Teruel
Suscríbete por 1€

Vaquillero del Año: "Hay que poner el pañuelo al Torico como siempre"

Nacido en Teruel hace 57 años, es socio de la peña El Ajo desde los 16. Ha sido nombrado Vaquillero del Año 2022 por Interpeñas.

Adolfo Rodríguez 'Fito', listo para La Vaquilla.
Adolfo Rodríguez 'Fito', listo para La Vaquilla.
A. García/Bykofoto

¿Asume que puede ser su primera Vaquilla sin ‘pañuelico’ debido al estropicio del Torico?

Yo creo que el Torico estará a tiempo en el pedestal, lo que no sé es cómo se pondrá el pañuelo, pero confío en que la estatua esté en su lugar.

¿Se le ocurre una alternativa por si la estatua no está en su sitió el próximo 9 de julio para dar el pistoletazo de salida a La Vaquilla?

No me he parado a pensarlo, quizá es que todavía estoy en shock por lo ocurrido. Pero confío en que llegará a tiempo y que se podrá hacer el acto del pañuelo como siempre se ha hecho. Se ha puesto más de 40 años y nunca ha pasado nada.

¿Hay que mantener la misma fórmula, con un castillo humano hasta la estatua?

Sí, pero evitando las actividades en torno al Torico el resto del año. El mal uso del Torico desvirtúa el acto tradicional del ‘pañuelico’.

¿Qué pensó un vaquillero de pro como usted cuando vio el Torico por los suelos?

Lo primero, que era un ‘fake’, que a algún chalado le había dado por hacer una broma. Pero luego me entró mucho cabreo. La utilización del Torico ha ido a más hasta que ha pasado lo que ha pasado.

Después de dos años en blanco por la pandemia, ¿tiene más ganas de disfrutar de la fiesta?

Yo, cada vez que llega la Vaquilla, no puedo tener más ganas. Me da igual que lleve uno, dos o tres años sin celebrarse. Mis emociones no pueden ser más intensas ni creo que mi cuerpo dé para más excesos de los habituales.

Me imagino que no se pasará por casa en toda La Vaquilla.

Nada, nada. He cogido un alojamiento para que me sea fácil llegar desde mi peña, El Ajo. He calculado hasta el desnivel entre el hotel y mi peña para que el desplazamiento sea más cómodo.

Ha superado ya el medio siglo de vida. ¿La edad no le apalanca?

Hay días en los que estoy más cansado y tengo que parar, pero me encanta y estoy muy contento de que llegue La Vaquilla para disfrutarla a tope. Otra cosa es que el primer día se me vaya de las manos o que se note mi falta de entrenamiento, pero capearé el temporal como pueda.

¿Qué tiene preparado para la próxima Vaquilla su peña de toda la vida?

El programa de conciertos del domingo y del lunes es brutal. Cargamos las tintas en los dos días con más público de Teruel. Hay dos cabezas de cartel de Pirineos Sur –Rayden y Dubioza Kolektiv– que actúan con entrada gratuita para el público.

¿Está justificada la fama de El Ajo como peña "extrema"?

Donde está la gente más joven la fiesta suele ser más intensa. Ocurre en cualquier peña con jóvenes, porque viven la fiesta con mucha intensidad y además tienen capacidad física para aguantarla.

¿Cómo anda la media de edad en El Ajo?

Salvo unos pocos dinosaurios como yo, el resto de los peñistas son muy jóvenes.

¿Ha llegado el momento de cambiarse a una peña más tranquila?

No, porque prefiero 20 minutos de gloria en El Ajo que toda La Vaquilla sentado y comiendo gambas. Eso no me va.

¿Qué tiene de especial el programa de actividades de su peña?

La peña siempre ha ofrecido a la gente joven lo que le gusta en cada momento. Mantenemos la charanga, pero también tenemos batukada o bandas de brass.

Están a la última.

Sí, en cuanto a música, organizamos los conciertos que gustan a la gente. Por El Ajo han pasado La Pegatina, Boikot… Y lo mismo con los ‘djs’. Tratamos de mantener una peña que hace felices a los jóvenes. Otras peñas envejecen y terminan con una charanga y una verbena, que no es un programa ni mejor ni peor que el nuestro. Hay gente que prefiere hacer lo que le ha gustado toda la vida y la peña envejece con ellos.

Pero usted ya no es tan joven.

Tengo 57 años y desde los 16 estoy en El Ajo. Mi hijo también es de esta peña.

¿Vive de forma distinta La Vaquilla después de casarse y tener un hijo?

No depende de edades sino de cómo la quieras vivir. Mi hijo nació el año en que yo puse el ‘pañuelico’, en 1998, y al año siguiente ya estaba de fiesta con él, aunque cuando tenía sueño había que acostarlo. Hay que hacer alguna adaptación, pero la fiesta es compatible con tener hijos.

¿Le parece buena idea declarar el ‘pañuelico’ patrimonio cultural inmaterial, como anuncia la DGA?

Sí. Deberían ir de la mano la declaración de BIC del monumento con la declaración del ‘pañuelico’ como bien inmaterial, porque es el principal icono de La Vaquilla y es un fenómeno brutal, entre otras cosas porque lo ha creado el pueblo para iniciar la fiesta.                   

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión