos elementos de seguridad deben sustituirse en caso de colisión, ya que al recibir un impacto se deforman y su protección pierde eficacia. En cuanto al uso del casco en suelo urbano incide en que "no hay estadísticas que confirmen que sea necesario. La velocidad no es la misma que en un ciclomotor. Además, puede desincentivar el uso de la bici en la ciudad" 

Fuentes municipales afirman que desde el servicio público de alquiler de bicicletas no se contempla instalar dispensadores ni otro elemento que incluya anclajes para cascos en sus vehículos..

Etiquetas