Despliega el menú
Huesca

medio ambiente

Benasque acelera los trámites de la depuradora que dará servicio a 9.000 personas

Tras años de espera, los plazos se acortan al no tener que someter el proyecto a la evaluación ambiental ordinaria

Abadías, junto a una de las tuberías por las que salen al río las aguas residuales de Benasque.
El alcalde, junto a una de las tuberías por las que salen al río las aguas residuales de Benasque.
Ángel Gayúbar

La decisión del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (Inaga) de no someter el proyecto de la depuradora de aguas residuales de Benasque al procedimiento de evaluación de impacto ambiental ordinario, al entender que su construcción es compatible con las normas de protección del territorio existentes, permitirá acelerar la construcción de esta infraestructura, pendiente desde hace una década. Con capacidad para una población equivalente de 9.000 personas (incluyendo la población potencial en este municipio turístico), es la más grande de las que están todavía por ejecutar en las cabeceras de los ríos pirenaicos.

La noticia ha sido muy bien recibida en el Ayuntamiento. El alcalde, Ignacio Abadías, señala que esta decisión puede adelantar "seis meses" la construcción de la planta.

El Inaga formuló la declaración de impacto ambiental, promovida por el Instituto Aragonés del Agua, en 2008, una autorización que la amparaba hasta el 2013, pero el proyecto sufrió una modificación para adecuarlo a un emplazamiento distinto, lo que ha facilitado acortar los trámites ambientales.

La depuradora recogerá las aguas del punto de vertido de Benasque y el de Anciles, así como de la urbanización de Linsoles. Se levantará en el área fluvial 3, en el límite del municipio de Benasque con Eriste, y estará dimensionada para recoger las aguas residuales de todas las zonas de expansión del municipio. El proyecto establece la instalación de dos edificios distintos y con una serie de módulos que podrán emplearse en función del número de habitantes y usuarios implicados "dada la fluctuación de población que se vive en una zona turística como es esta".

El Inaga argumenta su decisión considerando que la depuradora benasquesa es compatible con los objetivos de los planes de manejo y gestión de la población de urogallos y quebrantahuesos -especies amenazadas dentro de cuyo ámbito queda el proyecto-, y entendiendo que se generará una "reducida" magnitud de impactos sobre la Red Natura 2000 y que existe "compatibilidad" con el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Parque Natural de Posets-Maladeta y su área de influencia socioeconómica.

Esta escasa magnitud de los impactos generados y el bajo incremento de riesgos potenciales del proyecto, siempre que se observen las condiciones establecidas en la resolución, son otras de las razones esgrimidas por el Instituto Aragonés de Gestión Ambiental que, no obstante, aconseja a los promotores de la obra la asunción de una serie de medidas preventivas y correctoras para minimizar los riesgos futuros.

6.6 millones de euros

A las puertas de las elecciones autonómicas y municipales, el Gobierno de Aragón anunció el pasado mes de mayo una inversión de 12 millones de euros para desbloquear definitivamente el Plan Integral de Depuración del Pirineo. Las primeras obras a ejecutar serán las de Ansó, Hecho-Siresa y Sallent de Gállego-Formigal. Le seguirá Benasque, cuyo coste se ha calculado en 6.607.923 euros, y más adelante otras 19. El Ayuntamiento siempre ha insistido en "la gran urgencia" de la obra contando con el flujo turístico y la existencia de seis puntos de vertido.

Han pasado 26 años desde que la depuración de los ríos del Pirineo en sus cabeceras se declaró de interés general, y 11 años desde la firma del convenio entre el Ministerio de Medio Ambiente y la DGA para ejecutar las instalaciones. Sin embargo, solo se han construido un 10% de las previstas. Actualmente sigue habiendo 66 localidades, incluyendo focos turísticos tan importantes como Benasque y Sallent, que arrojan al río sus aguas residuales. Además, los ayuntamientos han tenido que afrontar multas de la Confederación Hidrográfica del Ebro por verter las aguas sin depurar, pese a que la competencia está cedida a la DGA.

Etiquetas
Comentarios