Despliega el menú
Aragón

DESAYUNOS HERALDO

Los alcaldes de Zaragoza, Huesca y Teruel reclaman más financiación frente a la covid-19

Jorge Azcón, Luis Felipe y Emma Buj exigen fondos extraordinarios al Estado y que se permita a los municipios disponer de sus remanentes para paliar la pandemia.

Desayuno HERALDO, con los alcaldes de Zaragoza, Huesca y Teruel.
Desayuno HERALDO, con los alcaldes de Zaragoza, Huesca y Teruel.
Heraldo

Las capitales de provincia aragonesas necesitan ayuda con urgencia para atender la emergencia social y económica que ha generado la pandemia de la covid-19. La necesidad de disponer de fondos extraordinarios para afrontar las necesidades de los sectores más vulnerables, así como la autorización por parte del Estado para utilizar sus remanentes han sido las dos principales reclamaciones de los alcaldes. Y los tres han llegado a un compromiso: Zaragoza, Huesca y Teruel saldrán de la crisis sin subir impuestos.

Así lo han manifestado este jueves Jorge Azcón (Zaragoza), Luis Felipe (Huesca) y Emma Buj (Teruel) en un debate organizado por HERALDO, que ha moderado su director, Mikel Iturbe, y en el que han desgranado las dificultades que ha generado el coronavirus y las diferentes acciones que han tenido que emprender. Las ayudas sociales, el aplazamiento de impuestos, la atención a los mayores o las medidas para mejorar la seguridad y evitar la propagación del virus han sido algunas de ellas. También han detallado algunas de las propuestas para volver a la normalidad y reactivar la economía.

Emma Buj, alcaldesa de Teruel, Luis Felipe, alcalde de Huesca y Jorge Azcón, alcalde de Zaragoza, analizan el futuro desde sus ayuntamientos en una tertulia moderada por Mikel Iturbe, director de Heraldo de Aragón en los Desayunos Heraldo.

El debate, patrocinado por FCC y que cuenta con la colaboración de MLN Group, lo han abierto los ciudadanos, que a través de un vídeo han puesto sobre la mesa sus preocupaciones, sobre las que ha girado la conversación: el paro, los ERTE, la atención a los mayores, la educación… han sido algunas de las cuestiones sobre las que han pedido respuesta los vecinos. Y los tres alcaldes han asumido la necesidad de que las instituciones tienen la obligación de dar una respuesta unida a crisis provocada por la pandemia.

Los momentos iniciales de la crisis han centrado el inicio de la tertulia. “No hay un manual sobre las decisiones que hay que tomar”, ha explicado Jorge Azcón, que ha subrayado la “rapidez” con la que hubo que actuar cuando se desató la pandemia y las acciones que tuvieron que tomar los ayuntamientos como administración más cercana, como desinfectar a diario el transporte urbano o cerrar los centros de mayores. Luis Felipe ha puesto en valor la unidad política con la que ha podido afrontar la crisis, mientras que Emma Buj ha recordado medidas como la atención a las personas mayores o su papel como “conseguidora de epis” ante el desabastecimiento que había en centros sanitarios y residencias.

Pero tras la atención de las necesidades sanitarias y sociales, los alcaldes han coincidido en que la cuestión económica es la mayor urgencia, como ha puesto de manifiesto en la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). “Reclamamos que nos dejen utilizar el dinero que es nuestro para ponerlo al servicio de la sociedad y que nos lleguen fondos extraordinarios. En Teruel hemos multiplicado por cinco las ayudas de urgencia que da para alimentación, alquileres o primeras necesidades”, ha dicho Buj. En la misma línea, Luis Felipe ha exigido poder utilizar sus recursos, que en el caso de Huesca ascienden a 1,2 millones de euros. “De 50 o 60 ayudas sociales al mes hemos pasado a 850. Es una reivindicación justa”, ha dicho.

El alcalde de Zaragoza ha explicado que la capital aragonesa no está en la misma situación. “Estoy encantado de que los ayuntamientos tengan recursos en el banco. Pero no es la situación de Zaragoza, porque aquí no ha habido responsables que pensaran en el futuro de la ciudad”, ha dicho en referencia a la gestión económica de los gobiernos de izquierdas de los últimos 16 años. Ha señalado que a las dificultades que ha causado la crisis por la covid-19 hay que sumar la mayor deuda por habitante de las grandes ciudades, la necesidad de contratar 37 millones en préstamos bancarios para pagar sentencias condenatorias pendientes o los más de 30 millones de euros que se adeudan a las contratas por revisiones de precios.

