Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

huesca

Los cuatro estrellas Michelin de Huesca ya ponen fecha para su reapertura al público

El Tatau coge reservas desde el 18 de febrero y Lillas, Callizo y Espacio N abrirán en marzo.

Ana Acín y Eduardo Salanova ultiman la reapertura del sorprendente Espacio N de La Venta del Sotón.
Ana Acín y Eduardo Salanova ultiman la reapertura del sorprendente Espacio N de La Venta del Sotón.
Rafael Gobantes

La pandemia, y las consiguientes restricciones de aforo, de horario y de movilidad han impedido hasta ahora padalear como se merecen las cuatro estrellas Michelin de las que presume la provincia de Huesca. El Callizo, de Aínsa, y el Espacio N de La Venta del Sotón, en Esquedas, se incorporaron hace apenas mes y medio a una lista donde estaban el Lillas Pastia y el Tatau Bistro, en la capital. Sin embargo, los cuatro han puesto por fin fecha para su reapertura al público.

El Tatau, con Tonino Valiente y Arantxa Sáinz al frente, será el primero en regresar. A partir del día 18 de febrero estará abierto en servicio de mediodía. Con la entrada en vigor del confinamiento perimetral a finales de octubre cerró el local aunque desde entonces ha ofrecido un sorprendente e innovador servicio de ‘take away’. Una oferta que mantendrán los viernes y los sábados mientras las restricciones les impidan trabajar en servicio de noche. Aun así, han querido dar las gracias «de todo corazón a los clientes y amigos que durante estos meses nos han ayudado a levantar el ánimo y han colaborado con su apoyo en forma de pedidos a que no perdiéramos la fuerza para intentar volver». Así, las reservas de mesa ya están abiertas. Además, buscan una nueva incorporación al equipo de cocina (un entremetier).

También el Espacio N está buscando personal (jefes de partida, camareros y somelieres o ayudantes de somelier) de cara a esta temporada 2021 que Ana Acín y Eduardo Salanova esperan comenzar "como tarde" a mitad de marzo. Para entonces confían en que se haya levantado ya el confinamiento provincial -las últimas restricciones están prorrogadas hasta el próximo 5 de marzo- porque "aunque estamos deseando volver a atender a los clientes oscenses que llevan viniendo toda la vida, trabajamos también mucho con gente de Zaragoza, Cataluña...", explican.

En estos meses han ofrecido comida para llevar en Navidad y en San Valentín, además se seguir experimentando en nuevos platos. De momento mantendrán el mismo menú que les otorgó la Michelin aunque el Espacio N ofrecerá también otro más de temporada y con producto aragonés para los clientes que ya hayan visitado el local. Además, seguirá abierto el Sotón más tradicional en una zona más amplia acristalada y ajardinada.

La reciente estrella se ha dejado notar en las reservas "porque desde que nos la dieron, prácticamente todos los días recibimos correos con peticiones", valoran.

También el restaurante Callizo, de Aínsa, confía en que la Michelin les sirva especialmente para atraer más clientes entre semana. En su caso están recogiendo reservas para abrir a partir del 31 de marzo, coincidiendo con la Semana Santa, pero siempre y cuando para entonces se hayan relajado las actuales restricciones de movilidad de Aragón ya que no consideran viable reabrir solo para los clientes de la provincia de Huesca. "Queremos abrir porque tenemos muchas ganas de volver a trabajar pero también por necesidad económica ya que en estos meses estamos teniendo solo pagos y ningún ingreso", afirma Ramón Aso, chef del Callizo junto a Josetxo Souto.

Por su parte, el Lillas Pastia de Huesca, dirigido por Carmelo Bosque, también prevé volver a reabrir en interior a partir de mediados de marzo para aprovechar la recta final de la temporada de la trufa, su producto estrella. Para entonces confía que el Gobierno de Aragón haya relajado ya las medidas de la hostelería. "Espero que igual que utilizaron los malos datos para cerrarnos, usen los buenos para abrirnos también", exige. Y es que cree que un restaurante como el suyo necesita un aforo de al menos el 50% (ahora está en el 30%) para ser rentable. "Con menos capacidad, los locales con estrella Michelin no podemos abrir porque hay que mantener el nivel de excelencia y tenemos ocho cocineros y cuatro camareros y un género excepcional que no se puede congelar ni guardar", subraya.

En Zaragoza, La Prensa y el Cancook están abiertos

Mientras, en Zaragoza, donde hay dos estrellas Michelin, La Prensa reabrió el viernes porque cerró a finales de octubre cuando se endurecieron las restricciones. Ahora solo da servicio los viernes, sábados y domingos a mediodía y esperan que después del 5 de marzo, cuando acaban las actuales restricciones, puedan ampliar al resto de la semana y por las noches, según su propietario y jefe de sala, David Pérez. El Cancook, por su parte, viene funcionando con la normalidad que imponen las restricciones y trabaja cada vez más el ‘take away’.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión