Huesca
Suscríbete por 1€

huesca

La defensa del asesino de Naiara recurre la prisión permanente revisable y pide entre 10 y 15 años años por homicidio

El letrado del padrastro y la abuelastra solicita una rebaja de las condenas de 2 años impuestas por malos tratos. La acusación ejercida por el padre biológico reclama la misma indemnización que la madre biológica.

De izquierda a derecha, Iván Pardo, principal acusado, junto a su hermano, Carlos, y su madre, Nieves, en la primera sesión del juicio por el presunto asesinato de Naiara.
De izquierda a derecha, Iván Pardo, condenado por asesinato, junto a su hermano, Carlos, y su madre, Nieves, en la primera sesión del juicio por el presunto asesinato de Naiara.
EFE

La defensa de Iván Pardo Pena, el primer condenado en Aragón a la pena de prisión permanente revisable por el asesinato de su sobrina, la niña Naiara Briones, de solo 8 años de edad, tras torturarla durante horas por no hacer los deberes en el domicilio familiar de Sabiñánigo en 2017, ha recurrido la sentencia ante el Tribunal Superior de Justicia de Aragón. Siguiendo la misma línea que sostuvo durante el juicio con jurado celebrado en la Audiencia Provincial de Huesca, solicita que se le condene por un concurso de lesiones dolosas con un delito de homicidio para rebajar la pena a entre 10 y 15 años de prisión

La abogada defensora, María Gabasa, ha basado su petición, entre otros motivos, en el trastorno orgánico de personalidad que le diagnosticaron después de operarle con 16 años para quitarle un tumor benigno de la cabeza. Y es que considera que esta alteración pudo influir en sus actos por su "incapacidad para controlar sus impulsos", algo que negaron en el juicio dos médicos psiquiatras que le visitaron en la cárcel de Palencia para realizar un informe y determinar si era responsable y sabía lo que hacía y las consecuencias de sus actos.

La letrada siempre ha insistido en que su cliente no es un psicópata y en que no quiso matar a Naiara. Y lo justificó con la declaración que prestaron otros dos psiquiatras en la vista que examinaron a Iván Pardo poco después de su detención y que reflejaron en sus conclusiones de su informe que fue "consciente" de lo que había hecho y que les aseguró que "su intención no era hacerlo ni pensaba que iba a llegar a ese desenlace". Una declaración que consideraron "sincera". Y es que Gabasa recordó que pese a las 56 lesiones externas causadas por las torturas, la causa del fallecimiento fue el traumatismo en la cabeza. 

También José Luis Vivas, letrado del padrastro (Carlos Pardo) y la abuelastra (Nieves Pena) de Naiara, ha recurrido la sentencia para intentar rebajar las penas de dos años de cárcel impuestas a cada uno de ellos por un delito de malos tratos continuados en el ámbito familiar. Y es que considera que sus clientes tuvieron un grado de participación distinto. Además, ha vuelto a pedir, como ya hizo durante el juicio, la nulidad de todas las actuaciones porque el registro que se practicó en su día en el domicilio donde ocurrieron los hechos en compañía de Iván Pardo se realizó sin abogado.

También ha formalizado el recurso el abogado de una de las acusaciones particulares, Marcos García Montes, que representa al padre biológico de Naiara, Manuel Briones. Además, de pedir que se eleven de dos a tres años de cárcel las penas del padrastro y la abuelastra, ha reclamado que su cliente reciba la misma indemnización que la madre biológica (120.000 euros), en lugar de los 30.000 reconocidos en la sentencia. 

Mientras, tanto Luis Marín, abogado de la madre biológica, Mariela Benítez, como la Fiscalía manifestaron que descartan apelar el fallo de la Audiencia Provincial de Huesca.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión