Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

ESPECIAL MARCA ARAGÓN 23 DE ABRIL

María Bellosta: "La despoblación es una amenaza y el turismo, parte de la solución"

La directora del Hotel Barceló Monasterio de Boltaña afirma que para los turistas "Aragón es todo un descubrimiento, con capacidad innata de emocionar".

María Bellosta es la directora del Hotel Barceló Monasterio de Boltaña.
María Bellosta es la directora del Hotel Barceló Monasterio de Boltaña, un edificio monumental que se vislumbra al fondo.
Rafael Gobantes

El turismo, y especialmente el sector hotelero, es uno de los más afectados por la pandemia. ¿Ve la luz al final del túnel?

Siempre hay luz, incluso cuando no la puedes ver. Es tiempo de creer, el túnel está siendo más largo de lo que pensábamos, pero confío. Gracias al compromiso del equipo y al apoyo de los huéspedes que siguen eligiéndonos.

¿Qué sensación ha tenido con el hotel cerrado tantos meses?

Muchas, incertidumbre..., y sobre todo ha sido demasiado tiempo. Responsabilidad por mi equipo, confianza gracias al apoyo recibido, tanto de los propietarios como de nuestra compañía Barceló, y muchísimas ganas de volver. Nuestra misión es hacer feliz a quien nos visita y eso es muy reconfortante, es lo que más he echado de menos.

Las crisis sirven para reinventarse. ¿Qué lección se puede aprender de la actual?

Esta pandemia nos ha demostrado que somos más vulnerables de lo que pensábamos. La lección importante es el orden de nuestras prioridades, en lo personal y como sociedad.

El turismo, y especialmente el del Pirineo, ha contribuido muy positivamente a la Marca Aragón, pero siempre existe un margen de mejora. ¿Qué debería cambiar para alcanzar la excelencia?

La excelencia depende de la calidad del servicio y este de la formación de la persona que lo presta, apostar por la formación en el Pirineo sería un buen paso. Además, creo que es imprescindible proteger el Pirineo en sí mismo, es una auténtica maravilla, es un regalo precioso y dependemos de su conservación. La conservación también pasa por mantener a los habitantes. La despoblación es una amenaza y el sector turístico ha demostrado ya ser parte de la solución, de hecho, es clave. Estamos notando una tendencia creciente en el número de turistas en el Pirineo, pero el crecimiento debe ser también cualitativo y ser, ante todo, sostenible.

Reciben a clientes de todo el país y del extranjero. ¿Qué imagen tienen de Aragón?

Les sorprende mucho, Aragón cuenta con un patrimonio muy diverso y para muchos es todo un descubrimiento, tenemos la capacidad innata de emocionar. Además, siempre encuentran algo que les deja una huella, todos tienen una anécdota de su primer viaje y todos tienen una ruta pendiente para el siguiente, esta es nuestra riqueza.

Sobrarbe ofrece un turismo no masificado, lejos de las aglomeraciones. ¿Cree que la pandemia cambiará los hábitos de los ciudadanos y que puede contribuir a relanzar el turismo interior?

Sin duda, Sobrarbe es un destino en crecimiento y este cambio de hábitos deben hacer replantear la estrategia para poder seguir ofreciendo a los ciudadanos lo que vienen a buscar y nos diferencia: experiencias auténticas, paisajes insólitos, la calidez de los pueblos y su gente, los senderos, la tradición, el agua fresca del río. Debemos proteger eso, esforzarnos en crear una red que impulse la responsabilidad y el cuidado del territorio desde todos los ámbitos para que el turismo realmente siga siendo un motor transformador. Este hotel fue antes monasterio y hospital. Desde el siglo XVII los visitantes venían a buscar la calma y la salud, hoy como hotel es lo que podemos ofrecer.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión