Despliega el menú
Huesca

más nieve para el domingo

El temporal deja numerosas incidencias en las carreteras y un metro de nieve en cotas altas

La alerta se mantiene hasta el mediodía del domingo y las nevadas volverán la próxima semana, pero con menor intensidad.  

Las nevadas que se vienen sucediendo desde el jueves en el norte de la provincia de Huesca han dejado hasta un metro de espesor en cotas altas, que se podría incrementar todavía más, ya que la Agencia Estatal de Meteorología mantiene la alerta hasta el mediodía del domingo, con la previsión de que caigan 15 centímetros.

Según la Aemet, habrá precipitaciones débiles o localmente moderadas en la Jacetania, valle de Tena y la divisoria con Francia, que podrían afectar de manera más débil y ocasional al Sobrarbe y la Ribagorza. La cota de nieve se sitúa entre 800 y 1.000 metros. El lunes ya subirá a 1.500. A lo largo de la próxima semana se esperan nuevos frentes, aunque de menor intensidad.

El fin de semana arrancó con dificultades para circular en las carreteras del Pirineo. A primera hora de este sábado era necesario el uso de cadenas en una docena de tramos, restricciones que se han ido eliminando a lo largo del día. Sin embargo, la situación más difícil se vivió en la tarde noche del viernes, cuando la Guardia Civil tuvo que atender a numerosos conductores atrapados, desde Benasque a Canfranc.

El mal tiempo provocó varios accidentes que se saldaron con daños materiales y sin heridos. En uno de los sucesos un vehículo chocó contra una máquina quitanieves. Otros fueron debidos a salidas de vías por no llevar neumáticos adecuados ni cadenas. De ahí que la Comandancia de Huesca haya hecho un llamamiento para que evitar los viajes, si no son urgentes, cuando las previsiones meteorológicas son malas, recordando además que siempre hay que ir provistos de cadenas o de neumáticos de invierno.

Entre las incidencias registradas cabe destacar además que agentes de las patrullas de Ansó y Hecho trasladaron a Jaca a un hombre y un bebé que se habían quedado incomunicados en la localidad de Alastuey, en el municipio de Bailo.

Por otra parte, la acumulación de nieve ha causado una avalancha cerca de la estación de Astún. Un esquiador de montaña ha salido ileso después de ser arrastrado por un alud cuando descendía por una zona fuera de pistas. Quedó semienterrado, pero pudo salir con ayuda de las personas que lo acompañaban. Al parecer la avalancha la provocó un grupo que esquiaba más arriba.

Aunque todavía no se han emitido partes oficiales de aludes, los expertos ya han advertido del peligro por la acumulación de nieve, que en algunos refugios de montaña supera el metro. En el de Respomuso (Sallent de Gállego) hay 110 centímetros y en el de los Ibones de Bachimaña (Panticosa), 97.

En las estaciones de esquí, los espesores llegan al medio metro, y ya se preparan para la apertura, aunque todavía no se atreven a dar una fecha. Las máquinas pisan las pistas y se han puesto en marcha los cañones. "Estamos ilusionados con esta nevada y la que parece que se avecina", han señalado desde el grupo Aramón, ya que por la tarde volvía a nevar, "pero no tenemos todavía una fecha fijada de apertura".

Etiquetas
Comentarios