Azcón: "Si las ayudas del Estado no llegan a los ayuntamientos tendremos gravísimos problemas"

Por eso ha reclamado que, además de disponer de sus remanentes, los ayuntamientos deben acceder a un fondo incondicionado de 5.000 millones de euros, como ha exigido la FEMP, y de 1.000 millones más para el transporte urbano. “Si estas ayudas no llegan a los ayuntamientos tendremos gravísimos problemas para el pago de nuestras obligaciones”, ha señalado.

Felipe: "Un 30% del presupuesto de Huesca se va a ver afectado por la crisis del coronavirus"

Los tres alcaldes han estado de acuerdo en que esta situación no se puede resolver con subidas extraordinarias de impuestos, pese a la reducción de los ingresos y el incremento de los gastos. Como ejemplo, el alcalde de Huesca ha indicado que el 30% del presupuesto de su ciudad se va a ver afectado. “La situación de los ayuntamientos va a ser muy dura”, ha afirmado Buj.

Jorge Azcón, alcalde de Zaragoza, Luis Felipe, alcalde de Huesca y Emma Buj, alcaldesa de Teruel, han asegurado que no contemplan una subida de impuestos en la actualidad y han abordado planes de ayuda como la rehabilitación de viviendas.
Buj: "Reclamamos que nos dejen utilizar el dinero que es nuestro y que nos lleguen fondos extraordinarios"

Cerrada la vía fiscal y con la reclamación de fondos extraordinarios al Estado, Azcón ha apostado por la colaboración público privada, que en el caso de Zaragoza se sustancia en dos proyectos: la construcción de un hospital privado, que supondrá 15 millones al ayuntamiento y 120 de inversión, y un plan de rehabilitación por el que se duplicarán los fondos previstos en la actualidad hasta llegar a los 6,8 millones de euros.

“Es fundamental facilitar proyectos empresariales, que las administraciones apuesten por proyectos que multipliquen. En lugar de pensar solo en subvencionar, hay que generar economía”, ha dicho Azcón. Luis Felipe ha destacado la importancia de la rehabilitación, que en el caso de Huesca alcanzará los 3 millones de euros en los próximos años, mientras que Emma Buj ha criticado que se haya dejado fuera a Teruel de estos proyectos, que cuentan con financiación estatal y autonómica.

En materia de reactivación económica, los alcaldes han citado el aplazamiento o condonación de impuestos y tasas, las ayudas a sectores afectados, como el comercio o la hostelería, o el apoyo al turismo y la promoción de las ciudades. La agilización de las licencias de obras o la reducción de la burocracia han sido otros dos aspectos destacados, especialmente por la alcaldesa de Teruel.

Luis Felipe, alcalde de Huesca, Jorge Azcón, alcalde de Zaragoza y Emma Buj, alcaldesa de Teruel, han analizado la situación del pequeño comercio y la hostelería en la actualidad, durante los Desayunos Heraldo.

Azcón ha subrayado que en Zaragoza se ha retrasado el cobro de 70 millones de euros en impuestos y tasas para autónomos y pymes y ha animado a la ciudadanía adelantar las compras en el pequeño comercio y a sumarse a las campañas de bonos para animar el consumo. Luis Felipe ha recordado que en Huesca, con la colaboración de la DPH, se ha inyectado un millón de euros en microcréditos y que habrá 350.000 euros más para incentivar el comercio ‘on line’.

El acento crítico con la gestión del Gobierno central lo han puesto los alcaldes de Zaragoza y Teruel, dos ciudades gobernadas por el PP. Azcón ha subrayado la buena coordinación “fluida” con la DGA, pero ha señalado que, por contra, el presidente del Gobierno, Pedro Sanchez, hace mes y una semana que no se reúne con los representantes de los ayuntamientos. Luis Felipe, por contra, ha destacado la colaboración institucional, también con el Gobierno central, sobre todo en materia de seguridad.

Pero en lo que los tres han coincidido es en la gran respuesta ciudadana, con la red de voluntarios, los funcionarios, las empresas y entidades de todo tipo que se han puesto a disposición de los ayuntamientos para afrontar la crisis. “Eso es lo que ha funcionado. Nos llamaban los presidentes de las entidades sociales para resolver problemas cotidianos. Y las empresas querían colaborar de forma altruista”, ha dicho Azcón.

En el tramo final del debate los alcaldes hablaron de futuro, que consideraron incierto. Jorge Azcón ha declarado que "cerrar los ojos no cambia la realidad" y que a la ciudadanía le esperan "momentos extraordinariamente duros" ante los datos de caída del PIB o del empleo.

"Tenemos que vivir con la incertidumbre y a las instituciones nos corresponde transmitir seguridad a los ciudadanos de que el futuro va a ser mejor. Pero hay que ser realistas. Vamos a pasar muchas dificultades", ha dicho Buj. "Hay que generar certidumbre y seguridad y no hay mejor manera que hacerlo que desde la unidad", ha concluido Luis Felipe.

Así ha sido el encuentro

Etiquetas
Comentarios