Despliega el menú
Zaragoza

Zaragoza

IU pide que se presenten alegaciones para que los ciclistas no tengan que circular con casco

Alonso ha recordado que "en Europa el único país que impone el casco es Eslovenia" y ha dicho que pondría en peligro el servicio Bizi.

Un ciclista en Zaragoza
Fin de semana sin Bizi_3
P. Z. D.

El portavoz del grupo municipal de IU en el Ayuntamiento de Zaragoza, José Manuel Alonso, ha estimado que el Consistorio debe presentar alegaciones al borrador del nuevo Código de Circulación planteado por la Dirección General de Tráfico (DGT) para defender la promoción y desarrollo de los desplazamientos urbanos en bicicleta y que los ciclistas no tengan la obligación de circulas con casco. 

"Zaragoza ha tenido una implantación ejemplar de la bicicleta, con unos niveles de consenso y una transformación urbana admirables, pero todo este desarrollo se puede frenar e incluso involucionar si se aplican medidas como las propuestas recogidas en el borrador del Código de Circulación", ha valorado Alonso.

De este modo, el portavoz del grupo municipal de IU ha anunciado la presentación de alegaciones para revocar la obligatoriedad del casco en desplazamientos urbanos en bicicleta y el "arrinconamiento forzoso del ciclista a la derecha de la calzada".

José Manuel Alonso, quien también es vicepresidente de la Comisión de Transporte de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), ha participado este viernes en la reunión mantenida por la DGT con representantes y miembros de la FEMP para debatir cuestiones "clave" sobre el borrador del nuevo Código de Circulación.

Además de debatir sobre temas relativos al tráfico en vías urbanas, se han abordado numerosas modificaciones que afectan a la bicicleta en la ciudad y en el encuentro se ha informado de que capitales como Zaragoza podrán presentar sus alegaciones antes de este viernes, 15 de marzo.

Invertir la responsabilidad

José Manuel Alonso ha recordado que "en Europa el único país que impone el casco es Eslovenia, países con larga trayectoria ciclista como Dinamarca u Holanda plantean el casco como un elemento voluntario".

A su parecer, con propuestas como la del casco "se invierte la responsabilidad y se delega sobre el más débil, puesto que, en lugar de mantener medidas de seguridad pasiva como que los ciclistas pudieran circular en calzada por mitad del carril, la DGT propone desplazarlos a la derecha de la calzada, siendo susceptibles de adelantamientos muy peligrosos".

En relación al uso obligatorio del casco, Alonso ha criticado que "de aplicarse, esta norma pondría en riesgo la pervivencia de los sistemas de bici públicos como Bizi Zaragoza".

También ha apuntado que países como Australia y Nueva Zelanda "han pagado la imposición" del casco con un descenso del 60 por ciento de los desplazamientos y la desaparición de los sistemas de bici pública y "lo más triste es que no ha descendido el nivel de siniestralidad", ha señalado.

Asimismo, ha manifestado que "no existe ningún informe que recomiende la obligatoriedad del casco y los países más avanzados en este ámbito la han desechado sistemáticamente".

No obstante, Alonso ha subrayado que "la postura de la DGT debe de ser dialogante" y ha agregado que el debate sigue abierto, por lo que "Zaragoza tiene la responsabilidad de hacer todos esfuerzos para que se escuchen sus alegaciones y se haga defensa del uso y promoción de la bici en desplazamientos urbanos".

Etiquetas