Despliega el menú
Huesca

Detectado un brote en una residencia de Huesca con siete ancianos y dos monjas

Salud Pública ha realizado más de 200 PCR en el centro de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados. 

El centro de salud Santo Grial de Huesca notificó el domingo 19 casos.
El centro de salud Santo Grial de Huesca notificó el domingo 19 casos.
Verónica Lacasa

Las peores cifras de contagios del domingo se detectaron en la zona básica de salud del Santo Grial, en Huesca capital, con 19 casos. Algunos de estos se explican por el brote en la residencia de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados, donde hasta ahora han dado positivo siete internos y dos monjas. 

El foco se descubrió a raíz de la hospitalización de un usuario en San Jorge. El hombre dio negativo cuando se le realizó la primera prueba al ingresar en el hospital, pero cuando días después regresó y empeoró su estado se le repitió el análisis y fue positivo. Tenía otras patologías y finalmente falleció.

A raíz de este caso se generalizaron las pruebas en la residencia, donde hay 52 trabajadores y 158 ancianos. En principio solo se detectó el contagio de una monja que lo cuidaba, pero en los días siguientes han ido surgiendo más: cuatro usuarios que eran compañeros del primer positivo, que permanecen en el centro asintomáticos, otros tres que están en el hospital de San Jorge, y otra monja. Las religiosas tienen síntomas leves. 

Al parecer, de momento solo se ha visto afectada la zona de alojamiento de hombres. Fuentes del centro indicaron que los residentes han sido aislados y la plantilla trabaja con equipos de protección. Lamentaron lo que está sucediendo, ya que la pandemia les había respetado hasta ahora, en los momentos más duros. "Pensábamos que lo peor había pasado, pero cuando menos te lo esperas...", señalaron, asegurando que se ha sido muy estricto con el protoloco y los trabajadores han hecho y están haciendo un gran esfuerzo por garantizar la seguridad.

Solo unos días atrás, se detectó otro brote en la residencia de Santa Ana de la capital oscense, donde solo hay religiosas mayores. Las 27 monjas dieron positivo. El foco se detectó después de que el análisis a una religiosa de 88 años que murió en el servicio de Urgencias del Hospital San Jorge revelara, una vez fallecida, que padecía coronavirus. 

Etiquetas
Comentarios