Despliega el menú
Huesca

La patronal alerta de que el retroceso de Huesca a la fase 2 está provocando multitud de cancelaciones en el Pirineo

CEOS-Cepyme pide a las administraciones un control "exhaustivo" a los ciudadanos que incumplen las normas porque acaba perjudicando a todos y especialmente a la hostelería. 

Turistas en la plaza López Allué de Huesca, junto a la Oficina de Turismo.
Turistas en la plaza López Allué de Huesca, junto a la Oficina de Turismo.
Verónica Lacasa

El retroceso a la fase 2 de las comarcas orientales de la provincia de Huesca provocó numerosas cancelaciones en las reservas de alojamientos en el Pirineo, al confundirse lo que estaba ocurriendo en una parte con el todo. Ahora, la noticia de la incorporación de la capital oscense a la misma fase ha vuelto a complicar la situación para el sector turístico. Así lo han advertido los empresarios, que alertan también de que los perjuicios recaen sobre todo en la hostelería. 

La Confederación Empresarial de la provincia de Huesca (CEOS-Cepyme) ha mostrado su preocupación este marte ante las últimas medidas anunciadas por el Gobierno de Aragón para la ciudad de Huesca. En una nota de prensa asegura que los establecimientos adoptan todas las medidas higiénico-sanitarias de obligado cumplimiento para prevenir los contagios, pero que estos esfuerzos "se vienen abajo en el momento en que determinados grupos de personas no toman las medidas adecuadas y ponen en riesgo a toda la población". A su juicio, es más "un problema social que empresarial", pero sin embargo trae como consecuencia la adopción por parte de las autoridades de determinadas medidas que perjudican gravemente al sector productivo, en este caso especialmente, al sector de hostelería con sus consecuencias, como la pérdida de empleo.

Los empresarios hacen hincapié en que los mensajes lanzados en los medios de comunicación deben ser "absolutamente precisos" respecto a las zonas afectadas. "Estamos hablando, en este momento, de una situación coyuntural de la ciudad de Huesca y de la zona oriental, que va mejorando, que en ningún caso debe ser confundida con la situación en el Pirineo donde afortunadamente el nivel de contagio es muy bajo y que, como consecuencia del ruido mediático, está sufriendo multitud de cancelaciones", aseguran desde la Confederación Empresarial de la provincia.

La patronal plantea que "probablemente" la decisión adoptada para la capital por parte del Gobierno de Aragón "pudiera ser excesiva si se tiene en cuenta el número de contagiados registrados en este momento". Este martes, la Dirección General de Salud Pública ha notificado 83 nuevos casos, de los que 5 corresponden a la provincia de Huesca, 2 a la de Teruel y 76 a la de Zaragoza. De esos 5, el Gobierno de Aragón ha especificado que 1 se ha dado en las comarcas del Bajo Cinca, Cinca Medio y La Litera, en fase 2 desde hace varias semanas, pero no especifica los de Huesca capital.     

Los empresarios oscenses han hecho un llamamiento a las administraciones competentes para que ejerzan "un control exhaustivo" a los ciudadanos que incumplen las normas que habitualmente dictan las autoridades sanitarias en función del estado de propagación del virus. Al mismo tiempo plantean que, "dado el enorme perjuicio que se está ocasionando, fundamentalmente en el sector de hostelería, será necesario adoptar medidas compensatorias para minimizar el tremendo impacto negativo". Es el caso de empresas que acababan de recuperar de un Erte a sus trabajadores y que ahora no van a poder trabajar, o locales de ocio nocturno que ni tan siquiera van a poder abrir, habiendo tomado todas las medidas higiénico-sanitarias necesarias para reanudar su actividad.

Por último, las organizaciones empresariales piden el máximo nivel de comunicación y coordinación con las administraciones públicas con el fin de buscar soluciones lo más efectivas para evitar daños irreparables en el sistema productivo.

Etiquetas
Comentarios