Huesca

Huesca provincia

Las maniobras de la UME llegan a su fin con 261 incidencias simuladas y dos accidentes

El gran simulacro de emergencias se clausura este jueves tras cuatro días intensos de actividad con la visita del ministro Fernando Grande-Marlaska. 

El Ejercicio Conjunto Combinado ‘Aragón 2019’ organizado por la Unidad Militar de Emergencias llega a su fin, después de cuatro intensos días de actividad en las comarcas de la Jacetania, Alto Gállego y Hoya de Huesca. Se han inyectado un total de 400 incidencias, de las cuales 261 han tenido participación real de diferentes equipos de emergencias. En total, han sido 3.500 los efectivos que han tomado parte, entre los que destacan más de 20 equipos de intervención directa o 7 de riesgos tecnológicos, entre otros. Y ha sido la primera vez que se han activado los mecanismos de Protección Civil de la Unión Europea, con acuerdos bilaterales con Francia.

En esta última jornada de macrosimulacro, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska ha conocido in situ algunos de los escenarios en los que se han simulado diferentes situaciones de peligro y riesgo. Estaba prevista también la visita de la ministra de Defensa, Margarita Robles, a la que ha excusado, ya que una indisposición de última hora le ha impedido acudir.

El ministro ha mandado todo su afecto y reconocimiento a los heridos de ambos accidentes ocurridos en el desarrollo del simulacro. El primero el sábado pasado, con un leve accidente de circulación de un camión de la UME, y el segundo el avión militar “con los voluntarios y miembros del ejército que se siniestró al tomar tierra y se salieron de pista”. Grande- Marlaska ha destacado en Jaca la importancia de estos simulacros, “con el fin de dar la mayor realidad y de que si alguna vez desgraciadamente nos tuviéramos que enfrentar a una catástrofe natural, pudiéramos actuar debidamente sin pérdida de tiempo y de recobrar la normalidad para el conjunto de la ciudadanía”.

Los dos accidentes que han ocurrido “son consecuencia de cómo se trata de actuar, de trabajar en lo que sería el objeto de la emergencia declarada”. Y ha añadido que no se trabaja con mayor tranquilidad en los simulacros, “se trata de que de la misma circunstancia, razones por las cuales debemos reconocer mucho más el trabajo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, del Ejército, de los voluntarios, Cruz Roja y organizaciones, particulares y empresas”. En este sentido ha resaltado la importancia de la coordinación. Y ha concluido diciendo que “sin práctica no hay conocimiento”.

El ministro ha conocido el Mando Operativo Integrado (MOPI) instalado en la Escuela Militar de Montaña y Operaciones Especiales de Jaca, la morgue en la pista de hielo, y un escenario con diferentes supuestos en un puente sobre el río Aragón: achique de agua con autobombas, rescate de una víctima desde una embarcación a un helicóptero, búsqueda de víctimas en grandes áreas, contención de vertidos en el río y extracción o un accidente de un vehículo con mercancías peligrosas.

Etiquetas
Comentarios