Huesca
Suscríbete por 1€

Doble gesto solidario en el valle de Tena con 19 familias y cuatro restaurantes

Una compañía de seguros de la zona financió de forma anónima durante 11 días los menús que elaboraron los establecimientos para estas personas atendidas por Cáritas Sabiñánigo.

El restaurante Tendeñera de Biescas es uno de los que ha participado en esta iniciativa solidaria.
El restaurante Tendeñera de Biescas es uno de los que ha participado en esta iniciativa solidaria.
Heraldo.es

Las acciones solidarias siguen aflorando en estos tiempos en los que la pandemia y las restricciones que conlleva se está cebando con determinados sectores y colectivos. En el valle de Tena ha surgido una iniciativa que ha permitido ayudar a la vez a 19 familias muy necesitadas y a cuatro establecimientos hosteleros del territorio.

Una compañía de seguros ubicada en la zona -que prefiere mantenerse en el anonimato ya que no quiere ningún tipo de publicidad- financió la comida que elaboraron estos cuatro restaurantes y fue donada a Cáritas Sabiñánigo. Su objetivo era doble. Por un lado, ayudar a la hostelería, que debido a las restricciones de movilidad ha visto mermado su trabajo por falta de clientes; y por otro, a los más necesitados que acuden a Cáritas a solicitar alimentos. De esta manera los restaurantes han preparado sus menús diarios, que después eran repartidos a las familias.

Esta iniciativa solidaria se llevó a cabo entre el 21 de diciembre y el 11 de enero, durante 11 días. Cada día se repartían 60 menús para 19 familias y en total se han distribuido 660. Según explica Ramón Botín, presidente de Cáritas Sabiñánigo, las familias han sido seleccionadas “entre las más necesitadas de las más necesitadas”

La Comarca del Alto Gállego facilitó una furgoneta y una conductora, y junto a un voluntario de Cáritas acudían todas las mañanas a recoger los menús a los cuatro restaurantes: Casa Diego de Gavín, Tendeñera de Biescas y El Escalar y hotel Sabocos de Panticosa. A continuación los llevaban a Sabiñánigo, al club parroquial, y ahí, a las 13.30 se citaba a las familias para que recogieran la comida. El 95% de los beneficiados son de la capital serrablesa.

Ha sido una acción solidaria muy bien organizada por todos los implicados. “Un día de diciembre que nevó y la furgoneta de la comarca no pudo llegar hasta Panticosa, los dos restaurantes de esta localidad se pusieron de acuerdo para bajar sus menús hasta Biescas, y que pudieran ser entregados a tiempo”, recuerda Ramón Botín.

Esta iniciativa ha sido muy bien acogida tanto por los restaurantes, que han podido tener un trabajo “extra” gracias a esta donación económica.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión