Aragón
Suscríbete

aragón

Un salvavidas para los menores: "Cada vez llegan casos más complejos"

La Fundación para la Atención Integral del Menor (FAIM) celebra sus 20 años con una exposición, en la Gran Vía de Zaragoza, en la que informa de su trabajo para ofrecer oportunidades a chicos con dificultades en su desarrollo personal y social.

Andrea Serón (de pie), insertora sociolaboral, y Sara Cantero, trabajadora social, en el Espacio Ariadna de FAIM, este jueves en Zaragoza.
Andrea Serón (de pie), insertora sociolaboral, y Sara Cantero, trabajadora social, en el Espacio Ariadna de FAIM, este jueves en Zaragoza.
José Miguel Marco

Desde mediados de noviembre, la Gran Vía de Zaragoza acoge unos paneles informativos que encierran la valiosa labor que la Fundación para la Atención Integral del Menor (FAIM) lleva haciendo durante 20 años en Aragón con chicos con dificultades en su desarrollo personal y social. "Son menores, adolescentes y jóvenes dañados, que por diferentes circunstancias no pueden permanecer en el entorno familiar. Siempre puede haber una salida y un refugio. Hay gente disponible, accesible y preparada para poder sobre todo escucharles, acompañarles y apoyarles", sostiene Sara Cantero, trabajadora social de la Fundación.

Esta entidad sin ánimo de lucro nació en 2002 con el propósito de gestionar centros de protección y justicia de menores y con el tiempo ha desarrollado también programas de vivienda e inserción a chavales en proceso de autonomía o el Espacio Ariadna, en el que se atiende a adolescentes, jóvenes y a sus familias con problemas de convivencia. "FAIM surge para apoyar el trabajo del Gobierno aragonés en la atención de menores en el ámbito de la protección y la reforma. Eso supone gestionar algunos servicios, vía contratos públicos", señala José Miguel Ausejo, director técnico y responsable de formación.

En la actualidad, la Fundación trabaja en Zaragoza, Teruel y La Rioja. En la capital aragonesa gestiona 4 centros de protección de menores, el Centro de Educación e Internamiento por Medida Judicial (Ceimj) y varios pisos para la atención de jóvenes que van camino de su autonomía. En Teruel, dos centros de protección y una vivienda hogar; y en Logroño, el Centro de Atención Inmediata al Menor. Para esa vasta labor, cuenta con un equipo de 170 profesionales, la mayoría educadores sociales. "También hay psicólogos, trabajadores sociales, psiquiatras... Depende un poco de cada centro", informa Ausejo.

Algunos datos más. Tal y como figura en la memoria de actividad de 2022, un total de 231 personas usuarias en situación de vulnerabilidad fueron atendidas el año pasado en los diferentes recursos residenciales de protección y justicia juvenil. Además, 50 jóvenes pasaron por el programa de empleo y formación (25 de los cuales lograron un trabajo) y 268 familias recibieron atención terapéutica y otras 255, intervención socioeducativa en el Espacio Ariadna.

Ausejo -que lleva 15 años trabajando en la Fundación- resalta que en la última década hay un aumento de la complejidad de los casos que atienden. "Constatamos que lo que se ha ido produciendo de una manera lenta es que cada chaval -chico/a- que llega, viene con experiencias vitales más complejas. Ese nivel de sufrimiento tiene repercusiones y consecuencias en la vida cotidiana. Y si nos remontamos más atrás, desde la crisis (económica) de 2008 la situación de muchas familias ha empeorado gravemente", cuenta.

Por su parte, Pepe Mateos -responsable de todos los coordinadores de las residencias y que lleva en FAIM desde sus inicios- apunta que los perfiles de los chicos van cambiando y los tipos de familia son distintos también. "La casuística es muy diferente, aunque no deja de ser la adolescencia, que es una época de crisis. Por ejemplo, los factores asociados al consumo de tóxicos y el acceso a las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) tienen una influencia muy potente en adolescentes y niños. En general, es un trabajo que precisa de una mayor especialización porque van surgiendo nuevas necesidades que combinan desde lo asistencial a lo educativo-social", subraya.

"Hay una mirada más digna de la infancia y la adolescencia. Más cercana y muy centrada en lo que ellos necesitan"
"Una vez terminan su proceso y se van, la Fundación siempre permanece abierta para estos chavales"

Asimismo, el coordinador de Protección recalca que la entidad da un valor esencial a capacitar y formar a los profesionales que luego tratan a los chavales. "Hay una mirada más digna y ajustada de la infancia y la adolescencia. FAIM surge con la idea de dar una respuesta diferente; más cercana y muy centrada en lo que ellos necesitan desde el respeto y el buen trato. No hay un sentido mercantilista; es más un trabajo muy prosocial", dice.

Sara Cantero hace hincapié que esta entidad social es un sitio "seguro" al que acudir y que les permite tener la posibilidad de tener una vida digna, autónoma e independiente. "Pese a toda la dificultad que eso conlleva. Y una vez que terminan el proceso y se van, la Fundación siempre permanece abierta para estos chavales. Se intenta ser una red de apoyo", explica.

Esta trabajadora social está a cargo de los dos pisos mixtos de emancipación de Zaragoza (programa de transición a la vida independiente, del IASS) con 9 plazas en total. Acoge a jóvenes mayores de edad que han pasado previamente como menores por el sistema de protección del Ejecutivo aragonés y que ya no están tutelados. "Es un recurso muy interesante porque siguen necesitando un acompañamiento y una guía para su proceso vital. Se les da una cobertura de vivienda, alimentación y entran en un programa formativo-laboral. Al final, son chavales que están bastante solos; no tienen un entorno propio acogedor", advierte Cantero, para quien es muy importante que los chicos conozcan todos los recursos que tienen a su alcance.

Para Andrea Serón, insertora sociolaboral, FAIM les aporta un acompañamiento constante. "Por una cosa u otra, están dañados. Y tener este sostén -tanto en vivienda, inserción laboral o terapia o bien en ocio y tiempo libre- les da como una base", observa por su parte.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión