Despliega el menú
Huesca

comarca del somontano

La feria de la Candelera convierte a Barbastro en “la gran superficie comercial de la provincia”

Miles de personas han transitado por el centro de la localidad en el tradicional mercado que reunió a más de 300 puestos.

Miles de personas han visitado este domingo la feria barbastrense
Miles de personas han visitado este domingo la feria barbastrense
José Luis Pano

“El día 2 de febrero, a Barbastro. Es una cita marcada en el calendario. Esto es un punto de encuentro con clientes y la gente. En Barbastro se monta la mayor superficie comercial de la provincia”. Así define el grausino Jorge Vilas, cuarta generación de Ferretería Vilas, su presencia en la feria de la Candelera, que ha reunido a miles de personas y a más de puestos.

La primavera quiere abrirse paso a juzgar por la buena climatología. Dice la tradición popular que por la Candelera la luz solar alarga. Por ello se encienden las candelas, el triunfo del día frente a la noche, que se repartieron en la plaza del Mercado por el grupo Tradiciones junto a caretas que anuncian la llegada del Carnaval.

Desde el punto de vista religioso, la feria de la Candelera está ligada al ofrecimiento de la virgen María de su hijo Jesús a Dios a los 40 días de nacer, siguiendo la tradición judía. La candela o vela simboliza a Jesús, luz del mundo, y de ahí que se hayan repartido una vez bendecidas en la catedral por el vicario Ángel Noguero y con el canto coral del grupo Tradiciones, cuya responsable, Elita Davias, estrenaba su cargo de académica de la jota.

Numeroso público ha acudido a la capilla del Santo Cristo para presenciar el acto ritual con el que se inicia esta feria, entre ellos el alcalde Fernando Torres, miembros del Consistorio y el presidente del PP en Aragón, Luis María Beamonte, acompañado por una nutrida representación de dirigentes populares.

Desde primeras horas, por las calles de Barbastra ha sido difícil transitar. El buen tiempo ha contribuido pero sobre todo el hecho que la Candelera, que cumplía su 508 edición, se celebrara en domingo. Vecinos de varias comarcas limítrofes no han faltado a la cita, que, al margen de su aspecto mercantil, es punto de encuentro y sinónimo de fiesta. Bares llenos, al igual que los comercios que han aprovechado el fin de semana para sacar sus rebajas también a la calle.

Agroalimentación, arbustos y plantas para la huerta, textil, calzado, repostería, animales de compañía, alumnos de los institutos buscando recaudación para sus viajes de estudio, música en la calle, charlatanes, … Barbastro saca músculo y presume de ser plaza de referencia comercial.

Además de comercio, Barbastro saca pecho de su historia. El área de Desarrollo, organizadora del certamen, decidió recalcar el hecho histórico que supuso el privilegio otorgado a la villa por la segunda esposa del rey Fernando El Católico, Germana de Foix, para celebrar un mercado en torno a la virgen de la Candelaria. Por ello, la plaza del Mercado ha acogido un museo de historia viva del Renacimiento en el que se ha recreadoi cómo fue el principio del siglo XVI y al mediodía, la propia reina ha leído el privilegio real que concedía a Barbastro la potestad para organizar esta feria.

Otra novedad destacada ha sido la prolongación de la feria por la calle Joaquín Costa, cuyos comercios trabajan por recuperar el esplendor de antaño. La carnicera Mari Carmen Eustaquio tuvo que duplicarse para atender las ventas: “Hace tres años que apostamos por estar en la puerta del comercio para dinamizar la calle y ahora todos estamos haciendo una piña para dinamizar esta arteria. Ha pasado mucha gente y es bueno para Barbastro”.

Etiquetas
Comentarios