Despliega el menú
Huesca

huesca

Huesca cancela las fiestas de San Lorenzo por el "elevado riesgo" de rebrote del virus

El equipo de gobierno del PSOE y el resto de grupos han acordado la cancelación de todos los actos. Sigue la estela de Teruel, que tampoco tendrá Vaquilla este año.

Este año no se podrá repetir la multitudinaria cabalgata de las peñas después del chupinazo.
Este año no se podrá repetir la multitudinaria cabalgata de las peñas después del chupinazo.
Rafael Gobantes

La ciudad de Huesca se queda sin fiestas de San Lorenzo 2020, que se tenían que celebrar como siempre del 9 al 15 de agosto. Y es que la pandemia del coronavirus, que impide festejar con las debidas garantías sanitarias actos tan multitudinarios en la calle como el chupinazo, la cabalgata de las peñas, las actuaciones de los danzantes, la procesión y la ofrenda al santo, las salidas de los toros..., que suelen reunir a miles de oscenses y visitantes. La noticia, aunque esperada, ha causado una honda tristeza entre los oscenses, que están llamados esta tarde, a las 20.00, a salir al balcón con la pañoleta verde, el símbolo más laurentino.

El alcalde ha comparecido a las 13.00 para dar más detalles de la decisión que se ha tomado de acuerdo con el resto de grupos municipales y que también ha comunicado a los representantes de las seis peñas recreativas (Alegría Laurentina, La Parrilla, Los Que Faltaban, Zoiti, 10 d'Agosto y Los 30). El presupuesto, que supera los 750.000 euros, se destinará a cubrir necesidades de los oscenses derivadas de esta crisis. 

Luis Felipe ha explicado que antes de dar el paso definitivo habían contactado con responsables sanitarios, colectivos profesionales y representantes del Gobierno de Aragón, de la Delegación del Gobierno, la Diputación Provincial y el Obispado. "Garantizar la salud de los oscenses ha sido en todo momento el principal criterio", ha argumentado el alcalde, quien ha reconocido que habrá sectores que quizá no compartan la decisión, "pero en estos momentos lo más importante es la salud de las personas y es elevado el riesgo de que con la celebración de las fiestas pudiera haber un rebrote de la enfermedad".

Ha recalcado que los danzantes, las peñas, la hostelería, el comercio, las mairalesas, las asociaciones de barrio, las asociaciones deportivas... "todos han estado en nuestra mente a la hora de tomar esta complicada decisión". Y ha lanzado un guiño a las asociaciones culturales, grupos folclóricos, grupos de animación y al sector cultural en general, "a los que sin ninguna duda vamos a tener muy en cuenta los próximos meses".

Luis Felipe ha recordado los datos de víctimas que acumula la pandemia en España, con más de 27.000 fallecidos, en Aragón, con más de 800 muertos. Y ha incidido en el estudio de prevalencia de la enfermedad en la provincia de Huesca, donde sólo se ha registrado un 4% de personas contagiadas. "De este modo, pensar en cualquier modelo de fiestas para el próximo verano es un absoluto riesgo y más aún en una ciudad como Huesca donde se producen grandes concentraciones: 8.000 personas en el chupinazo, 10.000 en las verbenas o casi 9.000 en el recinto ferial", ha destacado.

El alcalde ha remarcado que desde el Ayuntamiento han decidido tomar la decisión "de forma inmediata" -sin esperar a otras fiestas que se celebran en esas mismas fechas como las de Vitoria, por ejemplo-, para que los oscenses organicen sus períodos vacacionales y que los negocios relacionados con San Lorenzo eviten hacer gastos innecesarios.

Luis Felipe también ha dejado claro que no habrá actos alternativos, sino que la suspensión será "total" ante la imposibilidad de garantizar las medidas sanitarias y de distanciamiento social, "como ha podido comprobarse ya en los primeros días del paso a la fase 1 de la desescalada". Un incumplimiento que le llevó a dictar un bando

"La responsabilidad, la salud y la vida están por encima de cualquier otra cosa y aunque con dolor, estamos seguros de que es la decisión más favorable para los ciudadanos de Huesca. No queremos poner en riesgo la salud de nuestros vecinos y todos aquellos que en estas fechas visitan nuestra ciudad. Lo que sí queremos es estar todos en las próximas fiestas. Huesca volverá a oler a albahaca y a bailar al ritmo de los danzantes", ha concluido el alcalde. 

De esta forma, la capital oscense sigue la estela de Teruel, que ya anunció hace unas semanas la suspensión de las Fiestas de la Vaquilla, que se iban a celebrar del 3 al 13 de julio, tras llegar a un acuerdo con Interpeñas y la Asociación Soga y Baga desviando el presupuesto a atender las necesidades sociales y económicas derivadas de la crisis por la covid-19. Otras capitales de provincia del entorno como Pamplona o Soria también han decidido cancelar sus fiestas

Etiquetas
Comentarios