Despliega el menú
Huesca

Huesca

Luis Felipe: "Este año no hay fiestas de San Lorenzo, ni oficiales ni extraoficiales"

El alcalde socialista de Huesca cumple un año con un gobierno en minoría a partir de un polémico voto en blanco. Pide recursos para las competencias impropias y dice que no le preocupa una moción de censura.

Luis Felipe, alcalde de Huesca / 19-03-2020 / Foto Rafael Gobantes [[[FOTOGRAFOHA ARCHIVO]]]
El alcalde de Huesca, Luis Felipe (PSOE), en el balcón principal del Ayuntamiento.
Rafael Gobantes

Se cumple un año de su polémica investidura por un voto en blanco que nadie asumió. ¿Sabe ya quién le hizo alcalde?

No. No sé quién fue.

Pero negoció con Cs la alcaldía. 

Lo dije en su momento. Tuvimos conversaciones con Cs Huesca en vísperas de la constitución de pleno y la elección del alcalde y como partido le hicimos una propuesta. Nos dijeron entonces que su socio preferente era el PP. Luego vimos que el candidato a alcalde iba a ser de Cs y que el PP no iba a apoyarlo y después salí elegido como lista más votada.

Gobierna en minoría. ¿Ha tenido que negociar mucho para sacar adelante los grandes temas?

En el Ayuntamiento hay gran capacidad de negociación y acuerdo. Durante la pandemia, en todas las decisiones que tomamos, y han sido muchas, ha habido unanimidad en la junta de portavoces. Antes se negociaron ordenanzas y presupuesto y hace unas semanas, un Plan Económico Financiero (PEF). Salieron adelante sin tener la mayoría absoluta.

¿Hay un pacto tácito con Cs?

Hay acuerdos puntuales. Hubo uno para presupuestos entre PSOE y Cs con la abstención de Vox. En el PEF ha habido otro, también con Con Huesca Podemos. Quien nunca ha estado en estos acuerdos ha sido el PP.

¿Pensaba que iba a ser tan fácil como parece desde fuera la negociación con Vox?

Creo que las políticas las hacen las personas. En el plano ideológico hay planteamientos incompatibles entre PSOE y Vox. En el personal, cuando un concejal hace aportaciones para la ciudad, si son buenas, como alcalde las admito. No soy sectario respecto a quién formula una propuesta.

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha dicho que su partido trabaja para arrebatar alcaldías al PSOE. ¿Teme una moción de censura?

Cuando no se tiene mayoría absoluta, e incluso cuando se tiene, las mociones de censura, las cuestiones de confianza forman parte del juego democrático. Al día siguiente de la investidura hubo, a propuesta de Madrid, un intento del PP, que no cuajó ni siquiera en la presentación. Yo ahí no tengo nada que decir. Intento hacer las cosas lo mejor posible.

Se ha aprobado el Ingreso Mínimo Vital (IMV), que tendrán que gestionar los ayuntamientos. ¿Podrá asumirlo el de Huesca?

Valorando muy positivamente el IMV, ya he trasladado al Gobierno de Aragón la necesidad de que los ayuntamientos que tenemos que asumir esta gestión recibamos recursos. Durante la crisis sanitaria, no hemos recibido financiación del Gobierno central ni el autonómico para afrontar dificultades. Hemos pasado de una media de 50 o 60 ayudas de urgencia en un mes a tener más de 850. Si tenemos que hacernos cargo de competencias que nos devengan, lo que pido es que vengan con financiación.

En abril ya solicitó estos recursos a ambos gobiernos. ¿Ha tenido respuesta?

No ha habido respuesta. Espero que la haya porque los ayuntamientos también tenemos límite.

¿Cuánto ha destinado el Ayuntamiento a las medidas extraordinarias por el coronavirus?

Entre lo que se ha aplazado de recaudación y lo que hemos tenido que poner en presupuestos, estaremos cerca de los tres millones de euros. Eso es mucho y ahora hay que ver cuál es el ritmo de recuperación en la ciudad y en la propia administración. Si no hay actividad habrá un problema. Pero confío en que sí, porque hay sectores que están recobrando el pulso. Hay que ver la evolución.

Se han centrado muchos esfuerzos en la crisis sanitaria y se tiene que aplicar un PEF por un desfase de 1,6 millones ¿Será 2020 un año en blanco en la gestión municipal ordinaria?

Hay obras en el Coso y en Ramón y Cajal y se pondrá en marcha el programa de rehabilitación ARRU, con más de tres millones de euros. Trabajamos con el Gobierno de Aragón en el centro de salud Los Olivos y tenemos el compromiso de las Urgencias del hospital San Jorge, la recuperación de San Pedro el Viejo y el Círculo Católico. No es un año en blanco porque concluirán obras importantes y se iniciarán proyectos como Amazon en Plhus y el cuartel Sancho Ramírez...

Lo que no habrá este años son fiestas de San Lorenzo. ¿Se habló con los sectores implicados para tomar la decisión?

Se habló con los grupos políticos y los sectores protagonistas de la fiestas. Todos coincidieron con la decisión del Ayuntamiento, que creo que ha sido acertada. Quiero hacer hincapié en que no hay fiestas, ni oficiales ni extraoficiales. El virus está ahí. Hay que evitar comportamientos irresponsables y ser rigurosos en el cumplimiento de las normas sanitarias, que han evitado muchas muertes.

¿Habrá vigilancia especial el 9 de agosto para evitar probables aglomeraciones?

Sí. El Ayuntamiento de Teruel ha lanzado un vídeo en ese sentido, recordando que hay que cumplir las normas.Es lo que haremos aquí, porque la pandemia no ha pasado. Sigue muriendo gente y hay que continuar con la labor de sensibilización a los ciudadanos. No puede haber una actividad como si no hubiera pasado nada. Las medidas que van a adoptar en Teruel se adoptarán aquí. 

En estos meses, ¿que ha podido aprender la ciudad, y el alcalde?

Como a cualquier oscense, me llena de satisfacción el caudal de personas solidarias, el papel de las entidades sociales. Que las empresas y pequeños comercios han puesto a disposición de todos lo poco que tenían. La importancia de los servicios públicos y esenciales, sanidad, servicios sociales, limpieza... Y lo importante que es que los políticos nos pongamos de acuerdo para responder a las necesidades y no confundamos los planos, como ha ocurrido en otros sitios. 

Etiquetas
Comentarios