Despliega el menú
Teruel

patrimonio

El castillo de Cutanda, 'prisionero' de Hacienda

Los restos de esta histórica fortaleza son inaccesibles desde que fue vallado el pasado mes de febrero.

Los restos del castillo de Cutanda se reducen a un muro que pertenece, probablemente a una torre. Sin embargo, esos vestigios que forman parte de la historia de Aragón son una seña de identidad para las vecinos y descendientes de esta localidad perteneciente al municipio de Calamocha, que ahora lo contemplan tras un cercado metálico que el pasado febrero se instaló en el lugar e impide el acceso.

El vallado de esta propiedad estatal se llevó a cabo “por razones de seguridad” a la espera de una posible actuación, según fuentes consultadas. Y desde entonces el castillo de Cutanda se encuentra ‘prisionero’ de Hacienda, administración de la que depende este Bien de Interés Cultural.

Mientras, los vecinos de Cutanda se muestran indignados con esta medida y han iniciado una campaña de firmas para que “las diferentes instituciones que tengan competencias en la cuestión, y especialmente al Ministerio de Hacienda, tomen cartas en el asunto y aborden su restauración”, reclaman desde la asociación Batalla de Cutanda.

“Empezamos la campaña el 24 de marzo, un mes después de que lo vallaran. Decidimos dar un margen a Hacienda para que respondiera tras el escrito que enviamos pidiendo explicaciones pero no hubo contestación, -relata Tamara López, vicepresidente de la asociación-. El año pasado iniciamos un proyecto que se asienta en cuatro pilares básicos: localizar el escenario donde tuvo lugar la batalla que enfrentó en 1120 a un ejército almorávide de 15.000 hombres con las tropas del rey Alfonso I; la consolidación del castillo, el futuro centro de interpretación del enfrentamiento y la recreación histórica de este acontecimiento bélico”.

Redactaron un informe alertando del estado de ruina de la fortificación y la necesidad de que fuera restaurada para fomentar el turismo en la zona a partir de los cuatro pilares citados. Lo enviaron a Hacienda y posteriormente técnicos de esta administración visitaron el castillo. “Es de su propiedad, aunque los terrenos colindantes pertenecen al Ayuntamiento de Calamocha, -aclara López.

Pero el colectivo se llevó una sorpresa mayúscula al comprobar que “en lugar de proceder a restaurar los lienzos de muro que se encontraban deteriorados, la intervención que han realizado ha consistido en vallar el espacio y colocar unas redes que impidan la caída de alguna piedra a la carretera que discurre a sus pies”, denuncia.

"Para nosotros es un símbolo que representa nuestras raíces… lo que nos marca como pueblo"

La vicepresidente de la asociación lamenta esta actuación que resulta “más permanente que provisional. Con el dinero que habrá costado podrían haber invertido en proteger los restos”. El castillo de Cutanda figura en la relación de castillos declarados Bienes de Interés Cultural del Patrimonio Cultural Aragonés, “el único BIC de la provincia de Teruel que está vallado”, apostilla.

La localidad Cutanda tiene “alrededor de 30 habitantes censados y muchos descendientes, cerca de 1.000, que vienen a veranear. Así que poco a poco, la campaña de firmas sigue creciendo”, comenta López. La asociación quiere dar un impulso a esta movilización en la próxima recreación de la batalla de Cutanda que tendrá lugar el próximo 17 de junio, fecha en que se conmemora la batalla que se libró en el año 1120 entre Alfonso I el Batallador y el ejército almorávide de Ibrahim ibn Yusuf.

Una de las escenas de la recreación transcurría, hasta ahora, en el castillo. “Constituye un elemento clave y no se podrá utilizar este escenario que tanto protagonismo tiene en la historia. ¿Qué les diremos a aquellos turistas que nos visitan buscando conocer la batalla y sus escenarios? Que aquel castillo que contempló a sus pies la batalla más trascendental de la Historia medieval de Aragón ha sido vallado por orden del Ministerio de Hacienda para dejarlo morir lentamente”, subrayan desde la asociación, y su vicepresidenta recuerda que “no es un simple muro. Para nosotros es un símbolo que representa nuestras raíces… lo que nos marca como pueblo. Siempre hemos vivido con él”.

Etiquetas
Comentarios