Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

La Guardia Civil llama a la prudencia en puertas del verano tras realizar 19 rescates en un mes

El pasado miércoles, el helicóptero tuvo que hacer una complicada maniobra para evacuar a una esquiadora que se deslizó 200 m bajando del Aneto.

Imagen del rescate de un perro de un montañero en el pico Infiernos tras una caída de 20 metros por un corredor nevado.
Imagen del rescate de un perro de un montañero en el pico Infiernos tras una caída de 20 metros por un corredor nevado.
Guardia Civil

La Guardia Civil ha hecho un llamamiento a la prudencia en puertas del inicio de la temporada estival, que siempre multiplica la afluencia a la montaña, después de registrar un repunte de rescates. Y es que en el último mes, a raíz del levantamiento de los confinamientos primero provinciales y más tarde autonómico, han tenido que realizar ya 19 intervenciones.

Solo esta semana, los especialistas de montaña han efectuado tres operaciones de rescate, según informaron este viernes desde la Guardia Civil. La más complicada tuvo lugar el miércoles para evacuar a una esquiadora irlandesa de 36 años que sufrió graves cortes en la cara tras una caída de 200 metros por una ladera nevada cuando bajaba del Aneto junto a varios compañeros. El helicóptero tuvo que hacer una arriesgada maniobra para recoger a la accidentada, a los socorristas y al sanitario del 061 y evacuarla al hospital San Jorge.

Además, el lunes llevaron a cabo otras dos intervenciones. Una de ellas para rescatar a un montañero de Pamplona de 26 años que se había lesionado un tobillo en las inmediaciones de los Ibones de Pondiellos (Panticosa). Y otra para auxiliar a dos montañeros, un hombre de 83 años y una mujer de 51, ambos vecinos de Barcelona, en Ordesa. Uno de ellos había sufrido una lesión de tobillo que le impedía continuar.

Además, la Comandancia de Teruel solicitó la colaboración del helicóptero y componentes del Ereim de Huesca para la búsqueda de una mujer en Beceite, que fue localizada ilesa.

Desde la Guardia Civil recordaron la importancia de seguir los consejos básicos para evitar accidentes de montaña. Entre ellos, planificar la actividad, adecuarla a las condiciones físicas y técnicas de cada uno y comunicarla a alguien; informarse de la meteorología en la zona; llevar el equipo adecuado; no salir solo al monte; llevar el móvil con baterías cargadas; y ante cualquier incidencia avisar al 062 de la Guardia Civil o a cualquier teléfono de emergencia «porque cada minuto es importante», resaltaron.

El goteo de rescates comenzó ya el puente de San Jorge con el auxilio de tres montañeros con lesiones en Respomuso, el pico Balaitus (Sallent) y la gruta helada de Lecherines (Canfranc) y dos escaladores enriscados en Foradada del Toscar. Al fin de semana siguiente evacuaron a otros dos escaladores bloqueados en Peña Rueba (Murillo) y dos montañeras heridas en el Mondoto (Fanlo) y la Renclusa (Benasque).

El 7 y 8 de mayo se registraron cinco actuaciones más con cuatro montañeros -uno de ellos grave- arrastrados por un alud en el corredor de Estasen (Benasque), dos escaladores enriscados en Riglos, un senderista agotado en Berdún y otra lesionada en las Gorgas de San Julián (Nueno), y el perro de un montañero en el pico Infiernos (Panticosa),

Y el pasado fin se semana evacuaron a un hombre fallecido por un posible infarto en la ruta de las Tres Cascadas de Cerler, además de dos barranquistas lesionadas en Tella-Sin y en Bierge y un montañero herido en Bisaurri.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión