Despliega el menú
Huesca

comarca de la jacetania 

Halladas huellas del oso Neré a solo un kilómetro de Hecho

Un vecino vio las pisadas en un camino próximo al casco urbano y alertó a la patrulla encargada de su seguimiento.

Huellas del oso en el campin.
Huellas del oso cerca del campin de Hecho.
Heraldo

La aparición de unas huellas de oso cerca de la localidad de Hecho han puesto en alerta a los ganaderos y a la población en general. El rastro fue encontrado el sábado por un vecino que paseaba por una pista forestal situada cerca del campin, a un kilómetro del casco urbano. Inmediatamente dio aviso a la patrulla encargada del seguimiento de los osos que, según explicó un ganadero, ha atribuido la huella a Neré, un ejemplar asentado en la zona y que ya salido ya de su periodo de hibernación. El Gobierno de Aragón ha explicado que las huellas podrían ser de Neré pero que no tiene confirmación, a la espera de recibir más información.

"Nunca se acercaba tanto a la población. A partir de una cota, los osos no bajaban", declaró Antonio Casajús, ganadero de la zona, acostumbrado a convivir con el animal salvaje. Pero no es la primera vez que los osos merodean cerca de las poblaciones. En septiembre pasado, un ganadero de Bisaurri, en la zona oriental del Pirineo, se topó con un oso a apenas un kilómetros de las casas de uno de los pueblos de ese municipio. Y meses antes, en la misma comarca de la Ribagorza, fue atacado un rebaño cerca de Castanesa.

En principio parece descartado que las huellas encontradas en Hecho correspondan a Claverina, la hembra liberada en Francia en octubre. Su rastro se ha situado en las últimas semanas en el valle navarro del Roncal, aunque desde su suelta ha campado también por el de Hecho.

A Neré se le atribuyó un ataque en Aísa en otoño. Nació en 1997 en el valle de Arán, nada más llegar sus padres desde la Europa Central y se mueve entre la zona de Aspe y Ossau, en Francia, y los valles de Roncal (Navarra), Ansó, Hecho, Aragüés y Aísa.

Precisamente, el Gobierno francés tomó la decisión, unilateral, de soltar a dos hembras en el Pirineo para que se aparearan con Neré y Canelito, los dos machos que viven en la zona más occidental del macizo. Este último es el único que todavía conserva genes de la especie autóctona. 

El alcalde de Hecho, Luis Gutiérrez, ha estado este domingo en el lugar donde han aparecido las huellas. Dijo que “parece ser que son de oso” y apunta a Neré. No obstante, “no está claro si hay más huellas en otros lugares y tampoco sabemos hacia dónde se mueve”. 

Los osos han despertado ya de su letargo. La presencia de Neré viene a sumarse a la incertidumbre que provoca entre los ganaderos la proximidad de Claverina. De momento, el ganado no está en los pastos de montaña. Además, personal técnico y guardas de Medio Ambiente del Gobierno navarro vigilan los movimientos de la osa. En esa Comunidad se informó a las entidades locales y a los pastores de la situación, y se hizo público un comunicado explicando que desde mediados de febrero ha realizado desplazamientos cortos alrededor de la osera en la que ha hibernado, hasta que a finales de marzo empezó a moverse a distancias más grandes por los mismos lugares donde estuvo en otoño.

Etiquetas
Comentarios