Despliega el menú
Huesca

Indignación por las aglomeraciones en los primeros test en un matadero de Binéfar

Delegación de Gobierno y Sanidad se pasan la responsabilidad del operativo. El alcalde critica "el descontrol" inicial en las colas para acceder a las 6 carpas instaladas sin guardiar distancias.

A lo largo de la mañana, las filas se han ido ordenando.
A lo largo de la mañana, las filas se han ido ordenando.
Rafael Gobantes

Tal y como había anunciado, el departamento de Sanidad empezó a realizar este sábado test masivos en los mataderos de Binéfar. Pero la medida, lejos de dar tranquilidad porque facilitará conocer el alcance de este foco, se convirtió en motivo de preocupación ante las imágenes de las colas en el exterior de Litera Meat, una de las dos industrias cárnicas. Una avalancha de trabajadores, hacinados y sin guardar las distintas mínimas, esperaban su turno para acceder a las seis carpas montadas, expuestos al contagio por la cercanía.

En este matadero, donde trabajan 1.000 personas, estaba previsto hacer casi 800 test. A principios de semana se repetirá en el de Fribin. El operativo estaba listo a las 8.30. La empresa citó a los empleados de forma escalonada. Sin embargo, llegaron en masa, la mayoría desde localidades de Lérida. La presión se rebajó a los largo de la mañana gracias al refuerzo de agentes de Guardia Civil y Policía Local. Sin embargo, hubo que esperar hasta el mediodía para conseguir filas ordenadas y con la suficiente distancia.

"La empresa ha cumplido citando cada hora a 80 trabajadores, pero muchos han ido cuando han querido y eso ha provocado la aglomeración inicial", justificó el Salud. Si bien el acceso a las seis carpas instaladas se hacía de forma ordenada, no ocurría lo mismo en el exterior.

Sobre la responsabilidad de esta aglomeración, la consejería aseguró que la Guardia Civil estaba advertida del operativo. Por su parte, la Delegación del Gobierno en Aragón defendió la actuación de los agentes, apoyados con efectivos de fuera. "Ha actuado y se ha encargado de mantener el orden", señalaron, recordando que el dispositivo era de Sanidad.

El sindicato médico Cemsatse pidió la depuración de responsabilidades. "Se ha puesto en riesgo la salud de muchas personas", denunció su delegado, Ramón Boria, al no garantizar "las mínimas condiciones de separación y protección, mezclando supuestamente a trabajadores sanos con enfermos", y exponiendo al contagio a los sanitarios y los agentes. "También a la población de la comarca de la Litera y localidades cercanas, al facilitar la extensión descontrolada del brote".

En la misma línea se pronunció UGT, por boca de José de las Morenas, responsable de Salud Laboral. "Las autoridades sanitarias que participaban en ese dispositivo tenían que garantizar junto con la empresa la prevención, si no es un error que aumenta la exposición". También las fuerzas de seguridad, añadió, deben velar por el cumplimiento de las medidas del estado de alarma.

Litera Meat instaló las seis carpas, en las que 15 profesionales del Salud realizaron los test en colaboración con empleados de prevención de riesgos de la empresa, servicios sociales de la comarca y el Ayuntamiento, explicó Ana Monclús, directora de enfermería del sector Barbastro, quien agradeció la colaboración de la empresa.

Por su parte, Itziar Ortega, directora del Servicio Provincial, calificó el dispositivo de "ejemplar", considerando que "se montó a las seis de la tarde (del viernes) y a las 8.30 estábamos aquí". Era necesario para intentar afrontar "rápida y contundentemente" el brote. "Nunca había imaginado que seríamos capaces de coordinar a tantísima gente en tan poco tiempo para afrontar un problema que nos parecía serio, grave, complejo y urgente. Y creo que ha sido un auténtico éxito".

El alcalde, Alfonso Adán, calificó de "indignantes" las imágenes y reconoció el "descontrol" inicial. "Se debería haber coordinado con las distancias de seguridad suficientes". Pidió explicaciones a la empresa y a Salud Pública, que justificaron que la previsión era una llegada escalonada pero los trabajadores se presentaron antes. En su opinión, no se actuó "con la suficiente celeridad» al ver el problema, y al mismo tiempo agradeció el trabajo de los sanitarios, "porque hacer 800 pruebas es un gran esfuerzo".

Regístrate en la newsletter de HERALDO y tendrás cada día toda la información sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios