Despliega el menú
Huesca

huesca

La madre de Naiara cree "justa" la prisión permanente "porque pedí que el asesino de mi hija no viera más el sol, igual que ella"

Mariela Benítez rechaza las disculpas que le pidió Iván Pardo durante el juicio y por carta "porque ningún perdón me va a devolver a mi hija". Además, discrepa de la pena de su marido por maltratos a la niña.

Mariela Benítez, madre de Naiara, junto a su abogado, Luis Marín.
Mariela Benítez, madre de Naiara, junto a su abogado, Luis Marín.
Rubén Darío Núñez

Una semana después de que la Audiencia Provincial de Huesca hiciera pública la primera condena de prisión permanente revisable de Aragón contra Iván Pardo, de 37 años, por asesinar a su sobrina de 8 años tras torturarla en su vivienda de Sabiñánigo durante horas por no hacer los deberes, la madre de Naiara, Mariela Benítez, ha roto su silencio. Y lo ha hecho para valorar una sentencia con la que cree que "se ha hecho justicia porque yo pedí que ya que mi hija no iba a salir ya de donde está, que su asesino tampoco saliera de la cárcel ni viera más el sol". De momento, no se le revisará la pena hasta que haya cumplido los 62 años.

Mariela, que ha comparecido este miércoles en compañía de su abogado, Luis Marín, ha rechazado además las disculpas que le pidió el asesino en la última sesión del juicio "porque ningún perdón me va a devolver a mi hija", ha respondido. Iván Pardo le llegó a enviar una carta días antes de la celebración del juicio, pero ha asegurado que "así como me llegó, la rompí y la tiré porque no tuve el valor ni la fuerza para abrirla". "Perdonar a alguien que te lastimó tanto es el peor de los trabajos y no creo que yo pueda hacerlo en esta vida porque me quitaron lo que más amaba", ha manifestado.

La madre de Naiara ha reconocido que estuvo siguiendo el desarrollo del juicio con jurado por los medios de medios de comunicación y que vivió aquellos días "con mucha ansiedad y depresión porque era volver a revivir todo y mi herida, que todavía no había cicatrizado después de tres años, se reabrió y volvió a sangrar". No obstante, también ha reconocido que el final de este largo proceso judicial ha sido un descanso para ella "y espero que mi hija también haya descansado ya en paz porque es lo único que pido como madre". 

Mariela ha roto a llorar recordando a Naiara. "Es mi hija. La sigo amando y extrañando. Voy a su colegio y sigo mirando la entrada esperando que ella venga y me cuente su día. No la he dejado de amar, la sigo queriendo conmigo", ha recalcado.

No ha querido entrar a valorar demasiado la condena de 2 años impuesta a su marido, Carlos Pardo, y a su suegra, Nieves Pena, como autores de un delito de malos tratos habituales en el ámbito familiar. Según los hechos considerados probados por el jurado, tuvieron conocimiento de los malos tratos, por las grabaciones y comentarios de wasap que les enviaban y "no hicieron nada para evitarlos". Sin embargo, Mariela Benítez ha puesto en duda estas afirmaciones "porque confío en mi marido y de los malos tratos, no sé si fue tanto", ha dicho. Y ha vuelto a remarcar que él nunca le dijo que Naiara estuviera sufriendo malos tratos por parte de algún miembro de su familia. 

También se ha mostrado muy "dolida" por los comentarios que han vertido sobre ella en estos años. "Me han juzgado como persona y como madre y me siguen juzgado hasta el día de hoy y no lo entiendo", ha criticado. En este sentido, ha querido dejar claro que ella nunca estuvo casada con el padre biológico de Naiara, Manuel Briones, y se ha preguntado "por qué se ve mal que una mujer rehaga su vida". 

Con todo, ha asegurado que su intención es continuar viviendo en Sabiñánigo con su pareja y con las dos hijas que comparten. Además, acaban de hacerla fija en el establecimiento hostelero de Biescas donde trabaja. "No solo me hice cargo en vida de Naiara sino que ahora que no está, tengo que seguir cuidándola y llevarle sus flores y sus velas, como hicimos el 1 de octubre que era su cumpleaños", ha señalado. 

A este respecto, ha insinuado que el cadáver de Naiara podría no estar en el nicho donde la enterraron en su día "porque se dijo en el juicio que el 27 de julio de 2017 le hicieron unas pruebas pero ella llevaba enterrada desde el 8 o el 9 por lo que me han dejado con la duda". Una duda que despejaron en su día desde el Ayuntamiento de Sabiñánigo asegurando que el cuerpo de la niña sigue estando en el mismo lugar.

A la espera de posibles recursos

Su abogado, Luis Marín, ha confirmado que de momento no tienen conocimiento de que las defensas hayan presentado todavía los recursos anunciados contra la sentencia de la Audiencia Provincial de Huesca, aunque todavía está abierto el plazo de 10 días. En su caso sí que han decidido no recurrir el fallo. "Dentro de lo doloroso que es el caso, Mariela está satisfecha por la sentencia y yo la encuentro ajustada a Derecho en lo que nosotros hemos acusado", ha indicado. 

​No obstante, el letrado sí está estudiando, por indicación de su cliente, de presentar una querella por calumnias contra el abogado del padre biológico de Naiara, que la acusó de mentir durante el juicio. 
Etiquetas
Comentarios